Costa Rica, Domingo 8 de junio de 2008

/ÁNCORA

Estadísticas Resultados Posiciones Calendario Jugadores

Arte

El pincel sale a escena

  Teatro y pintura Un espectáculo de danza nos trae los decorados de Joaquín Rodríguez

Darío Chinchilla Ugalde | dariochinchilla@nacion.com

Hay ocasiones en las que las artes escénicas piden una mano a la plástica para crear esos lugares farsantes y fantásticos que son las escenografías. El teatro desea vestirse de color, y la pintura quiere ser habitada: es una relación de mutuo provecho.

El artista Joaquín Rodríguez del Paso se unió a una larga tradición de pintores vinculados a la creación de escenografías para salas de teatro. Rodríguez pintó y diseñó los decorados del ballet El cumpleaños de la infanta , montaje nacional cuya escenografía probablemente sea una de las más complejas creadas en el país.

El montaje utiliza casi 30 telones cuya superficie conjunta se acerca a los 300 metros cuadrados de diseño. La obra es un espectáculo de ballet contemporáneo basado en el cuento homónimo del irlandés Oscar Wilde, escrito en 1888. El montaje se mostró en octubre pasado y se volverá a presentar a partir del próximo jueves en el Teatro Nacional.

Personajes de la realeza, magos, malabaristas y flores animadas juegan entre los trazos y pinceladas de Rodríguez, escenografía que remite al barroco español del siglo XVII.

Estéticas. “Yo nunca había hecho un trabajo de este tamaño. El cuadro más alto que he pintado tiene 2,80 metros; mientras que un telón de esta escenografía se levanta siete metros”, explica el artista.

Todas las pinturas fueron elaboradas en pequeña escala por Rodríguez. Posteriormente fotografió las obras en alta resolución, las amplió y se imprimieron en láminas monumentales con máquinas de tipo industrial. Finalmente, cada metro cuadrado de pintura elaborada a mano por el pintor terminó convirtiéndose en diez metros cuadrados de escenografía.

En el telón principal se representa la fachada del palacio, y abarca una superficie de 15 metros de largo por siete de alto. La composición escénica se complementa con otros dos telones que representan columnas de árboles.

Los diseños tienen una estética similar a las ilustraciones de los cuentos de hadas. Rodríguez precisa que María Amalia Pendones, directora del espectáculo, le pidió un aspecto escenográfico en el que se notase la pintura hecha a mano.

El artista usó témpera, pastel, acuarela, crayón y dibujo a mano alzada. Rodríguez recalca cómo en las ampliaciones se nota incluso el poro del cartón que sirvió de base a las pinturas originales.

“Las ilustraciones de cuentos de hadas muestran tintas planas que apenas simulan el relieve. Esa no es mi estética, pero me plegué a la que me propuso la directora. El reto era salirme del canal en el que yo me manejo para adaptarme a su visión”, manifiesta el artista.

Sin embargo, subsisten elementos que Rodríguez utiliza en sus propias obras; por ejemplo, el uso de la mancha en la reproducción de un tapiz que representa una cacería en una de las escenas.

Investigación. Crear los ambientes cortesanos de la España del Siglo de Oro también representó un reto, por lo cual fue necesario investigar la arquitectura y la pintura de aquella época. Por ejemplo, la fachada del castillo es una mezcla entre el Palacio Real de La Granja y el de Cristal del Retiro, en España. En cuanto a las escenas en interiores, el pintor también investigó estructuras y decoraciones.

“El tamaño de la escenografía no se aleja mucho del tamaño real del interior de estos palacios. Recordemos que no se conocía la escala de los edificios en los que vivimos hoy; la nuestra es diminuta”.

El trabajo en escala facilitó la realización de las piezas en grande; sin embargo, representó una dificultad al tratar de imaginar a los bailarines en escena.

“Por ejemplo, debía pensar muy bien a qué altura ponía los rebordes en las paredes para que más o menos le quedara por los hombros a los personajes”, señala Rodríguez.

Rodríguez se dio cuenta pronto de que su trabajo como escenógrafo no requería únicamente la pintura, sino también el diseño completo del espacio en escena.

Fue imprescindible la elaboración de una maqueta del escenario, consejo que le dio Fernando Castro, artista y escenógrafo del Teatro Nacional. Rodríguez resalta la guía generosa de Castro durante todo el proceso de montaje.

Una de las características del espectáculo que más enorgullece al artista es que las transiciones entre escenas ocurren sin cortes abruptos.

“En el teatro barroco no hay telón; lo lindo es que los cambios ocurren enfrente del espectador, y quisimos mantener esta frescura”, añade el pintor.

No obstante, la agilidad cuesta, y para lograrla en esta obra se requiere 18 operarios perfectamente orquestados para que manipulen las 28 líneas de tramoya que suben y bajan los telones.

La experiencia como escenógrafo marcó muy positivamente a Rodríguez pues, a pesar de que ese trabajo es mucho más intenso, tiene gratificaciones distintas de su quehacer cotidiano.

“Cuando yo hago una exposición, todo parece muerto porque los procesos ya pasaron: yo hago el trabajo en mi estudio y no hay chance de error; en el teatro, por el contrario, hay un entusiasmo muy grande porque todo pasa enfrente de uno”, señala.

Cuando los espectadores nos sentamos en la butaca, bajamos la guardia para dejarnos engañar un rato; sobre las tablas, los escenógrafos son los arquitectos de esos embustes. Si decimos: “En un lugar de La Mancha…”, ellos nos llevan a la comarca española; si alguien grita: “Mi reino por un caballo”, nos sitúan en un campo de batalla inglés; si el dramaturgo nos habla de unas fisgonas, ellos nos transportan a Paso Ancho.

Oscar Wilde nos sugiere el cumpleaños de una niña mimada de doce años, y el pincel de Joaquín Rodríguez del Paso nos transporta al Siglo de Oro español imaginado en el siglo XXI.

FOTOS

Nacion.com

El telón principal, al fondo, alcanza 7 metros de alto y se extiende 15 de largo. Joaquín Rodríguez para LN

Nacion.com

Decorado de una de las salas del palacio en que ocurre la historia. Teatro Nacional para LN

Nacion.com

Los colores de los vestuarios y de los decorados fueron coordinados cuidadosamente. Teatro Nacional para LN

  • Nacion.com
  • Nacion.com
  • Nacion.com

Festejo

Tras la danza

Compañía Danzay Coreografía y dirección: María Amalia Pendones Principales intérpretes: Carlos Caballero, Kristiane Feoli, Mariana Elizondo, Vanessa de la O, Tatiana Sánchez, Florencia Chaves, Alessandro Tosatti y Álvaro Marenco. Presentaciones: Jueves 12 y viernes 13 de junio a las 8 p. m. Sábado 14 a las 5 p. m. y domingo 15 a las 11 a. m. y a las 5 p. m. Escenario: Teatro Nacional

Áncora
Desde 1972, Áncora es la revista cultural de La Nación. Los domingos ofrece variada información y análisis sobre literatura, teatro, danza, cine, artes plásticas, lingüística, arte culinaria, filosofía, ciencias, libros y otros campos de la cultura.
B&R
Todo lo que necesita saber del desarrollo inmobiliario y los bienes raíces en este suplemento que se publica todos los sábados. Los temas son muy variados y abarcan desde la compraventa de una casa, hasta los trámites legales al construir.
Caja de Cambios
Un suplemento dedicado a las últimas novedades sobre automóviles, transporte, y combustibles. Encuentre aquí espacios interactivos donde podrá anunciar la venta de su carro, dar su opinión y hasta mostrarle al mundo las fotos de su 'chuzo'.
Proa
Reportajes, semblanzas, relatos, crónicas y entrevistas se mezclan en esta publicación dominical dedicada a resaltar el ángulo humano de la noticia y a interpretarla.
Teleguía
El mundo de la televisión y el entretenimiento en una revista semanal. Teleguía le ofrece cada domingo un reportaje de un programa o artista de la televisión nacional o internacional. Además, de todos los chismes faranduleros con El Topo.
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Fax Horóscopo Cartelera de cine
| GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS DE LA NACIÓN | ANÚNCIESE EN LA NACIÓN | TARIFARIO DE LA NACIÓN | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2008. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS