LN ÁNCORA

Costa Rica, Domingo 8 de noviembre de 2009

/ÁNCORA

Otras disquisiciones

El derecho de las ranas

Víctor Hurtado Oviedo | vhurtado@nacion.com

Las ranas tienen muchas propiedades, pero, a diferencia de dos expresidentes, las ranas tienen las propiedades a su nombre.

Una de las propiedades de las ranas es su resistencia al extremismo de los climas. Así, cuando el invierno la deprime cual si oyese una conferencia de tres horas, la rana de la madera se cubre de hojarasca e hiberna, pero nunca se hiela pues su abundante glucosa es su anticongelante interno. Así lo narra el zoólogo Rick Emmer, quien, por lo que nos confiesa, vive en un asombro tan grande que no puede salir de él.

Si la rana pensase un poco más en sí misma, se alarmaría al saber que no caza insectos difuntos pues solo reacciona ante el movimiento. Así, si los insectos se quedan posando para una foto, la rana corre el peligro de morirse de hambre.

G. W. F. Hegel decía que el gato es un “animal filosófico”, quizá porque solía estar en silencio, como llevando un infinito por dentro y cual si se hubiera zampado un ratón metafísico; pero Hegel no advirtió que una cosa es callarse, y otra, pensar.

Más edificante, la rana es un batracio moral. Desde antiguo, ha servido al ser humano para proponer correcciones al ser humano, en un círculo vicioso que en verdad merece este nombre.

Recordemos que Esopo, Fedro, el arcipreste de Hita, Samaniego y La Fontaine tomaron prestada la rana al estanque para hacer, con ella, fábulas en las que los animales se comportan como gente.

Pese a a sus variantes, la fábula nos cuenta el malaventurado fin de ciertas ranas que pidieron rey a Zeus, rey de los dioses olímpicos.

Cuán baja opinión tendría Zeus de sí mismo, que, en vez de un rey, lanzó un tronco para que gobernase a las ranas. Estas son cortas, mas no perezosas, y notaron el divino fraude. Su error histórico fue pedir otro rey en vez de organizarse cívicamente y someter al tronco-rey al vigilante croar del Parlamento. Ya desagradable, Zeus les tiró una cigüeña, que comió a todas las ranas para que aprendiesen a moderar sus objetivos institucionales.

La fábula batracia es injusta y se parece a una farsa de Thomas Hobbes. Para este, las personas cedieron sus derechos a los reyes absolutos a fin de no matarse entre ellas. Las ranas merecieron otra oportunidad; la gente la merece también.

FOTOS

  • Nacion.com

    Las ranas que pidieron rey . Ilustración de 1666 del artista inglés Francis Barlow (1626-1704). mythfolklore.

ADEMÁS EN ÁNCORA
Áncora
Desde 1972, Áncora es la revista cultural de La Nación. Los domingos ofrece variada información y análisis sobre literatura, teatro, danza, cine, artes plásticas, lingüística, arte culinaria, filosofía, ciencias, libros y otros campos de la cultura.
Ámbitos
Este suplemento que se publica todos los sábados tiene como objetivo informarle sobre temas como construcción, arquitectura y urbanismo; pero también sobre esos detalles que hacen de su espacio un ámbito único y acogedor.
Proa
Reportajes, semblanzas, relatos, crónicas y entrevistas se mezclan en esta publicación dominical dedicada a resaltar el ángulo humano de la noticia y a interpretarla.
Teleguía
El mundo de la televisión y el entretenimiento en una revista semanal. Teleguía le ofrece cada domingo un reportaje de un programa o artista de la televisión nacional o internacional. Además, de todos los chismes faranduleros con El Topo.
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS