Costa Rica, Domingo 20 de abril de 2008

/ÁNCORA

Estadísticas Resultados Posiciones Calendario Jugadores

Videoarte

Los círculos del texto

  Excepcional En Teorética se discutirá el ‘ Ciclo Cremaster’, serie de videoarte polémica y ambiciosa

Jurgen Ureña Arroyo | jurgenurena@yahoo.com

En 1926, el artista francés Marcel Duchamp mostró una vez más su ingeniosa capacidad para evadir y erosionar las fronteras del arte, con una película de seis minutos de duración, titulada Anémic cinéma . El desarrollo del cortometraje alternaba una serie de espirales giratorias con bromas eróticas y preguntas curiosas como esta: “Si le doy una moneda, ¿me dará usted un par de tijeras?”

Por otra parte, el filme representaba la prolongación de una obra que Duchamp había realizado algunos años atrás, titulada Placa de cristal rotativa , en la que el movimiento de cinco discos giratorios creaba la ilusión óptica de un solo círculo suspendido en el espacio.

Con Anémic cinéma , el joven lenguaje cinematográfico se acercó a un territorio casi inexplorado hasta entonces. Con el filme regresó también la pregunta que había asediado a Duchamp desde que presentó un orinal como obra de artista bajo el lacónico título de Fuente (1917): “¿Es esto en serio o es una broma?”. La mejor respuesta ensayada desde entonces ha sido: “Las dos cosas”.

Recurrencias. En 1994, el artista estadounidense Matthew Barney inicia un ambicioso proyecto fílmico, al que dedica ocho años de trabajo: Ciclo Cremaster . Una vez más, una parte del público se inclina hacia la indiferencia o el rechazo por la ausencia de una típica estructura narrativa y por la interacción de elementos extracinematográficos, que en este caso adoptan la forma de dibujos, esculturas y fotografías.

La obra de Barney muestra el enfrentamiento del hombre con su sexualidad mediante el uso de metáforas fantásticas, mezcladas con pasajes mitológicos, históricos y autobiográficos. Esta amalgama de elementos crea continuamente una atmósfera de difícil asimilación, densa y recargada.

Desde el gesto rebelde y revelador de Duchamp, ha corrido mucha agua bajo los puentes del arte; sin embargo, la antigua pregunta surge otra vez en torno al fastuoso proyecto dirigido, producido, escrito, protagonizado, diseñado y coreografiado por Matthew Barney. ¿Es una broma, una rareza, un canto egocéntrico o un insulto? Veamos.

Sensual incertidumbre. En declaraciones ofrecidas al presentar el Ciclo Cremaster en Berlín, Matthew Barney recordó que sus estudios en medicina, y en particular su fascinación por la anatomía, han influido notablemente en este proyecto.

La evidencia reside en el propio título de la serie, proveniente del músculo que sirve de sostén a los testículos y hace que se muevan de acuerdo con los cambios de temperatura, la estimulación o el miedo.

La primera entrega de la saga corresponde al Cremaster 4 (1994). La protagoniza una criatura fantástica, mitad humana y mitad carnero, encarnada por el propio artista. Las acciones de este primer eslabón se desarrollan en la isla irlandesa de Man, detalle que remite al origen celta del artista y posibilita la divagación entre mitologías ancestrales.

Adicionalmente, el filme representa la geografía insular como un espacio de formas humanas, lo que evidencia el carácter biológico del Ciclo Cremaster , funda una poética del paisaje y confiere un carácter hipnótico y embriagador al conjunto.

Dos años después se presenta el Cremaster 1 (1996), la única obra del ciclo en la que el artista no aparece como intérprete. En esta oportunidad, un estadio de futbol americano, habitado por personajes femeninos, se convierte en el principal espacio alegórico. El filme evoca las coreografías diseñadas por la alemana Leni Riefenstahl para los Juegos Olímpicos de 1936, y se permite algunos giros hacia las formas de la comedia musical.

El Cremaster 1 descubre, en gran medida, la cultura plural de Matthew Barney, que incluye el deporte de alto rendimiento, el erotismo, la edad dorada de Hollywood, los espectáculos de magia, la historia y las ciencias ocultas, entre otras manifestaciones. En definitiva, el resultado de esta operación de relectura y reciclaje ofrece una altísima dosis de sensual incertidumbre para el espectador.

Relaciones y simetría. Diseñado como un híbrido entre la tragedia griega y la ópera, el Cremaster 5 (1997) es el capítulo más severo de la serie. La muerte como principio organizador, que culmina y preludia cada ciclo, se representa en la figura de una majestuosa dama que canta solemnemente sus penas de amor. Por otra parte, la presencia masculina adopta la forma de un mago que se asocia con el personaje de Harry Houdini, caracterizado en el Cremaster 2 (1999).

El segundo capítulo del conjunto, y el penúltimo en ser presentado al público, ofrece gran variedad de motivos alegóricos, entre los que destaca la presencia insistente de una comunidad de abejas. La estructura circular del filme, plagada de saltos narrativos hacia adelante y atrás, transmite las nociones de interrelación y simetría al conjunto de la serie.

El Cremaster 2 se construye mediante la presentación en paralelo de dos personajes históricos: por un lado el escapista Harry Houdini, quien actúa en la Exposición Mundial de Chicago de 1893; por otro Gary Gilmore, un practicante mormón y supuesto nieto de Houdini, sentenciado a muerte por asesinato. Este segundo personaje se basa además en el relato La canción del verdugo , del escritor Norman Mailer, quien encarna a Houdini en el filme.

Una muñeca rusa. El Cremaster 3 (2002) es el episodio central del ciclo, tanto por su posición en medio de la serie, como por su carácter de obra antológica. En este episodio confluyen –y en alguna medida se aclaran– algunas de las claves de lectura del conjunto, lo que a su vez lo convierte en el pasaje de mayor densidad de contenido.

La acción principal del filme transcurre durante la construcción del edificio Chrysler de Nueva York. A partir de un conflicto verídico entre sindicatos, Barney estructura una serie de pruebas de aprendizaje que deberán ser superadas por un aprendiz de constructor.

El segundo escenario de importancia emblemática en el Cremaster 3 es el Museo Guggenheim, también en la urbe de Manhattan. A la manera de una muñeca rusa, en cada uno de los cinco niveles del edificio se reproducen los rasgos esenciales de cada capítulo de la serie. La arquitectura en espiral más celebrada de la modernidad es el espejo del ciclo; el mapa que delimita y señala, uno a uno, los círculos del texto.

Tras el visionado del Ciclo Cremaster , permanecen algunas sensaciones que recuerdan la antigua controversia en torno al Anémic cinéma , de Marcel Duchamp. Ante el obstáculo que supone su intrincado y barroco simbolismo, y delante del exquisito diseño audiovisual que atraviesa toda la serie, solo una actitud parece sensata: tomárselo muy en broma… y muy en serio.

‘Cremaster’ será tema de un conversatorio en la Fundación Teorética, en Barrio Amón. Más informes: tel. 2233-4881.

FOTOS

Nacion.com

La modelo y atleta paraolímpica Aimée Mullins interpreta a la mujer leopardo en el Cremaster 3. Teorética para LN

Nacion.com

Barney en ‘Cremaster 4’ como el candidato Loughton. Teorética para LN

Nacion.com

Norman Mailer interpreta a Harry Houdini en ‘Cremaster 2’. Teorética para LN

Nacion.com

La actriz Ursula Andress ptotagoniza el ‘Cremaster 5’. Teorética para LN

  • Nacion.com
  • Nacion.com
  • Nacion.com
  • Nacion.com
Áncora
Desde 1972, Áncora es la revista cultural de La Nación. Los domingos ofrece variada información y análisis sobre literatura, teatro, danza, cine, artes plásticas, lingüística, arte culinaria, filosofía, ciencias, libros y otros campos de la cultura.
B&R
Todo lo que necesita saber del desarrollo inmobiliario y los bienes raíces en este suplemento que se publica todos los sábados. Los temas son muy variados y abarcan desde la compraventa de una casa, hasta los trámites legales al construir.
Caja de Cambios
Un suplemento dedicado a las últimas novedades sobre automóviles, transporte, y combustibles. Encuentre aquí espacios interactivos donde podrá anunciar la venta de su carro, dar su opinión y hasta mostrarle al mundo las fotos de su 'chuzo'.
Proa
Reportajes, semblanzas, relatos, crónicas y entrevistas se mezclan en esta publicación dominical dedicada a resaltar el ángulo humano de la noticia y a interpretarla.
Teleguía
El mundo de la televisión y el entretenimiento en una revista semanal. Teleguía le ofrece cada domingo un reportaje de un programa o artista de la televisión nacional o internacional. Además, de todos los chismes faranduleros con El Topo.
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Fax Horóscopo Cartelera de cine
| GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS DE LA NACIÓN | ANÚNCIESE EN LA NACIÓN | TARIFARIO DE LA NACIÓN | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2008. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS