LN ÁNCORA

Costa Rica, Domingo 14 de junio de 2009

/ÁNCORA

Cine

Un nuevo noir

  Minucioso ‘Un profeta’, de Jacques Audiard, disecciona mecanismos del crimen organizado

Jurgen Ureña Arroyo | jurgenurena@yahoo.com

Tras su proyección en el reciente Festival de Cannes, la mayoría crítica y cinéfila profetizó que Un profeta (2009) se llevaría la Palma de Oro. Se equivocó la mayoría –como es su costumbre– al olvidar que las decisiones de un jurado son insondables. Olvidó también que el máximo galardón del festival había encontrado con suficiente anticipación a un ganador tan meritorio como esperado: el austriaco Michael Haneke.

Un profeta merecía la Palma de Oro: esto es ya una verdad a gritos; a cambio recibió el Premio del Jurado y el reconocimiento para Jacques Audiard como uno de los directores más destacados y renovadores del cine de los bajos fondos urbanos, plagado de personajes corruptos y entrañables, conocido como el film noir [negro].

La película expone el periplo carcelario y la marcada metamorfosis de un joven de origen magrebí, Malik El Djebena. Las acciones se inician cuando el protagonista ingresa en el presidio, calzado con los zapatos de un hamponcillo iletrado, sin familiares ni amigos, y concluyen con su salida, seis años después, con un personaje transformado en poderoso jefe de la mafia.

Un profeta expone en detalle el tránsito del joven protagonista, ubicado a cada paso entre el enfrentamiento letal y la complicidad con sus nuevos compañeros, entre el temor y la determinación para saltar sobre el cuello vecino. El desarrollo del filme, cargado de violencia, pero exento de efectismos gratuitos, representa 150 minutos del más vigoroso cine carcelario que se ha filmado en años.

Entre rejas. Casi desde sus orígenes, el cine francés ha cultivado la buena costumbre de producir genuinas obras maestras a partir de géneros cinematográficos considerados menores. El cine carcelario no es la excepción, y ha dado a la gran familia cinéfila al menos dos grandes placeres: Un condenado a muerte escapa (1956), dirigida por Robert Bresson, y El agujero (1960) –titulada en España La evasión– del director Jacques Becker.

La cinta dirigida por Bresson desarrolla una línea argumental mínima –como ocurre con todas sus películas–, al extremo de estar contenida casi íntegramente en su título. Por otra parte, el filme de Jacques Becker muestra un mayor gusto por la peripecia, aunque podría reducirse también al motivo recurrente y casi inevitable del cine carcelario: la fuga.

En el amplio panorama del cine estadounidense, la lista de películas memorables sobre el tema se extiende, aunque no por ello resulta diversa en sus soluciones argumentales. Quien haya visto Fuerza bruta (1947), Papillon (1973), Fuga de Alcatraz (1979), Bajo el peso de la ley (1986) o Sueños de fuga (1994), concluirá fácilmente que la prisión solo sirve para fugarse de ella.

Una cándida excepción a esta regla es El hombre de Alcatraz (1962), dirigida por John Frankenheimer. En este filme, un presidiario cuida los pájaros enfermos que se acercan a su ventana, lo que conforma una visión del ámbito carcelario como lugar propicio para el gesto contemplativo y edificante.

En nuestra América Latina, el cineasta Héctor Babenco ha abierto nuevas posibilidades al subgénero, con un cine de amplio calado emocional. A través de filmes como El beso de la mujer araña (1985) y Carandiru (2003), Babenco ha ampliado el motivo de la fuga a los territorios de la imaginación y del relato oral.

Finalmente, con Un profeta, Jacques Audiard propone un giro mayor a las andanzas del cine carcelario. En la película, el presidio no es ya un espacio para redimirse o fugarse de él, sino un lugar de enseñanza criminal, diseñado, e incluso patrocinado, por las corruptelas que rigen nuestras sociedades contemporáneas. En fin, otra verdad a gritos.

Recorridos. La aventura fílmica de Jacques Audiard empieza con los pacientes trabajos del montador cinematográfico, a la vez que adapta varias obras literarias para el teatro. A principios de los años 80, el novel cineasta inicia la carrera de guionista, a la que se había dedicado su padre, lo que al cabo de los años se convierte en un generoso punto de giro en su desarrollo profesional.

En 1994, Audiard estrena Mira a los hombres caer , un road movie que destaca precisamente por su acabado guión y le depara el premio de la Academia Francesa a la mejor ópera prima.

Dos años después, Audiard filma Un héroe muy discreto (1996), película ambientada en la Segunda Guerra Mundial, que da cuenta de las andanzas de un falsificador en su intento por convertirse en héroe de la Resistencia.

Este segundo filme sumerge a Audiard en un universo de antihéroes marginales que no abandonará en lo sucesivo, a la vez que le confiere el reconocimiento de la crítica francesa y el Premio al Mejor Guion en el Festival de Cannes.

Su tercer largometraje, Lee mis labios (2001), cuenta la historia de una joven oficinista, sorda y despreciada por sus compañeros de trabajo, y de su relación con un exconvicto en libertad condicional. Una vez más, Audiard indaga en la complejidad de las relaciones entre seres marginales, unidos por sentimientos como el amor, el miedo y el deseo de venganza.

Su penúltimo filme, De latir mi corazón se ha parado (2005), está inspirado en el clásico del cine independiente estadounidense Fingers (1978), dirigido por James Toback. La película sigue las andanzas de un burócrata, dividido entre la posibilidad de seguir los pasos de su padre en un sórdido negocio inmobiliario, o convertirse en pianista como su madre.

Con esta película el cineasta diseña un pulido espejo de su entorno inmediato, lo que se constituye además un rasgo característico en su filmografía. ¿Es esta la razón que ha convertido a Jacques Audiard en un profeta en su tierra?, ¿es su capacidad para diseñar guiones de gran lucidez e intensidad?, ¿es su puesta en escena, sencilla y efectiva? Probablemente sea todo a la vez, junto con alguna virtud adicional.

La primera impresión que surge tras ver Un profeta es que es un filme capaz de fijar la mirada hacia adelante, que desecha lugares comunes, y que señala un nuevo tipo de criminal urbano, paciente y agudo. Las segundas impresiones en torno al filme sugieren la llegada de un nuevo film noir , tan violento y claustrofóbico como sus predecesores; tan contemporáneo como solo puede esperarse de un cine socialmente comprometido; tan profético e intenso como pocos.

FOTOS

  • Nacion.com

    Jacques Audiard y Tahar Rahim discuten durante el rodaje del filme. Jurgen Ureña para LN

  • Nacion.com

    En Un profeta , el debutante Tahar Rahim interpreta al magrebí Malik El Djebena. Jurgen Ureña para LN

  • Nacion.com

    La filmografía de Jacques Audiard se caracteriza por su precisión y su agudeza. Jurgen Ureña para LN

  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen

Ficha técnica

de ‘Un profeta’

Año: 2009. País: Francia. Duración: 150 minutos. Dirección: Jacques Audiard. Guion: Jacques Audiard, Thomas Bidegain. Producción: Martine Cassinelli. Música: Alexandre Desplat. Fotografía: Stéphane Fontaine. Dirección artística: Michel Barthélémy. Sonido: Brigitte Taillandier. Montaje: Juliette Welfling. Interpretación: Tahar Rahim ( Malik ), Niels Arestrup ( Cesar Luciani ), Adel Bencherif ( Ryad ), Reda Kateb ( Jordi ).

ADEMÁS EN ÁNCORA
Áncora
Desde 1972, Áncora es la revista cultural de La Nación. Los domingos ofrece variada información y análisis sobre literatura, teatro, danza, cine, artes plásticas, lingüística, arte culinaria, filosofía, ciencias, libros y otros campos de la cultura.
Ámbitos
Este suplemento que se publica todos los sábados tiene como objetivo informarle sobre temas como construcción, arquitectura y urbanismo; pero también sobre esos detalles que hacen de su espacio un ámbito único y acogedor.
Proa
Reportajes, semblanzas, relatos, crónicas y entrevistas se mezclan en esta publicación dominical dedicada a resaltar el ángulo humano de la noticia y a interpretarla.
Teleguía
El mundo de la televisión y el entretenimiento en una revista semanal. Teleguía le ofrece cada domingo un reportaje de un programa o artista de la televisión nacional o internacional. Además, de todos los chismes faranduleros con El Topo.
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS