Procuran aumentar población cotizante

Un 9,36 % más para pensionados de CCSS

María Isabel Solís R.
Redactora de La Nación

Un incremento de 9,36 por ciento en sus ingresos percibirán, a partir del 1 de enero del año entrante, los 80.000 pensionados del Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte que administra la CCSS.

El nuevo aumento, el cual se pagará después del 6 de enero, implicará un ajuste de la pensión mínima que pasará de ¢19.070 a ¢20.860 y la máxima de ¢178.000 a ¢200.000. Se trata del segundo aumento aprobado este año; el primero de ellos se efectuó en agosto pasado y fue de un 9,60 por ciento.

El presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Alvaro Salas Chaves, precisó que este aumento significará para la institución una erogación de aproximadamente ¢2.900 millones que se pagarán, según el gerente de Pensiones, Róger Aguilar, con las reservas presupuestarias del régimen.

El incremento, de acuerdo con los jerarcas institucionales, tendrá el mismo porcentaje de revaloración para todos los pensionados con el objetivo de cubrir el costo de vida en el que ha incurrido ese sector de la población.

Aguilar destacó que en esta ocasión el reajuste fue superior al que experimentaron, para el mismo periodo, los trabajadores del sector privado que se fijó en un 8,25 por ciento.

Otras de las disposiciones aprobadas por la junta directiva es que todas aquellas personas que se afilien voluntariamente al sistema de Enfermedad y Maternidad también se tendrán que incorporar al de Invalidez, Vejez y Muerte. La medida procura aumentar la población cotizante a ese régimen.

La entidad también sigue empeñada en buscar una reforma que procure que los fondos del Banco Popular se transformen de un ahorro de corto plazo a uno de largo plazo, a fin de aumentar y mejorar la pensión de cada uno de los trabajadores.

Aproximadamente el 50 por ciento de los trabajadores costarricenses están adscritos al Régimen de Pensiones de la CCSS. Este es uno de los que tiene las cotizaciones más bajas pues, en este momento, el trabajador cotiza el 2,50 por ciento de su salario, el patrono 4,75 por ciento y el Estado aporta por cada servidor 0,25 por ciento.

Asimismo, el monto de la pensión promedio, actualmente, es cercano a los ¢36.000, y el porcentaje de reemplazo es del 75 por ciento del último salario; cabe destacar que el cálculo del estipendio se realiza sobre la base del promedio de los últimos 48 salarios.



Este material tiene derechos reservados © y no debe ser reproducido sin el permiso explícito del Diario o del servicio en línea. La Nación Edición Electrónica es un servicio de La Nación, S.A. ®. Para mayor información, escriba a webmaster@nacion.co.cr