LN ÁNCORA

Costa Rica, Domingo 31 de agosto de 2008

/ÁNCORA

Arquitectura

Verde natura, roja estructura

  Múltiple El parisiense parque de la Villette es un modelo para el mundo, y también puede servirnos

Luis Diego Barahona | lineas@racsa.co.cr

En París hay un lugar hermoso (¡uno de tantos!) donde uno alza la vista y se siente casi arrebatado por la naturaleza y por la historia: el Parque del Campo de Marte. Precursor y modelo, data de 1765. Nació para efectuar maniobras militares, albergó la célebre Exposición Universal de 1889 y, el 14 de julio de cada año, recibe a miles para celebrar la Revolución Francesa.

Por su puesto, el de Marte no es el único parque urbano que asombra por su extensión y su belleza. Al surgir las ciudades, nacen los parques urbanos. Conforme pasan de lo “rural” a lo “urbano”, las civilizaciones conservan y mantienen, en los parques, la conexión de los sentidos con el espacio natural.

Los parques se destinaron esencialmente al recreo, el esparcimiento, el ocio y el ornato. Aún así, por su simbolismo, escala y trascendencia, algunos parques han sido hitos en la historia de la arquitectura y el paisajismo. De los primeros, el de Marte, en París.

En Estados Unidos, el Central Park (Nueva York, 1873) se proyectó como un amplio “bosque rectangular” de 4 km x 800 m que permitió un “desahogo” visual a la creciente población que iniciaba la vida en los rascacielos emergentes.

En Brasil, el Parque Ibirapuera (São Paulo, 1954) estuvo a cargo del paisajista Roberto Burle Marx (1909-1994), quien concibió un diseño orgánico como si crease una pintura.

En gran medida, el diseño de los parques de la era moderna se debe al simbolismo del Campo de Marte, a la densidad arbórea del Central Park y al diseño que remite a las formas orgánicas naturales del Parque Ibirapuera. Sin embargo, también en París, recientemente apareció el Parque de la Villette, que redefine la manera de estructurar y organizar estos espacios verdes.

La Villette. El parque de la Villette (1982-1998) tiene una extensión de 55 hectáreas y es la mayor zona verde de París. Está ubicado en el 19 arrondissement (distrito 19°), en los linderos de la ciudad. En este sitio se encontraban los antiguos mataderos parisienses; es atravesado por el canal de l’Ourcq.

En 1982 se creó un concurso para construir un parque en esa zona, y se presentaron 471 propuestas, de 36 países. El jurado (presidido por Burle Marx) seleccionó dos obras finalistas: una del holandés Rem Colas; la otra, del suizo-francés Bernard Tschumi.

La propuesta de Koohaas mostraba una trama susceptible de incrementarse y poseedora de una sensación de gran densidad. A su vez, el proyecto ganador, de Tschumi, consiste en una nueva estructuración, definida por tres sistemas superpuestos: “puntual”, lineal y masivo.

El programa del parque incluye una sala de exposiciones (Grande Halle), una sala para conciertos de rock (Zénith), un museo de ciencias y la zona verde, organizada con estructuras rojas y recorridos peatonales. En esta obra, Tschumi experimentó dos influencias: la arquitectónica de Peter Eisenman y la filosófica deconstructivista de Jacques Derrida.

Peter Eisenman ya había diseñado una referencia del diseño planteado en la Villette. Se trata de la obra Cannaregio (Venecia, 1978), un espacio público que inventa su propio emplazamiento.

Así, es una estructuración organizada por objetos rojos colocados en las intersecciones de una trama. Esta idea organizativa fue retomada en el parque de París.

Sistemas traslapados. En La Villette se plantea una organización única. Tschumi fragmenta un programa que incluye la vegetación y los senderos, y que también inserta nuevos usos (principalmente de servicios y culturales) a lo largo del parque.

El sistema “puntual” es definido por las folies, fragmentos u objetos arquitectónicos de concreto y acero pintados de rojo. Cada uno parte de un “cubo virtual” de 10 m de arista. El sistema está conformado por 26 folies situadas en las intersecciones de una trama de 120 m x 120 m.

Las antiguas folies eran casas de campo de gente rica. Las de la Villette son objetos en el parque que se nombran según sus usos: folie information Villette, folie du théâtre, folie musique, folie café, folie du canal, folie observatoire, etc.

Dos ejes dibujan el sistema lineal, primordialmente. En el sentido este-oeste va el canal de l’Ourcq; en la dirección norte-sur, un pasaje de un 1 km de largo y 5 m de ancho. El borde del canal incluye seis folies .

El eje norte-sur es transversal al canal e incluye una cubierta ondulada a lo largo del kilómetro. El canal enlaza dos estaciones de metro. Varias pasarelas elevadas y senderos curvos se suman a este sistema lineal.

El sistema de masas está construido con edificios y zonas verdes. Esta parte incluye zonas dedicadas a juegos, ejercicios, tiendas, cafeterías, entretenimientos masivos, áreas para conciertos, etc. De manera adjunta e integral al parque, se erigió la Cité [Ciudad] de la Musique (Christian de Portzamparc, 1985-1995).

Estos tres sistemas no compiten jerárquicamente. No hay un espacio de mayor importancia, ni consisten las folies en una repetición simple de elementos.

Por tanto, la Villette es uno de los prototipos más interesantes de parques urbanos recién construidos. La obra establece un nuevo orden e influye en el mundo, como lo han hecho el Central Park y el Ibirapuera.

Natura y estructura. En Costa Rica, los parques urbanos pueden dividirse en tres grupos: los “cuadrantes” (frente a las iglesias), la “trama verde” (esta plantea utilizar los laterales de los ríos) y los “mayores” (como La Sabana y el Parque de la Paz).

Esos tres grupos podrían integrarse en un solo “sistema de parques urbanos” que contendrían natura y estructura. Tal sistema generaría un “diálogo” entre los parques y proporcionaría una nueva dimensión de lo que entendemos por estos espacios verdes.

Si “deconstruyéramos” nuestros parques en zonas verdes y aceras, podríamos volver a crearlos insertándoles “objetos arquitectónicos” utilitarios. Cabría la opción de incluir una estructura de objetos que alberguen puntos de información urbana, reciclaje (papel, vidrio y latas), alquiler de bicicletas, pequeños comercios, microcafeterías y microtiendas turísticas.

El Central Park influyó a finales del siglo XIX; a fines del XX surge la referencia de la Villette. Esta obra invita a pensar en los espacios verdes no solo como “natura”, sino también como espacios con “estructura” que contienen nuevos usos y beneficios sociales.

Los parques contemporáneos permitirán una mayor integración social y una mejor calidad de vida de los usuarios; además, brindarán servicios, mayor seguridad a los ciudadanos y propiciarán actividades culturales.

FOTOS

  • Nacion.com

    Parque de la Villette, París, diseñado por Bernard Tschumi. Luis Diego Barahona para LN

  • Nacion.com

    Parque de la Villette, París, diseñado por Bernard Tschumi. Luis Diego Barahona para LN

  • Nacion.com

    Un “paseo” de árboles resalta la naturaleza. Luis Diego Barahona para LN

  • Nacion.com

    Parque de la Villette, París, diseñado por Bernard Tschumi. Luis Diego Barahona para LN

  • Nacion.com

    Parque de la Villette, París, diseñado por Bernard Tschumi. Luis Diego Barahona para LN

  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
Áncora
Desde 1972, Áncora es la revista cultural de La Nación. Los domingos ofrece variada información y análisis sobre literatura, teatro, danza, cine, artes plásticas, lingüística, arte culinaria, filosofía, ciencias, libros y otros campos de la cultura.
B&R
Todo lo que necesita saber del desarrollo inmobiliario y los bienes raíces en este suplemento que se publica todos los sábados. Los temas son muy variados y abarcan desde la compraventa de una casa, hasta los trámites legales al construir.
Caja de Cambios
Un suplemento dedicado a las últimas novedades sobre automóviles, transporte, y combustibles. Encuentre aquí espacios interactivos donde podrá anunciar la venta de su carro, dar su opinión y hasta mostrarle al mundo las fotos de su 'chuzo'.
Proa
Reportajes, semblanzas, relatos, crónicas y entrevistas se mezclan en esta publicación dominical dedicada a resaltar el ángulo humano de la noticia y a interpretarla.
Teleguía
El mundo de la televisión y el entretenimiento en una revista semanal. Teleguía le ofrece cada domingo un reportaje de un programa o artista de la televisión nacional o internacional. Además, de todos los chismes faranduleros con El Topo.
SERVICIOS En tu Celular Weekly review En tu PDA Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2008. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS