Banco Popular contribuye al desarrollo intelectual de las
jóvenes generaciones

Donación de equipo de cómputo

Como fruto de su fuerte tarea de responsabilidad social, extiende una mano a comunidades y centros educativos

Imágenes de la primera entrega de los equipos en julio del 2004.

En su interés de contribuir a que “la niñez costarricense se haga grande”, el Banco Popular y de Desarrollo Comunal, como continuación a la primera entrega de computadoras en el 2004 para alumnos de primaria de algunos centros educativos del país, se llevó a cabo el pasado 4 de mayo de 2005 una segunda entrega de equipos de cómputo.

La iniciativa forma parte del proceso de Proyección Social del Banco Popular, que incluye un plan de renovación del equipo tecnológico, por lo cual se reemplazaron computadoras cuya vida útil no ha expirado; y gracias a una negociación del Banco, la empresa Microsoft donó las licencias de los programas Windows y Office, con el fin de que las computadoras estén completamente equipadas y puedan funcionar de manera inmediata.

Imágenes de la primera entrega de los equipos en julio del 2004.

En la primera entrega, un total de 29 Juntas de Educación y 57 organizaciones comunales recibieron 152 equipos de cómputo por parte del Banco. Para realizar la asignación de estos recursos se entregaron tres computadoras a cada una de las 29 escuelas, y las 65 restantes se distribuyeron a través de la Confederación Nacional de Asociaciones de Desarrollo (CONADECO).

Algunos de los centros educativos beneficiados son el Liceo Experimental Bilingüe de Pococí, la Escuela Rubén Darío, la Escuela El Limbo de Guácimo, el Centro Educativo Lagos de Lindora y la Escuela de Manzanillo, Puntarenas. En el caso de las comunidades, las computadoras llegarán a Matina, Nandayure, Guatuso, Naranjo, Turrialba, Pérez Zeledón, Hojancha, Valverde Vega, Coto Brus y Osa, entre otras.

Momentos de entrega de las donaciones, en el Hotel Suerre en Guápiles, el pasado 4 de mayo de 2005.

En la segunda entrega, 18 centros de enseñanza de la provincia de Limón se beneficiaron con esta iniciativa del Banco Popular. Con esta donación, muchos alumnos tendrán acceso a una computadora con lo que su proceso educativo se verá beneficiado.

Por su parte, Alexander Zúñiga Matamoros, presidente de la Junta de Educación de la Escuela San Isidro, de La Alegría, en Siquirres, expresó que “no es fácil conseguir una donación de este tipo, por lo cual agradecemos al Banco Popular, pues este aporte nos permitirá preparar mejor a nuestros estudiantes para que puedan cumplir sus metas y proyectos, ya que hoy día hay tanta competencia”.

Momentos de entrega de las donaciones, en el Hotel Suerre en Guápiles, el pasado 4 de mayo de 2005.

Un agradecimiento similar expresó Ángela Núñez, directora del mismo centro, quien considera que mediante esta donación, el Banco Popular contribuye a la igualdad de oportunidades para los niños que estudian en instituciones rurales y cuentan con muy pocos recursos.

La Lic. Hazel Cepeda, Subgerente General de Operaciones del Banco Popular, comentó que “a la fecha hemos podido consolidar la entrega de más de 150 equipos de cómputo, con lo cual contribuimos a fortalecer la educación costarricense y a solucionar muchas de las necesidades de este tipo de instituciones”.

Como parte de este fuerte programa de acción social, el Banco continuará realizando este tipo de donativos a más comunidades y centros educativos del país, como una forma más de ampliar las oportunidades de desarrollo de las jóvenes generaciones en cuanto a aprendizaje, conocimiento tecnológico, profesional y social, contribuyendo así a hacer grande a la gente.