Costa Rica, Domingo 23 de septiembre de 2007

/ÁNCORA

Estadísticas Resultados Posiciones Calendario Jugadores

Cine

El genio de los guaraches

  Popular ISMAEL RODRÍGUEZ FUE UNO DE LOS DIRECTORES EMBLEMÁTICOS DE LA ‘ÉPOCA DE ORO’

Jurgen Ureña | jurgenurena@yahoo.com

Se ha dicho muchas veces –tantas que ahora ya es verdad– que la época dorada del cine mexicano se gestó en tres hazañas del director Fernando Fuentes:El compadre Mendoza (1933) permitió adivinar el anhelo de una gran industria; Vámonos con Pancho Villa (1935) repartió búsquedas en torno a la propia identidad, y Allá en el rancho grande (1936) confirmó que el cine también vivía y cantaba al sur del río Bravo.

Desde entonces, en torno al pionero Fuentes se han reunido los grandes temperamentos del cine azteca. Juan Bustillo Oro, siempre en primera línea, ostenta el mérito feliz de haber creado aCantinflas entre las humoradas deAhí está el detalle (1940). Muy cerca, elIndio Emilio Fernández pasea con orgullo las pasiones deFlor silvestre (1943),María Candelaria (1943),La perla (1945) yLa malquerida (1949).

Al lado del sabio perverso llamado Luis Buñuel, un hombre de verbo fácil aviva la tertulia. Se llama Ismael Rodríguez; ha dirigido más de un centenar de películas, (algunas, de insuperable popularidad) y es el artífice del mito cinematográfico de Pedro Infante.

Ismael. “En el cine sé hacer de todo; sólo ignoro cómo fabricar el celuloide. Un día de estos iré a donde lo hacen, y ahí morirá el misterio”. Desde muy temprano, la inquietud de Rodríguez lo convierte en aprendiz de excepción. A los doce años es invitado a actuar en un filme experimental, y comprende entonces, para toda la vida, que “el negocio del cine consiste nomás en llevarte tu merienda y comprometerte a estar horas y horas trabajando”.

Tras desempeñar diversos oficios técnicos, justo en mitad de sus veintes, Ismael debuta como director, guionista y productor en¡Qué lindo es Michoacán! (1942). De esta manera, sigue sin pretenderlo las huellas de Orson Welles, quien el año anterior había dirigidoCiudadano Kane (1941), también a la edad insólita de veinticinco años.

Tres películas más tarde, se encuentra con Pedro Infante enEscándalo de estrellas (1944), primera de dieciséis colaboraciones memorables. En el transcurso de una década, el célebre binomio suma rodajes y afirma la imagen del hombre sencillo, honrado y trabajador, que elevará al cantante a la categoría de mito. De esta manera, el joven cineasta confirma una impresión obsequiada años atrás por su colega y amigo Frank Capra: “Lo más importante en una película no es el argumento, sino los personajes. Ellos son el argumento”.

Devociones. En 1950, el genio retorcido de Buñuel regala al mundo la inolvidable pesadilla de Los olvidados. Tres años antes, Ismael Rodríguez preludia al maestro aragonés, y lo aventaja en efectismos y eficacias con Nosotros, los pobres.

El vasto público de artesanos, pequeños comerciantes y obreros recién llegados del campo, se siente deslumbrado ante las alegrías y tragedias dePepe el Toro y su novia laChorreada . Protagonizada por Pedro Infante y Blanca Estela Pavón, esta variante popular delCrimen y castigo de Dostoievski, es al día de hoy la película más vista en la historia del cine mexicano.

Como era de suponerse, la devoción no se contagia en los altos balcones. Ismael lo recuerda así: “Trabajé con libertad, pero, claro, hubo un momento en que el gobierno trató de enterarse de mí porque alguien había dicho que yo estaba haciendo cine comunista. No me perdonaban que hubiera dicho que mi cine era para el pueblo, y que evitaba hasta donde pudiese que le gustara a los intelectuales”.

Por otra parte, el tejido cándido y monstruoso deNosotros, los pobres tampoco es bien recibido por la crítica especializada: “A mí, los críticos me traían de un ala por mi edad. No podían entender que un escuincle atarantado triunfara. Me decían ‘Orsoncito’, ‘el genio de los guaraches’, y no sé cuántas cosas más”. Hoy, aquello que fue insulto es homenaje y asombro. (Guaraches ohuaraches son sandalias campesinas.)

Claroscuro. El tema musical de Nosotros, los pobres, Amorcito corazón, es el primer bolero ranchero que se graba y convierte a Pedro Infante en el pionero de ese estilo. Sin embargo, el gran aporte al mito del cantor reside en el amplio claroscuro trazado por Ismael Rodríguez sobre el personaje de Pepe el Toro: es el triunfo de “la carcajada seguida de la lágrima”, como le reconoce el “amigo americano”, Frank Capra.

En su décimo largometraje, el cineasta crea al protagonista como había hecho Chaplin conCharlot : en ambos casos, la emoción surge de la experiencia. “Nací y crecí en una vecindad pobre. Imagínate si conocí a laGuayaba , a laTostada , a todos. Por eso no tuve que inventar nada”, recuerda Ismael.

La saga continúa conUstedes, los ricos (1948), impregnada del aroma agridulce de su predecesora. Pocos meses después, la muerte de Blanca Estela Pavón frustra el esperado cierre de la trilogía, bajo el título deNi pobres ni ricos .

En 1952, Rodríguez incorpora aquella muerte al argumento dePepe el Toro y enrumba las desventuras de este carpintero hacia elring de boxeo, con lo que fragua la oportuna metáfora final.

Ser o no ser. La voz avanza entre tequilas y evidencia que quien tiene mucho que enseñar es quien ha sabido aprender. La charla galopa ahora por los caminos de Los tres huastecos (1948), la comedia ranchera protagonizada por Pedro Infante en el papel de los trillizos Andrade. El juego de identidades confundidas en la película, heredado del Ser o no ser (1942), de Lubitsch, recuerda que la trilogía urbana de Rodríguez filtraba a su vez lecciones de Furia (1936), de Fritz Lang, y del joven neorrealismo italiano.

María Félix reclama un trago porLa Cucaracha (1958), la épica que concluye el tiempo dorado del cine mexicano, en la que, además de “la doña”, estuvo todo el que quiso: Dolores del Río, Pedro Armendáriz, elIndio Fernández, Antonio Aguilar e inclusoCuco Sánchez, pistola en ristre y ranchera en garganta. En medio del gran salón,Cantinflas , bailoteaEl bolero de Raquel (1957) y grita una frase instalada en la posteridad: “Aquí, ni somos todos los que estamos ni estamos todos los que somos”.

Rodríguez insiste en que morirá de un “avionazo” como Pedro Infante y Blanca Estela Pavón, sus compadres en la “tercia de triunfadores”. Por una vez se equivoca. Nadie se lo ha dicho: falleció el 7 de agosto de 2004, víctima de un problema cardiorrespiratorio. No vale la pena molestarlo con tales insignificancias.

Filmografía

selecta

nn n Los tres García , 1946. Nosotros, los pobres , 1947. Los tres huastecos , 1948. Ustedes, los ricos , 1948. La oveja negra , 1949. ¡A toda máquina!, 1951. Pepe el Toro , 1952. Dos tipos de cuidado, 1952. Tizoc , 1956. Así era Pancho Villa , 1957. La Cucaracha , 1958. Los hermanos del hierro , 1961. Ánimas Trujano , 1961.

FOTOS

Nacion.com

Ismael Rodríguez (izquierda) fue el escultor de la fama de Pedro Infante. GDA/El Universal/ México

Nacion.com

El director (centro) da órdenes durante la filmación de uno de sus filmes. GDA/El Universal/ México

Nacion.com

  • Nacion.com
  • Nacion.com
  • Nacion.com
Áncora
Desde 1972, Áncora es la revista cultural de La Nación. Los domingos ofrece variada información y análisis sobre literatura, teatro, danza, cine, artes plásticas, lingüística, arte culinaria, filosofía, ciencias, libros y otros campos de la cultura.
Suplemento M
Todo lo que necesita saber del desarrollo inmobiliario y los bienes raíces en este suplemento que se publica todos los sábados. Los temas son muy variados y abarcan desde la compraventa de una casa, hasta los trámites legales al construir.
Caja de Cambios
Un suplemento dedicado a las últimas novedades sobre automóviles, transporte, y combustibles. Encuentre aquí espacios interactivos donde podrá anunciar la venta de su carro, dar su opinión y hasta mostrarle al mundo las fotos de su 'chuzo'.
Proa
Reportajes, semblanzas, relatos, crónicas y entrevistas se mezclan en esta publicación dominical dedicada a resaltar el ángulo humano de la noticia y a interpretarla.
Teleguía
El mundo de la televisión y el entretenimiento en una revista semanal. Teleguía le ofrece cada domingo un reportaje de un programa o artista de la televisión nacional o internacional. Además, de todos los chismes faranduleros con El Topo.
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Fax Horóscopo Cartelera de cine
| GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA
| ESTADOS FINANCIEROS DE LA NACIÓN | ANÚNCIESE EN LA NACIÓN | TARIFARIO DE LA NACIÓN | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2007. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 247-4747. Servicio al cliente: (506) 247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 247-5022. CONTÁCTENOS