En carta enviada ayer

Castro se disculpa ante diputados

Lea además:

William Mendez Garita
Redactor de La Nación

El ministro de Seguridad Pública, Juan Diego Castro, pidió ayer disculpas a la Asamblea Legislativa por el desfile que realizó frente al edificio de ese poder --el jueves último-- con los cuerpos policiales, lo cual originó roces entre el Congreso y el Gobierno.

Las excusas del titular de Seguridad están en una carta --de dos páginas-- que dirigió a los legisladores y que leyó a la prensa a las 11:48 a.m.

La decisión de Castro Fernández, quien previamente había manifestado que no tenía por qué disculparse pues no había ofendido a los parlamentarios, se produjo a 48 horas de que el Congreso decida sobre un voto de censura en su contra. La iniciativa fue planteada por los diputados de los partidos Liberación Nacional (PLN) y Unidad Social Cristiana (PUSC), así como por el independiente Rodrigo Gutiérrez.

La moción de censura contra Castro se originó horas después de que este y subalternos suyos realizaran una "parada" frente a la sede de la Asamblea Legislativa, en Cuesta de Moras. Un día antes, el Ministro de Seguridad había endilgado a los congresistas una cuota de responsabilidad en el problema de la seguridad ciudadana.

La fracción oficialista, además del voto de censura, pidió también la destitución de Juan Diego Castro. No obstante, el presidente José María Figueres justificó a su subalterno y ayer dijo que apoyaba la carta que envió a los parlamentarios.

La misiva fue remitida horas después de que el negociador del Poder Ejecutivo con el Congreso, el primer vicepresidente Rodrigo Oreamuno, inició una serie de contactos con la bancada liberacionista para encontrar una solución al conflicto.

Oreamuno expresó el martes que han habido malentendidos que lamentaba. "Sin embargo, yo tengo la esperanza de que se van ir arreglando. Don Juan Diego le está remitiendo una carta a los jefes de fracción y a don Antonio Alvarez --presidente de la Asamblea-- en la cual explicaba su posición y decía que no hubo ninguna intención de ofender", comentó.

Para Castro...

En su carta, el ministro Castro sostuvo: "Mi ánimo nunca fue el de generar fricciones ni malentendidos entre los poderes que ustedes --los diputados-- presiden y el Ministerio de Seguridad o el Poder Ejecutivo".

"Con mucho pesar, tuve que constatar que lo que fue concebido por mí como un acto cívico, y como una expresión de cercanía con el Poder Legislativo, fue interpretado por la mayoría de los señores diputados como un acto ofensivo para la independencia del Primer Poder de la República", agregó.

Tras conocer la disculpa de Castro, el legislador Rodrigo Gutiérrez manifestó que lo ocurrido frente a la Asamblea --la semana anterior-- hubiera sido una "intentona" de golpe de Estado en otro país, pero que ahora lo ve como un mecanismo para mejorar la imagen del Gobierno, apoyándose en el funcionario que tiene mayor aceptación.

El presidente del Congreso, Antonio Alvarez Desanti, dijo: "Recibo de buena manera la disculpa, y la tendremos en cuenta cuando se resuelva el voto de censura."

El jefe de la fracción oficialista, Luis Gerardo Villanueva, afirmó que la carta del ministro Castro no cambia en nada la posición de la bancada del PLN.

El diputado Ottón Solís, quien no avala censurar al Ministro, reiteró ayer que no respaldará tal petición. Asimismo, Víctor Hugo Núñez, del Partido Agrario Nacional (PAN), se dio por satisfecho con las excusas del funcionario.

El representante de Fuerza Democrática, Gerardo Trejos, afirmó que mantiene firme su decisión de apoyar el voto de censura contra Castro, y la socialcristiana Lorena Vásquez, consideró que se mantendrá la decisión mayoritaria de los diputados contra el "desfile militar" que encabezó el Ministro.

Colaboraron en esta información Rónald Matute, Rodolfo Martín y Milena Fernández, redactores de La Nación.


Con diferente tono

De retador a conciliador. El pasar de los días parecieron variar el discurso del ministro Juan Diego Castro.

"Dentro de los diputados hay mucha gente que es enemiga mía desde hace tiempo. Lástima que en la política no es como en los juicios porque cuando un juez es enemigo de uno y el juez es decente, se inhibe, y si no se inhibe, uno lo recusa. Si yo pudiera estar frente a los 57 jueces, que estoy seguro de que me van a condenar el jueves, los recusaría a todos, salvo a dos o tres de ellos...".
Programa Aló Pueblo (Radio Monumental, 11-12-95)

"Con lo ocurrido el jueves concluyeron las actividades de la Semana de la Policía, así que no haré más comentarios sobre lo sucedido. Para mí es un asunto terminado" (sic), enfatizó Castro, no obstante, a la pregunta de si se arrepentía de su actuación, respondió que no.
La República. Página 3A, 9 de diciembre de 1995.

"En el ejercicio de mis funciones, he tenido diferencias con varios miembros del Poder Legislativo. Ellas fueron el resultado normal del desempeño de un puesto tan ligado al enfrentamiento de conflictos como el que me ha encomendado el señor Presidente y jamás deben interpretarse que buscaran molestar, de ninguna manera, a algún señor diputado".
Carta del Ministro de Seguridad Pública a los jefes de fracción.


El vicepresidente de la República, Rodrigo Oreamuno, dijo ayer que espera que las explicaciones del ministro Juan Diego Castro al Congreso encuentren acogida.


















Este material tiene derechos reservados © y no debe ser reproducido sin el permiso explícito del Diario o del servicio en línea. La Nación Edición Electrónica es un servicio de La Nación, S.A. ®. Para mayor información, escriba a webmaster@nacion.co.cr