Kimberly Clark refleja
su compromiso social

Por medio de programas de acción constante

La empresa fue fundada en 1872 en Neenah, Wisconsin y pretende responder a las necesidades del consumidor y ofrecer una mejor calidad de vida a los costarricenses


Mantener su visión corporativa de “Mejorar cada día la salud, higiene y bienestar de la gente en todas partes” evidencia el compromiso social de Kimberly Clark con la población nacional, el cual está enfocado en las necesidades del consumidor final al cual accede a través de sus clientes en las áreas comerciales (mayoristas y detallistas) e institucionales (hotelería, industria y salud pública).

En Costa Rica, la empresa cuenta con 865 empleados directos los que con su talento, creatividad y compromiso obtienen como resultado productos innovadores que contribuyen a una mejor calidad de vida de la sociedad costarricense. Entre las marcas de la compañía se incluyen: Kleenex, Scott, Kotex, Huggies, Depend Plenitud y Scribe, entre otras.
Kimberly Clark ofrece a los consumidores nacionales en las áreas de salud e higiene productos de alta calidad. Sin embargo, su trabajo no termina ahí, a través de sus programas sociales realiza un aporte continuo en las áreas de ecología, salud y educación.

Impacto Ambiental

Esta compañía cuenta con una planta de tratamiento de aguas residuales no sólo para su propia utilización, sino también brinda el servicio a otras empresas.

Esta planta dispone de un sistema de tratamiento primario para la remoción de sólidos suspendidos, lo que garantiza la seguridad de las comunidades donde operan las empresas a las que les da el servicio al evitar la contaminación de cuencas y ríos.

Entre los desechos líquidos para los que ofrecen el servicio de tratamiento y disposición final se encuentran: aguas residuales industriales, lodos de tanques sépticos, aguas pretratadas, aguas residuales de laboratorios fotográficos, reactivos vencidos o usados, materia prima vencida o de rechazo, productos terminados vencidos, tintas, entre otros.

Como parte de la tarea de reciclar el agua, nace el Proyecto Recirculación del Efluente Final ya que para la empresa, la producción de papel es uno de los procesos que más agua demanda.

Además, Kimberly Clark utiliza como materia prima el papel reciclado, por ello se abastece a través de empresas familiares que se encargan de recolectar revistas, periódicos, hojas impresas, guías telefónicas y otros materiales. Con estos productos efectúa el proceso de reciclaje en sus molinos, brindando un servicio al país al contribuir con la reutilización del papel y genera un impacto positivo en la economía, al brindar apoyo a la microempresa.
En el área institucional, Kimberly Clark Professional, ofrece no sólo productos de higiene de calidad y tecnología, sino también equipos de dispensado, que implican una inversión elevada. Estos equipos son distribuidos a sus clientes con el objetivo de propiciar un uso adecuado del producto en los baños públicos y además, les generan ahorros a sus clientes al impulsar un menor costo por uso.

Salud
Kimberly Clark, a través de su marca de pañales Huggies, ha sido la principal impulsadora del Programa Nacional de Tamizaje, que se aplica en Costa Rica desde 1990.

Este programa cubre el 97% del territorio nacional y consiste en la aplicación de la “prueba del talón” a los recién nacidos. Esta prueba permite detectar desde el nacimiento 17 enfermedades metabólicas hereditarias responsables de generar retardo mental, discapacidades e incluso de causar la muerte.

Huggies hizo posible la sobrevivencia del programa en momentos difíciles, colaboró en la creación del software que maneja la base de datos, que hoy es la más actualizada del país. Además, ha hecho posible mejorar las pruebas al otorgar elementos indispensables para la recolección de muestras, elaborar papelería informativa y realizar promociones con el objetivo de obtener mayores recursos.


Educación
En el área educativa, Kimberly Clark cuenta con cuatro programas:

1) El “Plan Jardines” dirigido a los niños en edad preescolar, que lleva a cabo a través de su marca Scott. Este programa enfatiza en la educación en higiene que deben desarrollar los niños cuando dejan los pañales. A través de juegos y materiales adecuados para ellos, junto a personal de apoyo especializado y con la colaboración de las maestras, los enseñan y motivan a aplicar los aspectos básicos de limpieza e higiene.

2) El “Plan Educativo Kotex” dirigido a los preadolescentes sumistra información sobre los cambios físicos que se originan en el cuerpo durante la etapa de desarrollo. La información es presentada por personal especializado y es apoyada con materiales audiovisuales dirigidos a los jóvenes. Este programa se realiza durante todo el año escolar y cubre escuelas en todo el país.

3) La marca Scribe se unió el año pasado a Visión Mundial lanzando un programa denominado “Scribe el futuro de nuestros niños”. Este programa recaba recursos a través de la venta de cuadernos, los cuales se invierten en la compra de materiales escolares para los niños de las localidades marginales ubicadas en Guanacaste y la Zona Norte. Esto hace posible que muchos niños puedan estudiar y romper los círculos de pobreza en dichas áreas.

4) El Programa de Desarrollo de Talentos fue lanzado por el Departamento de Recursos Humanos de Kimberly Clark el año pasado, el objetivo de este proyecto es reclutar jóvenes profesionales costarricenses y brindar oportunidades de empleo. Este se ejecuta a través de la realización de Ferias de Empleo en las universidades.

Todos estos programas reflejan el compromiso adquirido por Kimberly Clark con Costa Rica. Una empresa que a través de sus 42 años de existencia en el país ha desarrollado un fuerte arraigo con nuestra cultura que la impulsa a seguir colaborando a mejorar la calidad de vida de los y las costarricenses.