La niñez es prioridad
para Procter & Gamble

Más de 22,000 pequeños se han beneficiado directamente por medio de más de 60 proyectos realizados

Esta empresa da un paso para ayudar a los niños a “Vivir, Aprender y Avanzar”


Programa de Voluntariado

A través de sus más de 300 productos Procter & Gamble trabaja para mejorar la calidad de vida de los consumidores alrededor del mundo, pero también lo hace a través de iniciativas humanitarias, educativas y sociales.

La implementación de la plataforma “Vivir, Aprender y Avanzar” de la que se desprende toda la acción social de la empresa a nivel mundial, es una clara expresión del propósito de acercarse cada día más a los consumidores y de conocer sus necesidades y las de sus comunidades en todo el mundo.

Como causa corporativa P&G ha optado por apoyar el desarrollo de niños que se encuentran entre las edades de 0 a 13 años, a través de la plataforma global de “Vivir, Aprender y Avanzar”.

Alejandra Cobb, gerente de Relaciones Corporativas comentó que “P&G ayuda a los niños a Vivir mediante la prevención de enfermedades de la infancia, les proveemos de lugares, herramientas y programas para desarrollar sus habilidades para Aprender y damos acceso a programas que ayuden a formar su autoestima y las habilidades que necesitan para Avanzar”.


Escuela La Cecilia de Talamanca

En el caso de Costa Rica, los esfuerzos de Responsabilidad Social de P&G están concentrados en Contribuciones Corporativas de alto impacto y en el Programa de Voluntariado. Cobb manifestó que “una de las razones por las cuales Procter & Gamble se instaló en Costa Rica hace seis años, fue por la calidad educativa de los costarricenses. Por esto, estamos comprometidos a contribuir para hacer una realidad la igualdad de acceso a la educación, por medio de nuestros programas de proyección social”.

Dentro de las Contribuciones Corporativas realizadas por P&G en Costa Rica destacan: la construcción del ala de Deficientes Visuales de la Escuela Fernando Centeno Güell, la construcción de la “Escuela Modelo La Celia en Sixaola de Talamanca,” la primera en ser construida sobre pilotes a 3,05 m sobre el nivel del suelo, para disminuir los estragos de las frecuentes inundaciones; y el programa “Eliminando Barreras,” mediante el cual se realizaron adecuaciones de infraestructura a escuelas con rampas, pasamanos y aulas accesibles para personas con discapacidad y se capacitó a docentes y personal administrativo para facilitar la inclusión de estas personas en los procesos educativos.

 


Escuela Fernando Centeno Güell

Asimismo, mediante un activo Programa de Voluntariado, los empleados de P&G cuentan con la oportunidad de participar en proyectos que les permiten colaborar con el bienestar de las comunidades directamente. Entre los programas disponibles para los voluntarios se encuentran: Deja tu Huella (proyectos de pintura, construcción y mejoramiento de infraestructura escolar), Voluntariado Profesional (aporte de conocimientos profesionales), Clubes Juveniles (apoyo en asignaturas básicas como matemática, español, ciencias y estudios sociales, así como temas de autoestima) y Tutorías a niños de preescolar (en alianza con la Asociación Amigos del Aprendizaje (ADA) se trabaja en la prevención de la deserción escolar mediante el desarrollo de destrezas de prelectura).


Proyecto Eliminando Barreras

Asimismo, en conjunto con la Asociación de Empresarios para el Desarrollo (AED), particularmente a través del programa “Un Poquitico de Mí”, los empleados de P&G en Costa Rica materializan su deseo de ser parte de la solución y no del problema, mediante su contribución monetaria automática y voluntaria. Existen también programas de otorgamiento de becas educativas, visitas académicas al Museo de Oro Precolombino y al InBioParque así como el apoyo de actividades culturales.

Para la realización de todas estas ideas, P&G desarrolla alianzas con instituciones públicas u ONG que aportan el conocimiento y la experiencia clave para la selección, realización e implementación de los proyectos que necesitan del apoyo de la empresa para levantarse, dar sus primeros pasos o continuar de una mejor manera con su funcionamiento.