Costa Rica, Domingo 23 de septiembre de 2007

/ÁNCORA

Estadísticas Resultados Posiciones Calendario Jugadores

Música

Silvestre Revueltas,entre mitos y realidades

  Admirable LA MÚSICA DE HISPANOAMÉRICA TIENE UNA DEUDA DE GRATITUD CON ESTE CREADOR MEXICANO

Alejandro Cardona | changoalaye@gmail.com

El universo musical mexicano es vastísimo y de una pluralidad impresionante. La música “popular” mexicana abarca un espacio de enorme riqueza: podemos hablar de las músicas indígenas, de las mestizas regionales, de los géneros urbanos, incluyendo una tradición propia en el bolero y el danzón, entre otras.

En el mundo menos visible de la música “clásica” o “culta”, encontramos también un panorama amplio y hasta pionero (como las propuestas microtonalistas de Julián Carrillo). También en la primera mitad del siglo XX, dos grandes figuras contrapuestas: Carlos Chávez y Silvestre Revueltas. El primero, el músico del oficialismo político, autoproclamado “el” composi-tor mexicano. El segundo, con personalidad e historia muy diferentes, nacido el último día de 1899 en un pueblo de hermoso nombre: Santiago Papasquiaro ( Durango).

Mito. Hasta hace relativamente poco tiempo, Revueltas era una figura menospreciada, contrapuesta a la imponente y exitosa de Carlos Chávez, y con características que facilitaron la construcción de un mito en torno a su persona.

Sin duda, hay que reconocer la labor de Chávez, quien –con todo el poder político musical en sus manos– impulsó el desarrollo de la música mexicana; pero, en el mito revueltiano, la imagen que prevaleció fue la del bohemio, bonachón y borracho, militante de izquierda, musicalmente inspirado y espontáneo, hasta genial, pero con poca disciplina de trabajo y poca técnica composicional.

Los testimonios de quienes lo conocieron y los hechos de su vida dan fe de la verdad de casi todas esas características. Por ejemplo, fue presidentes de la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios (LEAR) y formó parte de una delegación de artistas e intelectuales latinoamericanos que viajó a España en apoyo a la República durante la guerra civil. No hay duda de que le gustaba el trago: estuvo internado varias veces a raíz de su alcoholismo, que tal vez contribuyó a su prematura muerte en 1940.

Pero ¿carecía realmente de disciplina de trabajo o de una técnica composicional depurada? Así lo creía Aaron Copland, compositor estadounidense (por lo demás, muy amigo de Chávez), quien escribió, pocos meses después de la muerte de Revueltas: “Era el tipo de compositor espontáneamente inspirado, cuya música era colorida, pintoresca y alegre. Desafortunadamente, nunca fue capaz de escapar de cierto dilentantismo que hace a su mejor obra sufrir de una confección superficial”.

Es curioso que Copland, autor deEl Salón México , obra en la que hace gala del más falso colorido pintoresco y de la confección más superficial, turística, de la música mexicana, haga una aseveración de esta naturaleza; pero más curioso es que no mencione que –sobre todo en su obra madura– Revueltas demuestra un desarrollo impresionante en el lenguaje y en la técnica composicional. Basta escucharHomenaje a Federico García Lorca, Música de feria, Planos, El renacuajo paseador oSensemayá (obra orquestal inspirada en un poema del cubano Nicolás Guillén).

El estudio de sus manuscritos muestra también sumo cuidado en la copia de cada partitura, y muchas de sus obras fueron revisadas varias veces antes de quedar en su forma definitiva. Ningún dilentantismo. Además, tenía una buena formación musical. Después de sus estudios de violín en México, estudió violín y composición en Texas y en la Chicago Musical College, donde se graduó en violín, armonía y composición. Luego pasó un tiempo tocando, haciendo arreglos y dirigiendo pequeñas orquestas en el sur de los Estados Unidos.

Cuando Chávez lo llamó para que colaborara con él en la recién creada Orquesta Sinfónica Mexicana, ya era un músico de trayectoria. Hay que reconocerle a Chávez que no sólo llevó de nuevo a Revueltas a su país, sino que lo impulsó a componer nuevas obras, poniendo la orquesta a su disposición.

Revueltas y su obra. Una de sus obras más sobresalientes es Sensemayá (1938). De esta obra se ha señalado a menudo la influencia de Stravinski y de Ravel (ante todo el Bolero del segundo). Las influencias se oyen, sin duda. Sin embargo, una cosa es la influencia, y otra lo que se hace con ella.

El manejo estructural de la interválica, así como la construcción formal a partir de procesos acumulativos basados en una creciente complejidad polifónica y polimétrica (derivados de la sensibilidad de Silvestre Revueltas por la expresión popular) supera, en mucho, el manejo de estos elementos en, por ejemplo,La consagración de la primavera, de Igor Stravinski.

Revueltas es más compacto en su lenguaje y menos efectista. Asimismo, es más radical en su construcción formal (sólo la introducción de laConsagración muestra algo de la estética acumulativa que Revueltas desarrolla a profundidad enSensemayá ).

Por otro lado, la densificación de la paleta orquestal enSensemayá sólo tiene un parecido superficial con elBolero de Ravel. En Ravel, el conflicto fundamental de la obra es una lucha entre melodía y ritmo (acompañamiento) que llega a un desgarramiento final, en el que el ritmo destruye la expresión melódica. En cambio, en Revueltas, la densificación tímbrica y orquestal es parte de un complejo juego de yuxtaposiciones y superposiciones de diversos elementos temáticos y motívicos interrelacionados, lo que estructura orgánicamente su expresión.

También se ha dicho que Revueltas no sabía manejar “la gran forma”, que sus temas se exponen sin “desarrollo”, y se le critica, asimismo, la utilización de la forma ternaria. (Todo esto tiene relación con la supuesta “confección superficial” que le atribuía Copland.)

La preocupación por “la gran forma” es una aberración eurocéntrica y, además, anacrónica; y el uso de la forma ternaria no es, por supuesto, un pecado. La recreación orgánica que hace Revueltas de la música “popular” propició una búsqueda de soluciones formales según sus necesidades expresivas.

Si él no utilizó “la gran forma” fue porque no le interesaba. Su música surge de un contexto donde se había desechado la retórica sinfonista centroeuropea del siglo XIX. Sin embargo, enSensemayá hace una originalísima recontextualización de ciertos principios de la forma sonata (que es, justamente, el emblema de los abanderados de “la gran forma”).

Felizmente, los tiempos de menosprecio están pasando. Para muchos compositores de la actualidad, Revueltas es un hito en la música de América Latina. Su obra trasciende el nacionalismo y constituye una búsqueda profunda de una expresión latinoamericana contemporánea (junto con los cubanos Amadeo Roldán y Alejandro García Caturla, y el brasileño Héctor Villalobos). Esa búsqueda no se dio por decreto o por asumir estéticas oficialistas, sino porque cada uno de ellos se situó como individuo –auténtico, talentoso y sensible a su entorno sonoro– frente a su realidad, local y mundial.

EL AUTOR ES COMPOSITOR COSTARRICENSE Y PROFESOR DE LA ESCUELA DE MÚSICA DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL.

FOTOS

Nacion.com

Silvestre Revueltas Sánchez (1899-1940). Sus restos están en la Rotonda de los Hombres Ilustres en la Ciudad de México. ALEJANDRO CARDONA PARA LN

Nacion.com

  • Nacion.com
  • Nacion.com
Áncora
Desde 1972, Áncora es la revista cultural de La Nación. Los domingos ofrece variada información y análisis sobre literatura, teatro, danza, cine, artes plásticas, lingüística, arte culinaria, filosofía, ciencias, libros y otros campos de la cultura.
Suplemento M
Todo lo que necesita saber del desarrollo inmobiliario y los bienes raíces en este suplemento que se publica todos los sábados. Los temas son muy variados y abarcan desde la compraventa de una casa, hasta los trámites legales al construir.
Caja de Cambios
Un suplemento dedicado a las últimas novedades sobre automóviles, transporte, y combustibles. Encuentre aquí espacios interactivos donde podrá anunciar la venta de su carro, dar su opinión y hasta mostrarle al mundo las fotos de su 'chuzo'.
Proa
Reportajes, semblanzas, relatos, crónicas y entrevistas se mezclan en esta publicación dominical dedicada a resaltar el ángulo humano de la noticia y a interpretarla.
Teleguía
El mundo de la televisión y el entretenimiento en una revista semanal. Teleguía le ofrece cada domingo un reportaje de un programa o artista de la televisión nacional o internacional. Además, de todos los chismes faranduleros con El Topo.
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Fax Horóscopo Cartelera de cine
| GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA
| ESTADOS FINANCIEROS DE LA NACIÓN | ANÚNCIESE EN LA NACIÓN | TARIFARIO DE LA NACIÓN | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2007. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 247-4747. Servicio al cliente: (506) 247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 247-5022. CONTÁCTENOS