La Nación - Honduras

[Ediciones Anteriores] Domingo 22 de octubre, 1995
San José, Costa Rica






Centro América A portada Honduras


Jueces se defienden

Tegucigalpa. (ACAN-EFE)
Los jueces hondureños, ahora enfrentados no sólo a delincuentes comunes sino a militares enjuiciados por violar los derechos humanos y funcionarios acusados de corrupción, están aprendiendo a ""halar el gatillo" para defenderse por si algún atrevido osa atacarles.

La prensa local ilustra sus primeras planas de ayer, sábado, con la imagen del juez Roy Medina -quien ha ordenado la detención de tres oficiales de las Fuerzas Armadas- pistola en mano y con una pose que ya envidiría cualquier vaquero tejano, durante prácticas de tiro que se efectuaron el pasado viernes.

La Corte Suprema de Justicia y la policía de Honduras están preparando un sistema de seguridad para los jueces, en vista de que varios de ellos han recibido amenazas y presiones de sectores poderosos, involucrados en importantes juicios.

Pero las autoridades no se conforman con que los funcionarios judiciales sean custodiados por guardaespaldas fuertemente armados, como es el caso de Medina, sino que quieren que los jueces se defiendan personalmente en alguna emergencia.

Y para demostrar que no es cosa de juego, los principales jueces de Tegucigalpa tuvieron su primera sesión de entrenamiento en un campo de tiro, donde instructores de la policía les orientaron para hacer, en algunos casos, sus primeros disparos.

A pesar de su novatez, los jueces se entusiasmaron en su nueva actividad y no tuvieron mayores problemas para pasar de practicar con pistolas calibre 22 a calibre 38, e incluso algunos de ellos demostraron que tienen potencial como para vérselas con algún matón que se atreva a desafiarles.

Al parecer, los magistrados de la propia Corte Suprema sintieron envidia porque sus subalternos andan por allí jugando a los vaqueros, y decidieron que también ellos darán sus pistoletazos, para lo cual ya tienen reservado el cupo en el campo de tiro, para la próxima semana.

La instrucción de tiro se extenderá a magistrados de cortes de apelaciones y secretarios y escribientes de los tribunales, y hasta a los periodistas que cubren el área judicial.

Según los informes de prensa, el juez Jorge Burgos, titular del Juzgado Segundo de Letras de lo Criminal, fue el mejor tirador, y no se quedó atrás Roy Medina, del Juzgado Primero y centro de la atención general porque tiene en la mira nada menos que a diez militares acusados de un secuestro que ocurrió en 1982.

Medina ordenó el pasado martes, para sorpresa de muchos sectores, la captura de tres de esos diez militares, a quienes la Fiscalía de Derechos Humanos acusa de la detención ilegal y tentativa de asesinato contra seis estudiantes universitarios.

Este juez tiene a su cargo el juicio por corrupción contra el ex presidente Rafael Callejas y sus ex ministros, y en su tribunal, aunque manejados por el juez auxiliar Rafael Castro, se ventilan los casos del tráfico de pasaportes, por el que está preso el ex canciller Ernesto Paz, y el del desaparecido Nelson McKay, en el que pueden estar involucrados varios militares.

El presidente hondureño, Carlos Roberto Reina, impulsa una "revolución moral'' para, mediante la debida administración de la justicia, terminar con la impunidad y la corrupción en este país centroamericano.


Cambian informe de accidente

Tegucigalpa. (ACAN-EFE)
El informe clave de un accidente aéreo ocurrido hace seis años en Honduras, con un saldo de 131 muertos, fue cambiado para liberar de culpa a los pilotos y la aerolínea, se denuncia en un libro que acaba de publicarse.

César Montes Lagos, padre de una de las víctimas y experto en seguros e investigador de siniestros, afirma en el libro ""Vuelo 414-Crimen sin castigo'' que el informe de la ""caja negra'' fue sustituido por otro que es ""totalmente diferente'' al que prepararon los técnicos que investigaron el accidente.

Montes Lagos es el padre de César Montes Mantilla, uno de los 131 muertos en la tragedia, que ocurrió poco antes de las 8:00 de la mañana (14:00 GMT) del 21 de octubre de 1989 en Las Mesitas, unos 30 kilómetros al sur de Tegucigalpa, cuando el avión Boeing 727 de la aerolínea hondureña SAHSA se aprestaba a aterrizar en el aeropuerto Toncontín.

La aeronave, que cayó a tierra sin que el piloto informara antes de algún problema, hacía la ruta San José-Managua-Tegucigalpa y transportaba a 146 personas (entre pasajeros y tripulantes, hondureños y extranjeros), de las cuales sólo 15 sobrevivieron.

Según Montes Lagos, en la grabación de la ""caja negra'' se comprueba ""la falta de profesionalismo de la tripulación'', en particular del capitán Raúl Argueta y el copiloto Reinerio Canales, quienes ""venían preocupados e interesados en muchas otras cosas personales, pero no estaban atentos a realizar un descenso normal hacia la pista de Toncontín''. El autor señala que se sustituyó la transcripción de la ""caja negra'' en el expediente del juicio que un juzgado de Tegucigalpa llevó contra Argueta, Canales y el ingeniero de vuelo Marco Esteban Figueroa, quien falleció posteriormente.

Los tres tripulantes fueron encausados, por el presunto delito de homicidio culposo, por los familiares de las víctimas, pero el juzgado los absolvió, decisión que fue ratificada por la Corte de Apelaciones.

Argueta y Canales estuvieron encarcelados un día y quedaron en libertad bajo fianza.

Montes Lagos dice que una comisión de la Dirección de Aeronáutica Civil ""copió íntegramente el informe'' de los técnicos de EEUU, pero en vez del informe de la ""caja negra'' introdujo un apéndice ""que es algo nuevo'' y que no contiene, señala, todo lo que se habló en la cabina en los momentos previos a la tragedia.

La transcripción original, reproducida en el libro, evidencia, según Montes Lagos, que los pilotos no habían dormido suficiente o habían ingerido bebidas alcohólicas horas antes de salir de San José, de donde la aeronave había partido poco después de las 6:00 horas locales (12:00 GMT).

El informe general señala que ""la causa probable del accidente fue que la tripulación no observó con exactitud el procedimiento y perfil del descenso instrumental'', lo cual fue agravado por ""las condiciones meteorológicas adversas al momento en que el piloto ejecutaba la aproximación''. Esta conclusión coincide con versiones de fuentes de la aviación comercial hondureña, que, cuando estaba reciente la tragedia, señalaron que ésta fue causada por un ""error humano''. Montes Lagos dice que, antes de que la Corte de Apelaciones ratificara el fallo del juzgado, descubrió la sustitución del informe en el expediente, y aunque les entregó el original a los magistrados, se confirmó la absolución.

La Corte de Apelaciones estaba integrada entonces por Raúl Barnica López, Héctor Fortín e Israel Turcios, el único que se opuso a la decisión de absolver a los pilotos y a la aerolínea.

El autor también cuestiona que la Corte Suprema de Justicia cambió, sin justificación aparente, al juez Misael Mejía, que inició las investigaciones, y nombró a Rubén Núñez, quien absolvió a los acusados.

Seis años después de la tragedia, la aerolínea SAHSA está en quiebra y hace frente a un complicado pleito judicial con sus ex trabajadores, que exigen el pago de sus derechos laborales.

Mientras, los familiares de las víctimas tienen ayer, sábado, su conmemoración anual, con una misa en el lugar del accidente, donde se construyó un monumento en memoria de los fallecidos.



Honduras busca reincorporarse

Tegucigalpa. (ACAN-EFE)
Honduras inició gestiones para reincorporarse al Acuerdo de San José, mediante el cual México y Venezuela venden petróleo a los países centroamericanos en condiciones ventajosas, y del que esta nación se retiró hace tres años.

El Gobierno hondureño pidió a una misión mexicana que realiza una gira por la región que el pacto también incluya petróleo refinado porque el país no puede importar crudo, pues carece de una refinería desde que en 1992 cerró la planta que la empresa estadounidense Texaco tenía en Puerto Cortés, en el Caribe.

El viceministro de Economía, Edwin Araque, dijo ayer, sábado, que, debido al cierre de la refinería, Honduras prefirió retirarse del acuerdo, y ahora espera que en 1996 puedan iniciarse las compras de petróleo refinado.

Una misión hondureña viajará a México para conocer la disposición de ese país de atender la solicitud, pues la delegación, que se reunió el viernes con funcionarios locales, no tiene poder de decisión.

El Acuerdo de San José, firmado en 1982, permite a los países centroamericanos pagar el 80 por ciento de su factura petrolera con México y Venezuela, que otorgan el 20 por ciento restante en financiación a largo plazo para proyectos de infraestructura.

La delegación de México, integrada por funcionarios de varios ministerios y de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (PEMEX), inició el pasado 16 de octubre una gira por Centroamérica para evaluar los términos del acuerdo.

"Venimos a platicar para saber cuáles son las fallas del pacto, en qué no opera, qué reformas o adecuaciones tendrían que hacerse para un conveniente funcionamiento'', dijo el embajador mexicano en Honduras, Servando Chávez.

El pacto será analizado por los presidentes del istmo con su colega mexicano, Ernesto Zedillo, en la reunión de Tuxtla Gutiérrez II, que se celebrará en febrero de 1996 en Costa Rica.

Zedillo expondrá a sus homólogos ""posibles caminos para hacer más operativo'' el acuerdo, indicó un portavoz de la legación mexicana en Honduras.

El embajador Chávez destacó que Honduras ha cumplido con sus pagos dentro del programa y es uno de los países que más ha aprovechado el 20 por ciento de la factura petrolera para obras de infraestructura y electrificación rural.



Selección contra Ucrania

Tegucigalpa. (ACAN-EFE)
La selección de fútbol de Honduras se enfrentará a su similar de Ucrania el 19 de noviembre próximo, como parte de su preparación para participar en la Copa de Naciones de Centroamérica, que se disputará en El Salvador, se informó ayer, sábado.

Una fuente de la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras (FENAFUTH) indicó que el partido contra los ucranianos se jugará en el Estadio Nacional, de Tegucigalpa, el domingo 19 de noviembre.

El equipo de Honduras, dirigido por el entrenador nacional Carlos Cruz Carranza, también tiene programado enfrentarse al Sport Cartaginés, de Costa Rica, el 2 de noviembre en Cartago y el día 8 en Tegucigalpa.

Contra el Municipal, de Guatemala, la selección hondureña disputará un primer partido el 15 de noviembre en ciudad Guatemala y otro el día 22 en la capital hondureña.

Honduras perdió por 0-1 ante Jamaica en su primer juego de preparación, el pasado miércoles en Kingston.

La Copa de Naciones, organizada por la Unión Centroamericana de Fútbol (UNCAF) se disputará del 29 de noviembre al 10 de diciembre en San Salvador y Santa Ana, g será clasificatoria para la Copa de Oro de la Confederación Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (CONCACAF), a celebrarse en enero de 1996 en EEUU.

Honduras está en el segundo grupo de la Copa de Naciones, que jugará en Santa Ana, junto a Guatemala y el equipo que resulte ganador entre Nicaragua y Panamá.

Se espera que la actual selección hondureña sea la base del equipo que buscará la clasificación al Mundial Francia'98, etapa para la cual todavía no se ha nombrado al entrenador, aunque hay unos 20 aspirantes al cargo, la mayoría extranjeros.



Se inicia exhumación

Tegucigalpa. (ACAN-EFE)
Un equipo de antropólogos forenses iniciará hoy, domingo, en la región oriental de Honduras, el reconocimiento y, posiblemente, la excavación de los lugares donde estarían enterrados los restos de tres personas que desaparecieron en la década de los ochenta.

Stefan Smith, uno de los especialistas, dijo ayer, antes de viajar a la zona, que entre sábado y domingo reconocerán y localizarán los sitios donde harán las excavaciones, que podrían iniciarse hoy mismo.

Los trabajos se realizarán en las aldeas de San Martín y El Maguelar, en el departamento de El Paraíso, sector fronterizo con Nicaragua, donde estarían los cadáveres de los hondureños Gustavo Morales y Rolando Vindel, y de un salvadoreño que desaparecieron en marzo de 1984.

Otro hondureño, Hans Madison López, estaría enterrado en La Pirámide, en el departamento central de Comayagua, donde la exhumación será tras finalizar los trabajos en El Paraíso, según la Fiscalía de Derechos Humanos del Ministerio Público.

Smith dijo que esperan concluir las primeras labores dentro de una semana.

Los otros miembros del equipo de especialistas son el chileno David del Pino y los estadounidenses William Haglund y Clyde Snow, quien llegará el lunes a Honduras.

Esta será la tercera exhumación que se hará en Honduras en busca de víctimas de la ""guerra sucia'' de los años ochenta, cuando 184 hondureños y extranjeros fueron desaparecidos por las fuerzas de seguridad, según el Comisionado de Derechos Humanos, estatal, Leo Valladares.

En junio de 1994 se hallaron seis cadáveres en una localidad de El Paraíso, pero no fueron identificados, y en diciembre se exhumaron los restos de Nelson McKay, quien fue secuestrado en febrero de 1982 y es el único de los 184 desaparecidos que ha sido encontrado e identificado, hasta ahora.

Los antropólogos también intentarán identificar unas osamentas halladas en un sector residencial de Tegucigalpa y que se cree sean del dirigente sindical Estanislao Maradiaga, desaparecido en 1980.

Organismos privados y estatales de derechos humanos señalan a un ""escuadrón de la muerte'' creado por las Fuerzas Armadas como el principal ejecutor de las desapariciones forzadas en Honduras.

Tres oficiales, de diez enjuiciados por la Fiscalía de Derechos Humanos por la desaparición temporal de seis estudiantes en 1982, están prófugos de la justicia después de que un juez civil ordenó su captura, el pasado martes.


Vuelve al inicio

Este material tiene derechos reservados © y no debe ser reproducido sin el permiso explícito del Diario o del servicio en línea. La Nación Edición Electrónica es un servicio de La Nación, S.A. ®. Para mayor información, escriba a webmaster@nacion.co.cr