Sociedad

Una aventura entre letras

Ivannia Varela
ivarela@nacion.com

Los métodos para aprender a leer y escribir han variado con el tiempo. Descubra cuáles son las principales ventajas y desventajas de los más utilizados en las aulas costarricenses.

Quizá usted no tenga muy claro en su memoria cómo fue exactamente que comenzó a leer y escribir. Acaso fue con el famoso Paco y Lola o con algún silabario de la época, o tal vez tuvo que aprenderse primero el abecedario, las vocales y los sonidos producidos por las distintas letras que "la niña" dibujaba en la pizarra.

Infográfico:

  • Apoyo visual

    Además:
  • Apoyo visual

  • Hoy le corresponde a sus hijos enfrentarse a esa crucial experiencia. Sin embargo, no piense que ese proceso será idéntico al que usted vivió pues los métodos de lectoescritura han variado considerablemente en los últimos años y, en la mayoría de las escuelas del país, se utiliza un sistema totalmente diferente al de antaño.

    Ahora, desde que empiezan las clases la mayoría de los niños de primer grado se topan con carteles que exhiben textos completos, no letras solas, sílabas o palabras claves. Desde sus encuentros iniciales con la lectura, la maestra les muestra pequeñas historias como: "Este es el sapo Maraco. Sapo, sapo, sapo Maraco" (Español 1, Serie Girasol, de Mariela Avendaño, casa editorial Avesol, S.A), en vez de la tradicional fórmula: m+a = ma.

    ¿Cuál es la razón por la cual los niños de hoy aprenden a leer y escribir por medios tan diferentes? La respuesta está en la incansable búsqueda de los docentes por mejorar el proceso de enseñanza, pues, con el paso de los años, han salido a flote una serie de carencias o fallas de los métodos antiguos, que afectan a algunos estudiantes.

    Aunque existen tendencias mundiales para introducir a los niños en la lectoescritura, Costa Rica se ha caracterizado por ensayar más modelos que los demás países de la región. Por eso, en nuestro país los docentes tienen de dónde escoger. Pueden inclinarse por los llamados métodos de orden sintético que comienzan de lo particular para ir luego a lo general (del fonema, el grafema o la sílaba, hasta completar una oración) o los de orden analítico, que son los más utilizados hoy. Estos, por el contrario, parten de lo general para llegar a lo específico; del párrafo (corto, eso sí) a la unidad más pequeña.

    Un poco de historia

    Según la profesora María de los Ángeles Carpio Brenes, especialista en educación especial, la historia de nuestros métodos de lectoescritura se remonta a los tiempos de la Conquista, cuando los españoles trajeron su idioma y utilizaron como medios de enseñanza unos documentos llamados El Catón y El Carreño. Entonces, se trataba de un aprendizaje memorístico en que el niñodebía identificar las palabras por el simple hecho de verlas decenas de veces.

    Muchos años después, en 1901, bajo el mandato de Rafael Iglesias, se encarga al lingüista Carlos Gagini que redacte la serie de textos escolares El lector costarricense. Con estos se comenzó a enseñar el español con palabras más "ticas". Para 1905, se introdujo en las escuelas el Silabario costarricense, escrito por Napoleón Quesada.

    Sin recetas
    Todos los niños aprenden de manera distinta y por ello se debe buscar el método de lectoescritura más apropiado para cada uno.

    Luego hizo su aparición el Silabario castellano, de Porfirio Brenes Mesén, y más tarde, en 1936, se publicó y se declaró como texto oficial el Nuevo silabario, de Emma Gamboa. Este último constituye una gran revolución, pues por influencia de especialistas chilenos, se incorporan técnicas de lectoescritura más globales, menos silábicas. Además, se introduce la letra script (imprenta) y se deja de utilizar la cursiva (manuscrita) como letra introductoria.

    En 1960, Gamboa produce el primer libro totalmente ilustrado, a colores e impreso en Costa Rica: Paco y Lola. Así, se inaugura el método de oraciones cortas, relacionadas con la madre, el padre, la casa, los juegos y otros motivos cercanos al niño. Las oraciones de este libro están estructuradas en series, alrededor de un elemento principal o palabra clave. Esta aparece tres o más veces en distintas situaciones, de manera que el chiquito la aprende por repetición.

    Más tarde, los educadores comienzan a inquietarse por los problemas de comprensión de lectura y de cancaneo ("mi-ma-ma-me-a-ma") en muchos de los alumnos que aprendían a leer con estos sistemas, por lo que en 1970 surge una nueva alternativa: el método ecléctico, impulsado por la licenciada en educación Nora Ramírez de Chacón. Este es de orden analítico; parte de lo general hacia lo específico y es el que actualmente se emplea con mayor frecuencia. Los libros de texto Hacia el siglo XXI del Ministerio de Educación Pública tienen esta orientación.

    Y aunque los resultados de este sistema han sido favorables en buena medida, existe un amplio grupo de niños con problemas de aprendizaje, que no logran acoplarse a esta manera de aprender. Es por ello, que –según explicó Xinia María Calvo Cruz, educadora y profesora de la Universidad Florencio del Castillo, en Cartago– muchos maestros han vuelto a métodos de lectoescritura anteriores o deciden utilizar otros de tendencia analítica más novedosos. Lo que ya está comprobado es que no existen "recetas" para aprender a leer y lo importante es que la experiencia le resulte agradable y estimulante al niño, nunca un martirio.

    A continuación, un repaso por los métodos más utilizados con sus principales ventajas y desventajas:

    Los de tendencia sintética

    Fonético: Descripción: Este método enfatiza en los sonidos que producen las letras. Para ello, es indispensable que el niño se aprenda primero el abecedario.

    Ventajas: El pequeño puede leer todo tipo de textos, evita inversiones, sustituciones y omisiones.

    Desventaja: Se necesita de apoyo directo del maestro para que el niño pueda leer corrido.

    Ejemplo: La "m" suena "mm" y la "b": "be".

    Silábico: Descripción: Parte de las sílabas, es mecánico y lo dirige el docente. Se empieza con las vocales: el niño aprende el nombre de la letra, su sonido, figura y forma. Luego, con ayuda de tarjetas se le presentan poco a poco, los fonemas y grafemas. Más tarde, se fusionan sílabas para generar palabras. El orden en que generalmente se introducen las consonantes es: m,p,s,c,l,t,r,n,v,d,f,g,r. De último, se estudian los sonidos que, qui, ch, j, ll, ñ, z, y.

    Ventajas: Se utiliza con bastante regularidad porque los niños aprenden muy rápido. Es ideal para chiquitos rezagados o con ciertos problemas de aprendizaje. Los alumnos aprenden muy fácilmente a separar las palabras en sílabas.

    Desventaja: En cierto niños provoca cancaneo ("silabeo") y a algunos les cuesta comprender lo que leen.

    Ejemplos: sa la = sala ma pa = mapa

    Palabra clave Descripción: Se le presenta al niño una palabra completa con sentido y luego esta se desmenuza por sílabas.

    Ventajas: Tiene las mismas ventajas que el método silábico.

    Desventajas: Las mismas que el silábico.

    Ejemplo: sapo= sa po

    Los de tendencia analítica

    Ecléctico: Descripción: El maestro utiliza carteles de experiencia o pequeños textos preelaborados en los que siempre hay una palabra clave. Así, de una oración se saca una palabra, luego una sílaba y por último, se llega al análisis fonético. Para utilizar este método es necesario que el niño pase primero por una etapa llamada aprestamiento o período preparatorio. Poco a poco y de manera natural, el cerebro del chiquito comienza a realizar asociaciones.

    Ventajas: Es ideal para formar lectores independientes, con amplia capacidad de comprensión de lectura. No induce al cancaneo y por lo tanto hace que la lectura sea más fluida. Promueve la participación del grupo, además de una constante comunicación de ideas, experiencias y sentimientos de los niños pues se introducen juegos, charlas o hasta canciones relacionadas con cada cartel. Los chiquitos, además, comprenden con mayor facilidad que la lectura se realiza de izquierda a derecha.

    Desventaja: Es un método que entraña dificultad para niños con déficit atencional u otros tipos de problemas de aprendizaje, pues estos pequeños necesitan partir de lo particular y no de lo general. Algunos docentes dicen que con este método se dificulta la enseñanza de la ortografía.

    Ejemplo: "Veo un mapa.

    Es el mapa de un tesoro.

    Es un mapa para jugar".

    Endogenésico Descripción: El educador costarricense Rolando Zamora González fue quien lo comenzó a utilizar en 1992. Parte de la tesis de que todos los individuos nacen con estructuras lingüísticas básicas que les permiten convertir lo que hablan en signos. Así –planteaba él–, los niños deberán reunirse y hablar de determinado tema para que el docente tenga material a la hora de elaborar los carteles, respetando los sentimientos e intereses de sus alumnos.

    El método se compone de cinco fases. En la primera el niño piensa, expresa, ve, lee y escribe. En la segunda, piensa, expresa, ve, escribe, lee y descubre. En la tercera, piensa, escribe y lee su propio libro.

    En la cuarta, el niño es capaz de leer otros libros y escribe y en la quinta fase, el alumno escribe y lee independientemente.

    Ventajas: Es un método que fomenta la creatividad y la participación grupal.

    Desventajas: Los niños con problemas de aprendizaje se pueden perder en las historias o conversaciones y se les dificulta descubrir cómo surgió tal o cual palabra.

    Es un método poco favorable para niños tímidos.

    Ejemplo: Si en una conversación los niños dicen que les gusta jugar con bolas en el parque de la escuela, el docente puede elaborar un cartel con las palabras empleadas como: "En el parque de la escuela juego con la bola. Mis amigos traen la bola".

    Natural-integral Descripción: Fue creado por la uruguaya Cledia de Mello y puesto a prueba en Costa Rica en 1989 por recomendación de las especialistas Zaida Molina Bogantes y Sarita Chang Arauz. El método establece que el punto de partida es el niño y por eso deben aprovecharse la experiencia y los conocimientos que este ha adquirido desde su nacimiento. Lo más conveniente, por lo tanto, es hacer uso del vocabulario común del pequeño, como lo es su nombre y los nombres de algunos objetos cotidianos. En torno a cada palabra que se exhibe en el aula, cada grupo crea un código propio mediante movimientos bucales y gesticulaciones. Así, el niño reconoce más fácilmente el sonido de las palabras habladas.

    Ventajas: Es muy sencillo de aprender. Tiene un fuerte componente fonético y utiliza varios de los sentidos como canales para el proceso de la enseñanza-aprendizaje.

    Desventaja: Al ser tan libre, algunos sonidos se pueden perder.

    Ejemplo: Los niños asumen que la letra "a" suena "aaa". Luego se ponen de acuerdo y deciden representarla con la palma de la mano extendida y la boca medianamente abierta.

    Pictórico-fonético Descripción: Al comprobar que muchos estudiantes con problemas de aprendizaje no lograban salir adelante con los métodos de lectoescritura que se utilizan en el país, la especialista en educación especial, María de los Ángeles Carpio Brenes creó su propio método: el pictórico fonético.

    Este hace énfasis en el sonido de las letras, pero también en la representación gráfica de cada una. Es decir, la "b" se asocia con la palabra "bota" y por lo tanto, tiene forma de "bota".

    Ventajas: Es recomendado para quienes tienen dificultades para pensar en abstracto y necesitan una ayuda visual.

    Desventajas: Si no se aplica de manera adecuada, el niño podría tener dificultades para comprender la lectura.


    Apoyo visual

    El método pictórico-fonético es ideal para quienes tienen dificultades de pensar en abstracto. Cada letra está representada con un dibujo.


    © 2003. LA NACION S.A. El contenido de nacion.com no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com