Costa Rica, Domingo 20 de abril de 2008

/ÁNCORA

Estadísticas Resultados Posiciones Calendario Jugadores

Anticipo

Luna de miel con libro y otros relatos

 Extracto del libro ‘Luna de miel con libro y otros relatos’ de la periodista costarricense Inés Trejos de Montero.

En aquella casa no se permitían palabrotas, y ciertos términos, perfectamente naturales, pero relacionados con funciones fisiológicas, no se usaban o se convertían en sinónimos sutiles:

Vous, ¡silence! –decía la madre cuando los chiquillos soltaban algún vocablo que ella juzgaba soez.

Era la única casa en donde, en la pared de un dormitorio, el Señor Crucificado estaba vestido y, en general, el arte helénico, con sus dioses desnudos, era tabú.

Y así crecieron, en un mundo de falso refinamiento que su progenitora confiaba que perduraría para toda la vida.

La mamá lanzaba ciertas frases, ya fuera en inglés o en francés, que había aprendido en su lejana infancia y juventud, mas sus hijos, para su disgusto, y en medio de grandes carcajadas, las cambiaban por traducciones obscenas o cómicas.

Put it away, por ejemplo, lo convertían en putita de buey, y el carry it away , en carita de buey , y se alejaban en ruidoso tropel del cuarto de costura donde la madre pasaba muchas horas cosiendo y donde, incluso, recibía visitas.

–Doña Sofía es muy inteligente –decían las vecinas, admiradas de la sapiencia de aquella señora, tan ama de casa, tan buena madre y esposa, que leía, en sus ratos libres, folletos científicos que alternaba con poesías.

Ella también, por sus conocimientos de medicina práctica, daba consejos y recetas caseras para curar males de estómago, torceduras, resfríos y cuanta epidemia aparecía en el vecindario. Eso sí, para dolencias mayores, aconsejaba ver al doctor, quien muchas veces también llegó a su casa, cuando la seriedad del cuadro clínico de sus niños la hacía dejar de lado sus propias aficiones.

Las hijas crecieron completamente convencidas de que “hacer el amor” era besarse y acariciarse, pero, por supuesto, dentro del lazo matrimonial. Su conocimiento de las relaciones sexuales era completamente nulo. Las únicas recomendaciones a las muchachas antes de casarse, eran que fuesen muy sumisas, obedientes y cariñosas con sus maridos.

Para Gladys, ir a la cama era, sencillamente, alistarse para leer.

El día de su casamiento y después de la fiesta, Rodolfo y ella se fueron a un hotel [...].

Hubo los arrumacos de costumbre y, cuando Rodolfo le dijo “vamos a la cama”, ella empezó a buscar su libro.

–¿Para qué? –le preguntó él, asombrado.

–Pues para leer.

Gladys estaba, por cierto, en la parte más emocionante de un libro de una de las hermanas Bronté, y al oír hablar de la cama llegaba para ella el momento cumbre del día, cuando podía leer sin que hubiera recriminaciones, hasta que el sueño, contra el que luchaba denodadamente, la vencía.

¡Pero no! Ahora eran otras reglas. Era otro el momento. Lo desconocido se abría ante ella con alucinantes premoniciones. Ya no eran el abrazo y el beso. Era algo más. Eran manos que hurgaban en lugares prohibidos y también pecaminosos como lo habían advertido las monjas, sonrojándose de solo pensarlo. ¿Cómo borrar las enseñanzas de la niñez y la adolescencia? Se dejó llevar. Hubo una sensación extraña y quizás placentera, coartada por los falsos pudores.

Finalmente, Rodolfo, agitado y sudoroso, después de consumado el acto, volvió la espalda y se durmió.

Gladys, entonces, tomó de nuevo el libro que la esperaba en la mesa de noche, y se lanzó, entusiasmada, para proseguir su lectura.

Así que, para Gladys, el momento del “acto” había llegado. “¡Qué extraño!”, dijo para sí, “¿habrá algo más?”.

Autora: Inés Trejos de Montero

Editorial: EUNED

FOTOS

Nacion.com

Áncora
Desde 1972, Áncora es la revista cultural de La Nación. Los domingos ofrece variada información y análisis sobre literatura, teatro, danza, cine, artes plásticas, lingüística, arte culinaria, filosofía, ciencias, libros y otros campos de la cultura.
B&R
Todo lo que necesita saber del desarrollo inmobiliario y los bienes raíces en este suplemento que se publica todos los sábados. Los temas son muy variados y abarcan desde la compraventa de una casa, hasta los trámites legales al construir.
Caja de Cambios
Un suplemento dedicado a las últimas novedades sobre automóviles, transporte, y combustibles. Encuentre aquí espacios interactivos donde podrá anunciar la venta de su carro, dar su opinión y hasta mostrarle al mundo las fotos de su 'chuzo'.
Proa
Reportajes, semblanzas, relatos, crónicas y entrevistas se mezclan en esta publicación dominical dedicada a resaltar el ángulo humano de la noticia y a interpretarla.
Teleguía
El mundo de la televisión y el entretenimiento en una revista semanal. Teleguía le ofrece cada domingo un reportaje de un programa o artista de la televisión nacional o internacional. Además, de todos los chismes faranduleros con El Topo.
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Fax Horóscopo Cartelera de cine
| GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS DE LA NACIÓN | ANÚNCIESE EN LA NACIÓN | TARIFARIO DE LA NACIÓN | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2008. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS