Personaje

Don Pepe, el catalán

Pablo Fonseca
pfonseca@nacion.com


Un documental recrea el aprecio que hay por la familia Figueres en Os de Balaguer

Aunque se oponía a la dictadura y contravino la política de castellanización de Francisco Franco al dar un discurso en catalán, don Pepe asistió a un brindis ofrecido por Franco en Madrid, en 1956.

Un pueblito pequeño y árido, en el noreste de Cataluña, se ganó un lugar de privilegio en el alma del fundador de nuestra Segunda República.

En la alcaldía de Os de Balaguer, el retrato de don José Figueres Ferrer se codea con el del rey Juan Carlos y toma el lugar que debería ocupar el de Pasqual Maragall, presidente del gobierno catalán.

¿Falta de protocolo? Más bien derroche de cariño, podrían justificar los sencillos habitantes del poblado que vio salir al padre de don Pepe, Mariano Figueres Forges, a "hacer las Américas" hace casi una centuria, en 1906.

En la vieja casa de la familia Figueres en Os de Balaguer precisamente comienza la historia de Don Pepe Figueres, un documental que profundiza en las relaciones del tres veces presidente de la República con las tierras catalanas, y su importancia en el desarrollo de la Costa Rica moderna.

La obra, estrenada al otro lado del Atlántico el 1° de mayo, fue producida por Televisió de Catalunya y Claudio Lauria. En Costa Rica, este último espera presentarla el 25 de setiembre, fecha en que José Figueres celebraría su nacimiento.

Hacer las Américas

En su investigación, Lauria constata que los catalanes han sido una de las comunidades de inmigrantes más destacadas en Costa Rica.

En nuestro caso, la independencia de España no dejó grandes heridas entre ambas naciones. Formalmente las relaciones diplomáticas se establecieron en 1850 por medio del "Tratado de Reconocimiento, Paz y Amistad entre la República de Costa Rica y Su Majestad Católica la Reina de España". Para entonces, Cataluña ya tenía muchas décadas de formar parte del estado español. En 1859 es precisamente un catalán, José Ventura Espinach, quien fungió como primer vicecónsul de España con residencia en San José.

Los españoles que llegaron a Costa Rica antes de 1930 eran de clase media: comerciantes, agricultores y algunos profesionales. Los catalanes se "especializaron" en la creación de medios de comunicación y grandes comercios, y en el ejercicio de profesiones liberales. El padre de don Pepe fue médico, mientras que su madre, Francisca Ferrer Minguella, era maestra.

Desde ese momento, los apellidos catalanes comenzaron a pasearse con propiedad en la sociedad tica: Lines, Borrasé, Falcó, Soley, Güell, Pagés, Pujol y Raventós son solo algunos de ellos.

Según explica Lauria, el inmigrante catalán añoraba mucho su patria. Por eso creaba asociaciones o centros que celebraban con más energía que en su sociedad original las fiestas y conmemoraciones de especial significado. Otra forma de mantener su tradición cultural fue heredar su lengua a los hijos nacidos en Costa Rica.

Tierra de abuelos

José Figueres visitó la tierra de sus ancestros en 1956, cuando fungía como Presidente de la República, después de ganar las elecciones de 1953. Entonces se cumplieron 50 años de la salida de sus padres de la tierra que había sido su hogar.

Don Pepe fue recibido en Os de Balaguer como un hijo predilecto. Los testimonios recabados por Lauria dan cuenta de cómo la gente se le acercaba con tal entusiasmo que un policía debió retirarla para que el invitado pudiera llegar a su destino. Como era de esperarse, don Pepe llamó la atención al policía y le pidió no dificultar su contacto con el pueblo.

Ya en la alcaldía, desde uno de sus balcones -para que toda la gente lo pudiera ver y escuchar mejor- el mandatario pronunció un discurso en perfecto catalán. En aquellos años, Francisco Franco gobernaba dictatorialmente en España y había prohibido el uso de esta lengua regional e impulsado la castellanización de la zona. El discurso de Figueres fue un claro desafío a esta política de Franco.

Aunque don Pepe era antifranquista se vio en la obligación de visitar al dueño de España, quien le ofreció un brindis en Madrid. Como Franco tenía muy claro que Figueres no apoyaba su régimen y que su don de palabra podría traerle incomodidades a las que no estaba acostumbrado, el dictador dio un discurso justamente antes del brindis, de manera que no permitió al costarricense pronunciar palabra en público.

Escenas como estas son revividas en el documental de una hora elaborado por Lauria en tres zonas de Cataluña y más de una veintena de lugares costarricenses. El trabajo lo ha dedicado a la memoria de don Pepe y del cineasta tico Víctor Vega, fallecido en el 2003.

En el filme aparecen personajes muy diversos: desde Rafael Ángel Calderón Fournier y MaxTuta Cortés, por el lado costarricense; hasta Jordi Pujol (expresidente de la Generalitat) y vecinos de Os de Balaguer que siguen recordando con especial cariño al gobernante tico.

El trabajo también presenta la primera visita que realizó José María Figueres Olsen (hijo de don Pepe y también expresidente del país) a la tierra de sus tatarabuelos, en junio del año anterior.

Lauria recuerda el respeto y la nostalgia con que Figueres hijo visitó la casa de sus antepasados, y el singular aprecio con que la gente de Os de Balaguer parece no cansarse de regalar a los Figueres pese a los años transcurridos: el retrato de Figueres Olsen ya está colocado en la alcaldía del lugar, justo lado del de su padre.


Cataluña y España

Cataluña es una comunidad autónoma perteneciente al reino de España, situada al noreste de la península Ibérica. Tiene una superficie un tercio menor que la de Costa Rica, pero dos millones más de habitantes que nuestro país.

En esta región se habla el catalán, una lengua romance propia de la zona y similar al español solo en algunos aspectos. Durante la dictadura de Francisco Franco (1939-1975) hablar catalán estuvo prohibido pues se pregonaba la visión de que la diversidad lingüística contravenía la "unidad española" que siempre buscó la dictadura. Similar suerte sufrieron otras lenguas regionales de España.

La Generalitat de Catalunya es el organismo político-administrativo propio de la región, resucitado después de la muerte de Franco. Mediante la Generalitat se organiza políticamente el autogobierno de Cataluña, que tiene su propio presidente y su parlamento autónomo.

Barcelona es la capital de esta comunidad autónoma. De una antigüedad que se remonta a la época del imperio romano -cuando fue conocida como la Colonia Julia Augusta Paterna Faventia Barcino- la ciudad es considerada la capital del Mediterráneo y ha acogido los Juegos Olímpicos de 1992 y el Fórum de las Culturas del 2004, entre otras actividades de importancia de los últimos años. El rey de España ostenta entre sus títulos el de ser conde de Barcelona.


© 2003. LA NACION S.A. El contenido de nacion.com no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com