Costa Rica, Domingo 20 de abril de 2008

/ÁNCORA

Estadísticas Resultados Posiciones Calendario Jugadores

Cine

‘Quemo candela por los dos lados’

  Balance El cineasta nacional Víctor Vega evaluó su labor en su última entrevista, ofrecida en la televisión

Roberto García Herrera | rgarcia@nacion.com

En el año 1975, cuando se estrenó Las cuarentas , por cadena nacional de televisión, en un comentario titulado La basura debajo de la alfombra , el periodista Guido Fernández, a la sazón director de La Nación , escribió: “No conozco a Víctor Vega ni sé dónde aprendió a hacer cine, pero es cine del bueno…”

Víctor, ¿dónde aprendió a hacer cine?

Yo no lo sé muy bien, la verdad. En los inicios del Departamento de Cine (1973), nosotros recibimos una capacitación básica, pero creo que los que llegamos a hacer algún trabajo ahí, alguna capacidad narrativa traíamos.

“Supongo que esa habilidad la saqué de mi tata, que era un verdadero cuentacuentos. Reunía un montón de gente en las gradas de la escuela en Cañas, Guanacaste, donde él daba clases, y los entretenía por las noches, cuando no había luz ni radio, mucho menos tele.

Hay un sello del estilo que usted patentó en ese documental, lleno de símbolos. ¿Se alejó con el tiempo de ese lenguaje cinematográfico?

Siento que sí, muy a mi pesar. Es que, luego, la realidad se me volvió muy concreta: fue algo inevitable. Yo hago comerciales de televisión desde hace tiempo, como oficio. Entonces, me he vuelto más un empresario que un cineasta, aunque como cineasta mantengo inquietudes. Lo que pasa es que uno termina pagando la factura de vivir en un mundo tan concreto y tan duro, como es el de la publicidad. Sinceramente, yo no estoy muy contento con lo que hago, pero voy a hacer un intento para volver a las raíces.

Las cuarentas no es un estudio formal ni tiene rigor científico. ¿Cómo fue ese acercamiento a las prostitutas?

Mi preocupación por la prostitución me viene desde chiquillo porque vivía en un pueblo donde había una gran cantidad de prostitutas, de modo que nunca las pude ver como seres ajenos a mí.

“Le entré al tema con una gran curiosidad, para indagar hasta qué punto había percibido ese ambiente; y, una vez concluido el proceso, no varié mi primera impresión. Al final, yo nunca pude condenar la prostitución; no creo que una persona en su sano juicio la pueda condenar si la misma sociedad la produce.

Dentro de esa candidez, había un atrevimiento. ¿Qué pasó luego con el cine documental en Costa Rica? ¿Nos encasillamos o perdimos esa libertad para expresar, como en Las cuarentas, la realidad?

Las cuarentas corresponde al primer ciclo de realización, que estaba imbuido de una gran rebeldía; pero los que nos enseñaron eran cineastas diametralmente opuestos.

“Por un lado estaba Maurice Boulbulian, un armenio anarquista que a cada rato nos decía que hiciéramos lo que nos diera la gana, que la única forma de hacer cine era inventándolo cada vez. Por otro lado estaba Jean-Claude Pilon, un tipo cuadrado.

“Nos jalaban para los dos lados. Por un lado, que fuéramos muy formales y que nos atuviéramos a los parámetros que nos dictaba el PNUD, que había financiado la operación; por otro lado, la misma rebeldía, que partía de los mismos temas que nosotros enfocábamos, porque resultaba sencillamente imposible meterse en un tema de estos sin quedar untado moral y espiritualmente de lo que se veía.

“Esa gran rebeldía producía obras muy disímiles. Yo creo que Las cuarentas y casi todo lo que yo hice en el Centro de Cine, obedecía a ese ciclo de rebeldía, aunque hubo otros trabajos más formales. Esto no podía prevalecer, y el Centro de Cine (antes Departamento de Cine) tuvo que entrar cada vez más en un patrón de conducta más previsible, con documentales más institucionales, hasta que finalmente terminaron por liquidarlo.

¿Cómo se plantearía un nuevo documental sobre la prostitución?

Sinceramente, casi de la misma manera, con la diferencia de que el consumidor ya no es local. La mayor parte de los consumidores de prostitución en este país, viene de afuera. Ese es el componente que la diferencia, pero la prostitución sigue teniendo su origen en la necesidad, en el hambre, en la falta de educación, en el abuso de los niños, y todas estas lacras que son producto ¡nada más que de la pobreza!

“La prostitución sale de la pobreza, no sale de bajos principios morales. Por más pintado que sea cualquiera, en caso de necesidad no dudaría en prostituirse. ¿Por qué va a dudar una persona que tiene a sus hijos muertos de hambre? ¡Esa es la realidad!

Las cuarentas muestra el símbolo de una muñequita atropellada, pateada, vejada. En la escena final, la muñequita aparece en los brazos de una niña, hija de una de estas muchachas de la prostitución. ¿Es una herencia de dolor?

Sinceramente, sí. Si no hay una solución a las condiciones de pobreza que la generan, la prostitución no tiene remedio. Mientras exista un panorama como el que prevalece desde que yo hice esta película hasta nuestros días, mientras esa desigualdad social prevalezca, siempre va a haber prostitutas.

“Yo no creo que la prostitución sea un mal moral permanente. Lo increíble es que sea permanente la miseria de la que emerge esta barbaridad.

¿Tiene algún proyecto cinematográfico?

Lo último fue un primer capítulo de lo que sería una serie de televisión [ Café Fortuna ]. Es algo muy humano postergar las grandes decisiones por razones de mera inseguridad. Sí estoy convencido de que, si no hago un largometraje muy pronto, no lo voy a hacer nunca; de manera que en este año empezaré a escribir un tema que tengo de Fabián Dobles.

“Es un proyecto que quisiera escribir con Juan Fernando Cerdas y Gustavo Fallas. Espero emprenderlo cuanto antes sea posible porque de verdad que yo estoy quemando la candela de los dos lados y cada vez estoy menos joven.

…Pero más experimentado.

Claro que sí, pero lo único que la experiencia me indica es que tengo que apurarme.

Cinco meses después de esta entrevista en Lunes de Cinemateca , el cineasta Víctor Vega falleció el 26 de agosto del 2003, víctima de un cáncer.

EL AUTOR trabaja en el Centro Costarricense de Producción Cinematográfica del ministerio de Cultura y conduce el programa ‘Lunes de Cinemateca’ .

De lunes

a domingo

Con cinco años de estar al aire, Lunes de Cinemateca es un programa de difusión cultural en el campo del cine y el video costarricenses, coproducción del Canal 15 de la Universidad de Costa Rica y el Centro de Cine del MCJ. Desde su primera emisión, el 20 de enero del 2003, se han difundido más de 250 programas por Canal 15, los lunes y los jueves a las 9 p. m, con retransmisión por el Canal 13 los domingos a las 10 p. m. Es el único espacio en su género en la televisión costarricense. Por su set ha desfilado la gran mayoría de los realizadores audiovisuales. Hoy iniciamos un recuento de algunas de estas entrevistas, como la que se le hizo a Víctor Vega el 17 de marzo del 2003, ocasión en la que se presentó su documental Las cuarentas (1975), sobre la prostitución en Costa Rica.

Hombre

de cine

Víctor Vega Marín fue un productor y director de cine. Nació en Costa Rica en 1944 y murió el 26 de agosto de 2003.Comenzó sus labores como camarógrafo y director en 1973, fue miembro fundador del Departamento de Cine del Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes (hoy Centro Costarricense de Producción Cinematográfica), y realizó 34 películas y más de 700 comerciales. Es considerado uno de los más grandes impulsores de la cinematografía en Costa Rica.

Filmografía

de Víctor Vega

Puerto Limón.Las cuarentas.A Sebastián.Nicaragua, patria libre o morir.El hombre de la pierna cruzada.Una canción para la paz.Una mancha de grasa.Tocú.Natividad.Réquiem.Café Fortuna.

FOTOS

Nacion.com

Víctor Vega Marín (1944-2003) perteneció a la inquieta e incipiente generación de cineastas costarricenses de los años 70. Archivo

Nacion.com

  • Nacion.com
  • Nacion.com
Áncora
Desde 1972, Áncora es la revista cultural de La Nación. Los domingos ofrece variada información y análisis sobre literatura, teatro, danza, cine, artes plásticas, lingüística, arte culinaria, filosofía, ciencias, libros y otros campos de la cultura.
B&R
Todo lo que necesita saber del desarrollo inmobiliario y los bienes raíces en este suplemento que se publica todos los sábados. Los temas son muy variados y abarcan desde la compraventa de una casa, hasta los trámites legales al construir.
Caja de Cambios
Un suplemento dedicado a las últimas novedades sobre automóviles, transporte, y combustibles. Encuentre aquí espacios interactivos donde podrá anunciar la venta de su carro, dar su opinión y hasta mostrarle al mundo las fotos de su 'chuzo'.
Proa
Reportajes, semblanzas, relatos, crónicas y entrevistas se mezclan en esta publicación dominical dedicada a resaltar el ángulo humano de la noticia y a interpretarla.
Teleguía
El mundo de la televisión y el entretenimiento en una revista semanal. Teleguía le ofrece cada domingo un reportaje de un programa o artista de la televisión nacional o internacional. Además, de todos los chismes faranduleros con El Topo.
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Fax Horóscopo Cartelera de cine
| GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS DE LA NACIÓN | ANÚNCIESE EN LA NACIÓN | TARIFARIO DE LA NACIÓN | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2008. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS