LN ÁNCORA

Costa Rica, Domingo 8 de noviembre de 2009

/ÁNCORA

Arte

Lugares con alma

  Paisajista Ciudad, campo y mar abren sus panoramas en las obras de Adrián Valenciano

Darío Chinchilla Ugalde | dariochinchilla@nacion.com

Adrián Valenciano (1937) es un artista poblado de nombres. Cuando habla de su trabajo recita sus influencias como si fuesen un santoral: Dinorah Bolandi, maestra de su acuarela; Teodorico Quirós, su mentor arquitectónico; Andrew Wyeth, pintor tan extranjero y, sin embargo, tan cercano…

“Nada de lo que he hecho es una reacción espontánea; todo se debe a la investigación profunda de los artistas que influyen en mi vida. Reconocer todo su legado es reconocer mi identidad como autor”, declara.

Valenciano se había demorado –tal vez muchas décadas– en presentar una primera exposición individual de su obra. No obstante, hoy ofrece una exhibición múltiple que revela sus quehaceres como acuarelista, dibujante y fotógrafo en el salón de exposiciones temporales del Instituto Nacional de Seguros (ubicado en el vestíbulo de su edificio central, en San José).

La huella del arquitecto que también es artista se nota en sus figuraciones plenas de ángulos, edificios y perspectivas. Si su obra no fuera tan elocuente, también sabríamos de su pasión dicha de sus labios: “No es posible que vivamos sin amar San José”.

Tres técnicas. Las doce acuarelas que presenta Valenciano son de estilo impresionista, solución habitual para este tipo de técnica. Pocas manchas sobre el papel le sirven para recrear el trajín de una calle, un paisaje campestre y un barco en el atracadero.

“Hago paisaje urbano porque vivo en San José, hago paisaje rural porque me rodea y es muy accesible, y hago marinas porque me ofrece una perspectiva desconocida: odio el mar, pero me gusta lo que lo rodea, la vida en las costas”, dice.

El pintor trata cada tema con una paleta de colores distinta. A la ciudad la mira en tonos ocres suaves, como regalándole calidez a los grises. Los paisajes campestres son tratados con colores brillantes en los que, por supuesto, abundan los verdes. Con las marinas usa tonos más tostados, principalmente los cafés.

En el caso de las pinturas urbanas, la influencia arquitectónica se nota en la verticalidad de las obras (lo cual pone un acento en los edificios). Esta cualidad también se percibe en los diez dibujos de la muestra, hechos con pluma fuente y marcador. Los trazos de este tipo de obras tienen un estilo tembloroso y da la sensación general de que los edificios vibran.

Un elemento que destaca especialmente en este tipo de obras son los cables de electricidad que se enredan entre los techos y cruzan las calles de la ciudad. La fineza de la pluma le permite al artista poner una atención especial en este elemento característico de San José.

Ahora bien, si el dibujo de Valenciano se fija en la ciudad, su fotografía –al igual que parte de su acuarela– se la dedica al paisaje rural y, más aún, a los ambientes boscosos. El artista presenta diez fotos en blanco y negro, en las cuales, a diferencia de sus obras plásticas, muestra pocos planos; a lo sumo, dos. El fotógrafo explica que en sus imágenes le preocupa el genius loci (el espíritu del lugar) o, como él lo define, “la particularidad del sitio”, otro concepto importante para la arquitectura.

Algunas obras retratan bosques tomados por la neblina. Este elemento da un efecto similar al de las “aguadas” de la acuarela.

El artista y amigo de Valenciano, Juan Luis Rodríguez, reseña: “Creo entender la lectura enneblinada de sus sitios e intuyo el vacío en cada uno de ellos, frente a nuestra costumbre de no admitir aquello que no se ve. Sin embargo, eso que no se ve, aun observando cada detalle, está ahí, en los espacios aparentemente negativos y vacíos”.

Con los grandes. Cuando fue estudiante particular de acuarela de Dinorah Bolandi, Adrián Valenciano miró alguna vez sus fotografías y le preguntó: “¿Puedo aprender a hacer eso?” Ese mismo día, ella le enseñó rápidamente los rudimentos de la captura y del revelado. A él le pareció mágico mirar el negativo ampliarse sobre el papel.

“Desde ese momento, Dinorah perdió al estudiante de pintura”, recuerda el artista.

A pesar de tener tantos profesores durante su formación, Valenciano se considera un artista que principalmente aprendió por su cuenta.

“En todos los campos he sido autodidacta. Mis maestros me permitieron eso, me abrieron las posibilidades para saber cuáles eran mis intereses dentro del arte y para profundizar en ellos por mí mismo”, agrega.

Entre esos titanes del arte costarricense se cuentan Teodorico Quirós (en cuyo estudio de arquitectura fue asistente), Francisco Amighetti (quien le regaló una colección de gubias para grabado que no lograron seducirlo), y Margarita Bertheau y Carlos Salazar Herrera (de quienes fue asistente en sus clases en la Universidad de Costa Rica). No obstante, con Bolandi tuvo una mayor sintonía, al igual que con la acuarela.

En esta técnica, Juan Luis Rodríguez afirma que su amigo aprendió las sutilezas de la línea mirando los trabajos de Ted Kautzky, pero, sobre todo, fue la influencia de la pintura del estadounidense Andrew Wyeth quien terminó de fijarle un norte en las posibilidades de la pintura al agua. Valenciano no solo reconoce este influjo en su técnica, sino en el abordaje de los temas domésticos y más cercanos.

“Wyeth revolucionó el arte y nunca salió de su finca: retrató su casa y la casa de sus vecinos”, resalta el pintor.

Valenciano afirma que, cuando un artista retrata un sitio, ayuda a cambiar la percepción sobre este sitio. Añade que esto fue lo que ocurrió con el Londres de finales del siglo XIX, con sus chimeneas que a todos les parecían un rasgo horrible. Los artistas, afirma el costarricense, les prestaron atención y lo tornaron en un objeto distintivo.

Tal vez los cables de tendido eléctrico de San José representen lo mismo que las chimeneas londinenses en las obras de Valenciano. Tal vez con sus cuadros los transeúntes puedan aprender a verla más amablemente. Tal vez.

FOTOS

  • Nacion.com

    Sin título (s. f.), dibujo a pluma y marcador. David Vargas

  • Nacion.com

    Paisaje urbano I - Av. Central (2008) acuarela. Adrián Valenciano para LN

  • Nacion.com

    Bosque 1 (s. f.), fotografía. Adrián Valenciano para LN

  • Nacion.com

    Adrián Valenciano (1937) se suma a la tradición de arquitectos artistas en el país. David Vargas

  • Nacion.com

    Sin título (s. f.), dibujo a pluma y marcador. David Vargas

  • Nacion.com

    Marina 2 (2008), acuarela. Adrián Valenciano para LN

  • Nacion.com

    La banca (s. f.), fotografía. Adrián Valenciano para LN

  • Nacion.com

    Sin título (s. f.), dibujo a pluma y marcador. David Vargas

  • Nacion.com

    Paisaje rural I (2009), acuarela. Adrián Valenciano para LN

  • Nacion.com

    Paisaje rural I (2009), acuarela. Adrián Valenciano para LN

  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
ADEMÁS EN ÁNCORA
Áncora
Desde 1972, Áncora es la revista cultural de La Nación. Los domingos ofrece variada información y análisis sobre literatura, teatro, danza, cine, artes plásticas, lingüística, arte culinaria, filosofía, ciencias, libros y otros campos de la cultura.
Ámbitos
Este suplemento que se publica todos los sábados tiene como objetivo informarle sobre temas como construcción, arquitectura y urbanismo; pero también sobre esos detalles que hacen de su espacio un ámbito único y acogedor.
Proa
Reportajes, semblanzas, relatos, crónicas y entrevistas se mezclan en esta publicación dominical dedicada a resaltar el ángulo humano de la noticia y a interpretarla.
Teleguía
El mundo de la televisión y el entretenimiento en una revista semanal. Teleguía le ofrece cada domingo un reportaje de un programa o artista de la televisión nacional o internacional. Además, de todos los chismes faranduleros con El Topo.
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS