[Ediciones Anteriores] Jueves 18 de enero, 1996
San José, Costa Rica






Centro América A portada

Honduras



Venden nacionalidad hondureña a chinos

Honduras (ACAN-EFE)

La venta de la nacionalidad y documentos de Honduras a miles de chinos es un negocio de 500 millones de dólares atizado por la devolución de Hong Kong del Reino Unido a China, prevista para 1997, según diversas fuentes oficiales hondureñas.

El caso, considerado por el presidente hondureño, Carlos Roberto Reina como ““uno de los mayores escándalos'' de este país centroamericano, es investigado por las policías de Honduras, EEUU, Hong Kong y del Reino Unido (Scotland Yard).

Las investigaciones han confirmado que se trata de una red de venta de documentos hondureños, auténticos y falsos, para chinos de Hong Kong y Taiwán, con asidero en un decreto para la venta de la nacionalidad emitido por el Gobierno de Rafael Callejas.

El jefe de la Dirección de Investigación Criminal (DIC), Wilfredo Alvarado, informó de que los principales sospechosos de la operación son la ex cónsul honoraria de Honduras en Hong Kong, Julie Ng, y su esposo, el nicaraguense René Contreras, ambos con estrechos vínculos en altas esferas del Gobierno pasado.

Según las investigaciones, para vender la nacionalidad la Administración Callejas abrió cuentas bancarias en el extranjero a nombre del Banco Central de Honduras (BCH), para que los chinos depositaran el dinero, pero en realidad algunas correspondían a personas hasta ahora no identificadas.

Esta es una cara del negocio, pero Alvarado explicó que cuando un aspirante a obtener la nacionalidad hondureña no cumplía los requisitos legales le fabricaban los documentos, lo cual le costaba hasta 100.000 dólares.

Las falsificaciones se hacían tanto en Honduras, en una imprenta clandestina, como en Hong Kong, donde se descubrió una máquina falsificadora de sellos, indicó Alvarado, y añadió que los pasaportes se falsificaban con papel fabricado en una imprenta estatal, ahora privatizada.

Scotland Yard y policías de Hong Kong investigan en Honduras desde la semana pasada, luego de la detención de seis chinos y el decomiso de documentos falsos en aquella ciudad asiática.

La oficial de la DIC Gina Ramos, quien participó en las investigaciones en Hong Kong, precisó que se trata de pasaportes, tarjetas de identidad y licencias de conducir hondureños.

Los documentos los envió desde Tegucigalpa un taiwanés que hace algunos años estuvo preso por presunta falsificación de documentos hondureños y quien habría huído hacia EEUU, agregó.

Según Ramos, los documentos eran para chinos que ni siquiera vinieron a Honduras y que pagaron hasta 100.000 dólares por ellos, mientras que el decreto establece 25.000 dólares por jefe de familia y 3.000 por cada dependiente.

Ramos subrayó que se desconoce el paradero de la ex cónsul y de su esposo, aunque se cree que están en EEUU. La pareja puede ser demandada por estafa por quienes compraron documentos falsos.

La investigadora señaló que, aunque sólo se encontraron 25 pasaportes enviados desde Honduras, se sabe ““que en Hong Kong se extendieron unos 2.000, que se hacían y entregaban allá mismo''. En las investigaciones ““se trabajará en conjunto con la policía británica y la de Hong Kong'', dijo Ramos, y aclaró que todavía no hay ““ningún indicio'' de que la falsificación de documentos hondureños esté vinculada al narcotráfico.

Según la oficial, los chinos compran la nacionalidad y documentos hondureños para tener acceso a EEUU, y porque Hong Kong dejará de ser colonia británica en 1997.

"Ellos quieren tener pasaportes hondureños para salir y entrar libremente a China'', ante las restricciones que imponen las autoridades de ese país, explicó.

El ex canciller Ernesto Paz -quien estuvo preso por su presunta vinculación en el tráfico de pasaportes oficiales y otras irregularidades- entregó a un juzgado, antes de dejar el cargo en abril de 1995, un informe sobre la nacionalización de chinos.

Paz aseguró que ““la estafa del siglo'' representó más de 500 millones de dólares, cifra que el presidente Reina ratificó el martes en una rueda de prensa, cuando dijo que ““se ha hablado de 5.000 millones'' de lempiras, cantidad equivalente a aquella.

Según el ex canciller, en los registros oficiales sólo aparecían unos 2.000 ““chinos-hondureños'', pero en realidad fueron 18.000 los beneficiados.


Arrestos en Honk Kong

Honduras (ACAN-EFE)

La policía de Hong Kong arrestó a seis chinos e incautó varios paquetes de documentos hondureños falsificados, procedentes de Honduras y por los cuales se pagaron hasta 100.000 dólares, informó ayer, miércoles, en Tegucigalpa una fuente oficial.

Gina Ramos, una oficial de la Dirección de Investigación Criminal de Honduras (DIC) que cooperó en las operaciones policiales en Hong Kong, precisó que se decomisaron pasaportes, tarjetas de identidad y licencias de conducir falsificadas.

Los documentos fueron enviados desde Tegucigalpa, vía correo rápido, por miembros de una banda de traficantes de ilegales que opera con conexiones en Hong Kong e integrada por hondureños y chinos.

Ramos indicó que la documentación era para personas que compraron la nacionalidad hondureña gracias a un decreto emitido en el Gobierno del presidente Rafael Callejas y para otras que ni siquiera se habían naturalizado como hondureñas.

El decreto, que según las actuales autoridades hondureñas dio lugar a ““la estafa del siglo'', establece la venta de la nacionalidad por 25.000 dólares para el jefe de familia y por 3.000 dólares para sus dependientes.

Ramos dijo que muchos chinos no compraron la nacionalidad, pero pagaron ““más de 100.000 dólares por todo el paquete de pasaporte, licencia de conducir y cédula'' hondureñas.

Según investigaciones gubernamentales, para vender la nacionalidad la Administración Callejas abrió cuentas bancarias en el extranjero a nombre del Banco Central de Honduras (BCH), para que los chinos depositaran el dinero, pero en realidad algunas correspondían a personas hasta ahora no identificadas.

El presidente Carlos Roberto Reina dijo que este ““es uno de los mayores escándalos que ha habido en Honduras en las últimas décadas'', y que su Gobierno ““está obligado a investigar y a castigar a los culpables''. La oficial de la DIC indicó que los agentes de Hong Kong detuvieron a los chinos e incautaron la documentación en allanamientos a dos viviendas en aquella ciudad asiática.

Agentes de la policía de Hong Kong se encuentran en Honduras desde la semana pasada, trabajando con autoridades locales en la investigación del caso.


Critican nombramiento de representante ante ONU

Honduras (ACAN-EFE)

El Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) calificó como una "debilidad de la revolución moral'', que el presidente, Carlos Roberto Reina, haya anunciado que el jefe de las Fuerzas Armadas será nombrado en un cargo en las Naciones Unidas.

Reina anunció el martes que el jefe de la institución castrense, general de División Luis Alonso Discua, quien cesará en el cargo el próximo 27 de enero, pasará a ocupar el cargo de delegado ante el Consejo de Seguridad de la ONU, en Nueva York.

Bertha Oliva, coordinadora del COFADEH, indicó que la decisión de Reina, de nombrar a Discua en la ONU, ““es una debilidad de la revolución moral y una bofetada más que recibimos los familiares de los desaparecidos, y con nosotros la sociedad hondureña''. El nuevo cargo a Discua ““es un premio para legitimar la impunidad y seguir encubriendo a los militares que tuvieron responsabilidad en las desapariciones forzadas en los años ochenta'', acotó Oliva.

A su juicio, los implicados en delitos de lesa humanidad ““no deben ser nombrados ni enviados a ningún país o cargo, sino directamente a la justicia''. Añadió que el general Discua está implicado en las desapariciones desde que fue jefe del batallón ““3-16'', un cuerpo especial en operaciones de contrainsurgencia creado en el decenio pasado, y que su responsabilidad ha continuado durante el tiempo que ha ejercido el cargo de máximo jerarca de los militares.

El COFADEH considera que Discua ““ahora podrá esconderse con un cargo en las Naciones Unidas, pero en algún momento será llamado a los tribunales para que responda por su responsabilidad en la desaparición de personas, como señala el informe del Comisionado de Protección de los Derechos Humanos'', Leo Valladares, de 1993.

El informe del Comisionado señala que en la década de los ochenta en Honduras desaparecieron 184 personas, entre nacionales y extranjeros, delitos en los que tuvieron responsabilidad autoridades militares y civiles.

La decisión de Reina de nombrar a Discua como delegado en el Consejo de Seguridad de la ONU, ““es una acción que no tiene nombre y una debilidad de la revolución moral'', enfatizó Bertha Oliva.

Por la desaparición temporal en abril de 1982, de seis estudiantes universitarios, en julio de 1994 fueron acusados diez oficiales militares, entre activos y retirados, de los que tres andan prófugos después que en octubre pasado un juez civil dictó orden de captura en su contra.

Las Fuerzas Armadas y los abogados defensores alegan que los acusados tienen el beneficio de una amnistía decretada en 1991.

En ese sentido, la Corte Primera de Apelaciones aceptó hace dos semanas tres recursos de amparo en favor de los militares, en un apretado fallo de dos votos a favor y uno en contra.

La decisión de la Corte de Apelaciones fue cuestionada por los organismos humanitarios y otros sectores sociales del país, que esperan una rectificación de la Corte Suprema de Justicia, quien analiza el caso y dictaminará en los próximos días.


Detenidos indígenas indocumentados

Honduras (ACAN-EFE)

La policía de Honduras detuvo a diez indios indocumentados que entraron ilegalmente al país desde Nicaragua con destino a EEUU, informó ayer, miércoles, una fuente de la Dirección de Investigación Criminal (DIC).

Los asiáticos fueron detenidos el martes en la aldea Guanacastillo, cerca de la carretera entre la ciudad de Choluteca, región sur de Honduras, cuando se transportaban en un vehículo hacia Tegucigalpa.

La DIC también capturó al hondureño Arnaldo Zelaya y a los nicaraguenses Jeremías Delgado y Valerio Guzmán, supuestos miembros de una banda de traficantes de ilegales, que acompañaban a los indios.

Los indocumentados ingresaron a territorio hondureño por el sector de Guasaule, fronterizo con Nicaragua, dijo la fuente.

Agregó que los indios serán deportados por la Dirección de Migración, mientras que los otros tres detenidos serán enjuiciados en un tribunal de Choluteca, por el delito de tráfico de ilegales.

Esta es la primera detención de indocumentados realizada en 1996 por la policía hondureña.

Las autoridades de Honduras creyeron que el tráfico de ilegales disminuiría tras la detención de la peruana Gloria Canales, presunta cabecilla de una banda internacional que ha enviado a miles de extranjeros indocumentados a EEUU.

Canales está presa en Tegucigalpa desde principios de diciembre pasado, y la DIC investiga la posible complicidad de funcionarios de Migración en el tráfico de ilegales.

Durante 1995, entre 120 y 150 extranjeros indocumentados -indios, chinos, peruanos, ecuatorianos y dominicanos- fueron detenidos en su tránsito por Honduras rumbo a EEUU.

Según fuentes de la embajada de Estados Unidos en Honduras, unos 10.000 ilegales pasan anualmente por la región con destino a aquel país.


Jugarán con Selección sub-23 de Colombia

Honduras (ACAN-EFE)

La selección de Honduras, que fracasó en la Copa de Oro que se disputa en Estados Unidos, jugará el 4 de febrero próximo un partido amistoso con la Sub-23 de Colombia, informó ayer, miércoles, una fuente oficial en Tegucigalpa.

El presidente de la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras (FENAFUTH), Jorge Abudoj, dijo que el juego se celebrará en el Estadio Nacional, de Tegucigalpa, con capacidad para 40.000 espectadores.

El equipo hondureño lo dirige, desde hace un mes, el entrenador brasileño Ernesto Rosa Guedes, quien tiene contrato firmado por tres años, con la idea de clasificar al país centroamericano al mundial de Francia'98.

Los hondureños, dirigidos por Rosa Guedes, fueron eliminados en la primera ronda de la Copa de Oro que se juega en Estados Unidos, donde perdió 1-3 contra Canadá y 0-5 ante Brasil.

La selección, que ha sido duramente criticada por la prensa deportiva, regresó el martes de Estados Unidos, y hoy, jueves, inicia su preparación para el partido contra Colombia.

Para el mundial de Francia, Honduras tendrá que eliminarse con México y otros dos países del Caribe que no han sido confirmados.


Vuelve al inicio

Este material tiene derechos reservados © y no debe ser reproducido sin el permiso explícito del Diario o del servicio en línea. La Nación Edición Electrónica es un servicio de La Nación, S.A. ®. Para mayor información, escriba a webmaster@nacion.co.cr