LN ÁNCORA

Costa Rica, Domingo 25 de enero de 2009

/ÁNCORA

Arte

El adelantado Felo García

  Honores Colegas y especialistas hablan sobre la vida y la obra del Premio Magón del 2008

Darío Chinchilla Ugalde | dariochinchilla@nacion.com

Durante su juventud, el empuje de Rafael Ángel Felo García (Paraíso de Cartago, 1928) le valió el apodo de El Adelantado . Recientemente, su estrella de aventajado llegó a la cima: buena parte del ambiente cultural del país lo consideraba Premio Magón años antes de haberlo recibido. El reconocimiento madrugó; el galardón llegó lerdo.

Esta semana se anunció el premio que otorga el Estado por una vida dedicada a la cultura.

Junto con Lola Fernández y Manuel de la Cruz González, a García se lo considera uno de los fundadores de la pintura abstracta en el país. En 1961, al lado de Néstor Zeledón Guzmán, ideó el Grupo Ocho, integrado por artistas que remecieron la plástica nacional.

A García también se le reconoce su labor de arquitecto y de gestor cultural. En 1962, fue el promotor de la Dirección General de Cultura del Ministerio de Educación la cual fue el germen del Ministerio de Cultura (1970). Fue también uno de los creadores del Colegio de Arquitectos (1971) y de la Escuela de Arquitectura de la UCR (1971).

Por si fuera poco, las glorias deportivas no le son ajenas: García jugó futbol profesional en Inglaterra y en Cuba a finales de los años 40.

Áncora conversó con personas cercanas a García y a su obra para que dieran distintas luces sobre él.

Néstor Zeledón Guzmán (escultor y miembro del Grupo Ocho)

Durante los años 60, el gusto artístico del país todavía tenía reminiscencias del romanticismo del siglo XIX. De pronto, nosotros [el Grupo Ocho] irrumpimos en el medio con un arte que no tenía nada que ver con eso. Proponíamos la simplificación de la forma y del color, así como formas de composición tan distintas que a veces incluso llegaban a ser escandalosas.

Felo siempre se caracterizó por tener una pintura y un dibujo muy dinámicos que probablemente le venían de su profesión de arquitecto.

Me da una enorme alegría y gran satisfacción este reconocimiento tan bien merecido. Siento que el Grupo Ocho está vivo.

Lola Fernández (pintora y Premio Magón de 1995)

Estoy muy complacida de que Felo García haya obtenido el premio. En cuanto a nuestro acercamiento a la pintura, hay que tener en cuenta la coincidencia de que los tres –Felo García, Manuel de la Cruz González y yo– regresamos al país en la misma época (en los años 50) con inquietudes renovadoras.

Yo creo que la “pintura abstracta” no existe pues todo figura algo; de tal modo, lo que nosotros hacemos sugiere una figuración de un modo mucho más sutil.

Por su lado, Manuel trajo de Venezuela una abstracción geométrica lindísima y más sintetizada por medio de sus lacas. Por el contrario, Felo y yo trabajábamos una pintura más vinculada a la mancha. Su trabajo es explosivo, con combinación de colores fuertes. A mí todavía me impactan mucho esos trabajos.

Guillermo Montero (historiador del arte y exdirector del Museo de Arte Costarricense)

En 1968, el aula de Felo García, en la Escuela de Artes Plásticas, era muy contemporánea. Felo acostumbraba educar pintando delante de sus alumnos, con técnicas de chorreo y de texturizar los cuadros. Se podría decir que se inscribía dentro de la tradición de los talleres renacentistas, pero desde un punto de vista contemporáneo.

El tipo de pintura que hacía en los 60 estaba muy influido por el New Vision Group, la comunidad artística de la cual formó parte en Inglaterra en los 50. También recibió el influjo de la action painting, que se desarrollaba en los Estados Unidos. Sin embargo, a diferencia de este estilo, su pintura nace de un efecto más controlado.

Otra influencia decisiva anterior fue su encuentro con Manuel de la Cruz González, en Cuba, en 1948, cuando ambos permanecieron allí como artistas exiliados.

Ileana Alvarado (curadora y coautora del libro Felo García: artista, gestor, provocador, innovador )

Felo García comienza la estética del tugurio en los años 70. Aunque hay una preocupación social en estas obras, él no las hace como una denuncia social, sino más bien como un homenaje pictórico hacia un tipo de arquitectura.

Felo encuentra la belleza en un tema que se pensaba que no era estético. Además, introduce el paisaje urbano como uno de sus ejes de producción en un país y un tiempo en el que se continuaba con la pasión por el paisaje “bonito”, nostálgico y romántico.

Luis Fernando Quirós (artista y coautor del libro Felo García: artista, gestor, provocador, innovador )

Dentro de la arquitectura que proyectó con el Departamento de Arquitectura Escolar del MOPT, Felo García hizo dos obras muy interesantes: la Escuela de La Ribera, de Belén, y la de Paraíso de Cartago, que fue donde yo estudié. Se supone que el espacio nos influencia y nos educa. En Paraíso hay un semillero de pintores, músicos y gente dedicada al arte, y esto se lo debemos, en parte, a una escuela con un sentido de construcción muy particular.

A principios de los 70, cuando todavía no existían la Escuela de Arquitectura de la UCR ni el Colegio de Arquitectos, se formó una asociación encabezada por Felo. Ella planteó un diseño urbanístico de San José que, si se hubiese hecho en ese momento, nos habría deparado una ciudad muy distinta de la que hoy suscita nuestras quejas. Ahora se ha traído consultores de fuera para tratar de replantear la ciudad: lo que han dicho es lo mismo que propuso aquella gente en los 70.

Jorge Bertheau (arquitecto)

Cuando terminé la carrera en México y regresé a Costa Rica, uno de los primeros colegas con quienes me puse en contacto fue Felo, quien era amigo de mamá (Margarita Bertheau) por el lado de los artistas. La parte que me ha tocado conocer de Felo es de “compinchería”: han sido épocas muy vitales, llenas de actividad y de luchas hermosas.

Compartimos un montón de inquietudes, entre las cuales estaba el formar un Colegio de Arquitectos, tratar de hacer una Escuela de Arquitectura y proponer soluciones para la ciudad de San José.

La Escuela se fue consolidando pese a cincuenta mil problemas, pero fue una lucha muy bonita. A uno le gusta hacer cosas en las que cree, y la gestión de Felo, como su primer director, fue valiente, oportuna y muy bien ubicada.

Con respecto a los planes para la ciudad, Felo tenía ideas muy serias y profesionales. Tratamos de luchar por ellas; no se ganaron muchas. Las batallas siempre son una especie de carrera de relevos, y los jóvenes han tomado esas ideas y las han reformulado a su modo.

Alberto Cañas (jurado del premio, escritor, primer ministro de Cultura y Premio Magón de 1976)

Felo García fue el primer ministro de Cultura de facto ya que don Chico Orlich le dio suficiente autonomía para que manejara la Dirección General de Artes y Letras (1962). Además, como lo señaló la actual ministra de Cultura, mientras estuvo allí convenció a las instituciones estatales de comprar arte nacional, lo que posteriormente se hizo una ley y además incentivó el coleccionismo privado.

Felo empezó a divulgar la cultura. Hay una anécdota divertidísima en la cual él llevó a Guanacaste –creo que a Bagaces– un conjunto musical para que interpretara música de Stravinski y Prokófiev. El concierto tuvo un éxito tal que demostró que el pueblo está capacitado para escuchar música difícil.

Dentro del MEP, Felo también abrió una sala de exposiciones en la avenida Central. Allí también se dictaban conferencias y se hacía lectura de obras.

Gracias a su gestión, durante solo tres años, los que estábamos en la política (yo era diputado en ese tiempo) nos dimos cuenta de la necesidad de un Ministerio de Cultura. Me siento orgulloso porque estuve peleando ese premio desde hace años. No se puede concebir a alguien más completo como artista y como persona.

FOTOS

  • Nacion.com

    Rafael Ángel García (1928) fue reconocido con el premio Magón del 2008 por toda una vida dedicada a la cultura. Ileana Arauz para LN

  • Nacion.com

    García, en abril de 1974, en su despacho de la Escuela de Arquitectura de la UCR, donde fungió como primer director. Archivo

  • Nacion.com

    Tugurios bajo el puente (1975), óleo sobre monzonita. Archivo

  • Nacion.com

    Galaxia 44 (1965), óleo y arena. Teatro Nacional para LN

  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
ADEMÁS EN ÁNCORA
Áncora
Desde 1972, Áncora es la revista cultural de La Nación. Los domingos ofrece variada información y análisis sobre literatura, teatro, danza, cine, artes plásticas, lingüística, arte culinaria, filosofía, ciencias, libros y otros campos de la cultura.
Ámbitos
Este suplemento que se publica todos los sábados tiene como objetivo informarle sobre temas como construcción, arquitectura y urbanismo; pero también sobre esos detalles que hacen de su espacio un ámbito único y acogedor.
Proa
Reportajes, semblanzas, relatos, crónicas y entrevistas se mezclan en esta publicación dominical dedicada a resaltar el ángulo humano de la noticia y a interpretarla.
Teleguía
El mundo de la televisión y el entretenimiento en una revista semanal. Teleguía le ofrece cada domingo un reportaje de un programa o artista de la televisión nacional o internacional. Además, de todos los chismes faranduleros con El Topo.
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS