VIDA Y MILAGROS

Rutero del arte

ANY PEREZ



Su nombre suena familiar. ¿Cómo no? Si con él muchos aprendimos el abecé de la pintura costarricense. Ricardo Ulloa Barrenechea ha dedicado su vida a aumentar la fama de los demás, nunca la suya. Pero eso no lo afecta porque carece "de envidia y de ambición".

-¿La obra de quién le costó mas reconstruir?

-El siglo XIX.

-¿A quién probaría cantando a capella?

-Al mejor barítono que tiene el país: Enrique Granados.

-¿Cuál es la faceta más oscura del arte?

-Sobre la que no hay monografías, de sus inicios.

-¿La recopilación de la obra de quién se luciría en Internet?

-La de Max Jiménez.

-¿Cuál episodio reconstruiría con una bola de cristal?

-La causa fundamental del asesinato contra Juan Rafael Mora.

-¿A qué recurre de emergencia cuando tiene mucha hambre?

-A algún dulce.

-¿Las características de quiénes formarían a su artista perfecto?

-Velázquez, Goya, Rembrandt y Monet.

-¿Cuáles cantones escogería para una novela épica y una de amor?

-Para la de amor, el San José de García Monge, a principios de siglo. Para la épica, el Cartago de Ricardo Jiménez.

-¿Existe algún símbolo del 48 en el arte?

-Esa fue la ruptura con la Costa Rica patriarcal. La Costa Rica contemporánea tiene como artista supercaracterístico a Alfonso Chase.

-¿Qué molesta más a los envidiosos: nuestro éxito o nuestra humildad?

-Que hagamos muchas cosas con éxito es lo que genera una envidia atroz.

-¿Cuándo sabe que terminó?

-Es difícil porque conforme avanzo en colorido empiezo a ver con diferente perspectiva la obra dibujada detrás.

-¿A quién dejó de admirar?

-Tuve cultura pictórica de la obra de Dalí por medio de libros, pero cuando vi la obra, me di cuenta de que su virtuosismo y refinamiento técnico no existieron.

-¿Las memorias de quién preferiría redactar?

Las de Ricardo Jiménez.

-¿Cuál pintor pudo haberse inspirado en el paisaje costarricense?

-El catalán Seferino Olivé. ¡Haría cosas fabulosas con el paisaje costarricense!

-¿Cuántas veces ha querido devolverse del camino escogido?

-Las desilusiones forman parte de la praxis... Visto ahora... No, no quise devolverme.

-¿En cuál veta no quiso meterse, aunque se lo recomendaran?

-Más bien creo que dedicarme a demasiadas cosas limitó la posibilidad de adquirir maestría en alguna de ellas.

-¿De cuál programa televisivo sería anfitrión?

-En el programa de Guido Sáenz.

-¿Cuándo ha sentido el cosquilleo de la ambición?

-Carezco de envidia y, por ello, de ambición.

-¿Valió la pena dedicar su vida a trabajar por la fama de los demás y no la propia?

-Sí valió la pena porque no soy egoísta.

-¿Cuál episodio histórico debería estar reflejado pictóricamente?

-Si yo fuese uno de esos grandes pintores latinoamericanos, debería estar pensando en recuperar pictóricamente esa hecatombe que fue la Conquista.

-¿Es cierto que las manos de los pianistas son las más bellas?

-La belleza se liga con la delicadeza y la armonía, y para tocar piano se requiere de mano fuerte.

-¿Quiénes son más geométricos: hombres o mujeres?

-La geometría es ordenamiento y racionalidad, por eso es más femenina. Cada vez me convenzo más de que lo único que puede rescatar a esta decadente política es una mujer, no solo en la Presidencia, sino en todo el gabinete.

-¿Volvió al disfrute de los lápices de colores en sus últimas obras?

-En los últimos cuatro años, lo que he hecho con lápices de color es superior a casi toda mi pintura anterior. Soy más espontáneo.

Encapsulado

Nombre: Ricardo José Ulloa Barrenechea.

Fecha de nacimiento: 15 de abril de 1928.

Estado civil: soltero.

Cuando su padre murió, Ricardo tenía 9 años. Su madre y su padrino, el sacerdote Ricardo Daniel Zúñiga, párroco de Aranjuez, lo guiaron a partir de entonces. Ambos estimularon la afición del niño por el arte. "Ya pintaba, pero la música me absorbió. Fui fundador de la orquesta del colegio Seminario."

Estudió piano con el maestro Guillermo Aguilar Machado y después órgano con el maestro Carlos Enrique Vargas. Entre 1953 y 1964 se graduó de pianista en España y de asistente nocturno al círculo de Bellas Artes. Allá se acercó a lo mejor de la intelectualidad madrileña. "En España me publicaron mi primer libro: Cantares y poemas de soledad".

Ya no con la acuarela inicial, sino con los lápices de colores.

En 1964, el Conservatorio Castella y la entonces Dirección General de Artes y Letras fueron los terrenos donde se desempenó.

Con su libro Los pintores de Costa Rica la secundaria nacional se acercó, en muchos casos por primera vez, a la obra de sus antepasados.

Sus artículos y críticas se han incluido en las mejores publicaciones nacionales. Fue asesor legislativo de Fernando Volio y Alberto Cañas y ahora quiere reeditar su libro de historia pictórica. Ese es el nuevo norte de este rutero del arte.


© 1998. LA NACION S.A. El contenido de La Nación Digital no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.co.cr