Para afrontar sus deudas

Periféricos pide auxilio a los tribunales

Giannina Segnini
Redactora de La Nación

Una carga de ¢4.000 millones en deudas globales, decenas de millones de colones que se multiplican a diario por concepto de intereses, cerca de 600 proveedores en alerta y un faltante de caja por ¢1.400 millones, llevaron a la Corporación Periféricos a solicitar la intervención por administración judicial de 15 de sus empresas ante el Juzgado Sexto Civil de San José.

Las solicitudes, que fueron presentadas antier (recuadro aparte), aducen que, pese a la solvencia de la corporación --que da empleo a 2.250 empleados--, afrontan problemas de liquidez que les impiden afrontar sus deudas y los intereses que estas generan.

Ayer, durante una conferencia de prensa celebrada en las oficinas centrales de Periféricos en Pavas, Oscar Saborío, presidente de la cadena comercial --que cuenta con 125 puntos de venta en todo el país--, indicó que ese fue el último recurso al que tuvo que echar mano para lograr una solución a las dificultades.

El empresario aseguró que la acción emprendida, que forma parte del proceso de reestructuración de la empresa, permitirá iniciar la normalización inmediata en la atención a los proveedores.

En su discurso, Saborío atribuyó los problemas a la difícil situación financiera que se vive en el mercado nacional y negó que la crisis de la compañía haya sido causada por el mal manejo de los negocios.

Sin embargo, para el ministro de Planificación, Leonardo Garnier, se trata de una situación particular que no puede generalizarse a otras firmas. "Claro, que siempre es preocupante cuando una compañía grande como esa tiene dificultades", agregó. Aunque los recursos fueron presentados antier, aún no han sido acogidos por los juzgados que los estudian, los cuales probablemente se pronunciarán la próxima semana, de acuerdo con la oficina de prensa de la Corte.

De aceptarse las solicitudes, el Poder Judicial nombraría a un curador que sería quien tome las decisiones por la empresa durante el proceso de intervención, que puede durar tres años. Además, el deudor --Periféricos-- se vería eximido de cancelar los intereses por sus deudas si así lo solicita en su plan de pago.

La compañía, que tiene deudas en nueve bancos, ocho públicos y el Banco Internacional de Costa Rica (BICSA) ha captado la atención de por lo menos cinco grupos de empresas internacionales provenientes de Guatemala (la cadena de supermercados PAIS), El Salvador, California y México.

Sin embargo, según Saborío apenas se está en el período de negociación y, a partir de hoy, empezarán a llegar los oferentes. El inversionista aseguró que cedería hasta el 50 por ciento de las acciones de la corporación para lograr una "unión estratégica" con el grupo interesado que más convenga en cuanto a aporte de recursos económicos y tecnología.

De A a C

Para Saborío, la gota que derramó el vaso fue la baja en la clasificación de riesgo que obtuvo la compañía --de la categoría A a la C-- en una publicación de la Empresa Clasificadora de Títulos y Valores S.A., el 9 de junio pasado.

Con el descenso, los títulos valores de Corporación Los Periféricos pasaron de ser considerados "instrumentos con buena capacidad de pago", a convertirse en "instrumentos con una alta posibilidad de retardo en el pago y de carácter especulativo".

"La publicación, en una situación de falta de liquidez, nos cerró todas las puertas de los círculos financieros del país y nos impidió formalizar algunos préstamos ya acordados con los bancos", sentenció Saborío en su discurso.

Consultado sobre las afirmaciones del presidente de la Corporación, Guillermo Zúñiga, gerente de la Clasificadora, manifestó que su empresa solo cumplió con su responsabilidad de clasificar los títulos. "Estoy a la espera de que nos expliquen las decisiones que ha tomado", agregó el experto.

Hace mes y medio, Periféricos anunció un arreglo de pago con sus proveedores por un monto de ¢1.400 millones, mediante la creación de un fideicomiso con el Banco Nacional. Sin embargo, el presidente de la cadena comercial aseguró que no prosperó a raíz de la publicación de la clasificación.

ponsabilidad de clasificar los títulos. "Estoy a la espera de que nos expliquen las decisiones que ha tomado", agregó el experto.

Hace mes y medio, Periféricos anunció un arreglo de pago con sus proveedores por un monto de ¢1.400 millones, mediante la creación de un fideicomiso con el Banco Nacional. Sin embargo, el presidente de la cadena comercial aseguró que no prosperó a raíz de la publicación de la clasificación.

Con cautela

Hasta ayer en horas de la tarde, la Comisión Nacional de Valores (CNV) no había recibido reportes de movimientos en los títulos de la empresa en la Bolsa. Así lo confirmó el gerente de esa entidad, Carlos Murillo.

Consultado sobre las posibles consecuencias de la solicitud de Periféricos, Murillo advirtió que la firma no ha parado de negociar y sus dificultades son de liquidez, no de incapacidad de pago a largo plazo.

"Si los arreglos concluyen, la situación podría arreglarse rápidamente; si no, se puede poner a la gente en espera de recibir intereses que pudo haber obtenido de una manera más rápida", aseguró Murillo.

El gerente explicó que en cualquiera de los casos en los que haya un emisor importante, notorio y visible como Periféricos, si se produce una falla en la atención de certificados de inversión se trata de un asunto preocupante que tiende a llamar la atención de la gente que se mueve en el mercado.

La actitud de precaución reinaba también entre los proveedores de la cadena comercial. La Nación intentó conocer la reacción de Cervecería Costa Rica, pero ninguno de los funcionarios consultados dijo tener autorización para referirse al asunto.

En la Scott Paper, se indicó que el suministro de productos a Periféricos continuaba normalmente, pero no quisieron informar sobre los arreglos de pago entre las dos empresas.

Jorge Pattoni, gerente de Dos Pinos, aseguró que el abastecimiento de sus productos se mantenía y que la corporación Periféricos no les adeuda nada hasta la fecha.

Colaboraron con esta información José David Guevara, Alexánder Ramírez, Arturo Alvarez y Marvin Barquero, redactores de La Nación.


¿Y ahora qué?

La solicitud de administración por intervención judicial solicitada por la Corporación Periféricos es un procedimiento que se tramita ante un juez cuando una empresa afronta problemas financieros temporales que no son de tal magnitud como para llevarla a la quiebra.

En tal caso, la firma privada tiene suficientes activos para cubrir sus pasivos, pero se prevé que, momentáneamente, no podrá cumplir con sus obligaciones.

El juez que conoce el asunto, si acepta el procedimiento pedido, nombra a un curador quien se encarga de supervisar la administración de la empresa. Esta continúa con su operación normal --sin necesidad de cerrar-- y en el plazo de tres años, de acuerdo con un plan de pago aprobado por el juez, se abocará a cancelar sus deudas.

A lo largo del proceso no se cobran intereses por las deudas y se paralizan los cobros en su contra. El deudor no podrá salir del país sin autorización judicial.

El juzgado ordenará, además, un estudio financiero del negocio y sus posibilidades de recuperación. Si el deudor no se recupera en el plazo fijado, el juzgado decidirá si se aplica un convenio preventivo o se declara en concurso o quiebra.

Otras empresas, como Botica Francesa y la Corporación Pipasa, han solicitado y se les ha concedido el proceso de administración por intervención judicial en los últimos dos años.

La primera de ellas permanece en esa condición desde octubre de 1993, en tanto que la segunda lo hace desde agosto del año anterior y ambas deberán cumplir el término de tres años antes que las autoridades judiciales determinen si mantienen sus operaciones o aplica alguna de las opciones mencionadas al cabo de la intervención.


Opiniones

Los serios problemas económicos que enfrenta la cadena de supermercados Periféricos tomó ayer a muchos por sorpresa, pero en círculos empresariales no provocó mayor preocupación. Este es un extracto de un sondeo de opinión realizado por La Nación.

  • Carlos Alvarado Moya,
    presidente de la Cámara de Comercio:

    "La situación de Periféricos es un problema focalizado y centralizado en la empresa, por lo que nos parece que no va a repercurtir en el resto del sistema."

  • Jorge Pattoni,
    gerente de la Cooperativa Dos Pinos:
    "Nosotros seguimos abasteciendo de productos a Periféricos. Esto que pasó es un bache, pero seguirán adelante. No hemos tenido ningún problema de pago de parte de ellos."

  • Carlos Tolentino,
    empleado de Periféricos:
    "Desde hace algún tiempo se notaba mucho faltante de mercadería, y si era así, era por algo. Aquí siempre se oyen comentarios de que no pagan a los proveedores. Yo sí sabía que hoy se solicitó la intervención judicial."

  • Ana Cecilia Porras,
    cliente:
    "No conocía la medida. Me parece que la competencia con los demás supermercados los puede haber colocado (a Periféricos) en estos problemas. No creo que hayan afectado las medidas del Gobierno."

  • Jesús Rodríguez,
    cliente:
    "Hoy me enteré de los problemas de Periféricos. Tomando en cuenta que es una empresa fuerte, posiblemente los problemas sean por mala administración. Sí creo que las medidas del Gobierno pudieran haber afectado."


    Resaltan bienestar económico de comercio

    Marvin Barquero
    Redactor de La Nación

    Pese a los efectos de la crisis del país, el sector comercial en general no está afectado por problemas financieros que auguren situaciones difíciles en las empresas del ramo, advirtió ayer la UCCAEP.

    Marco Vinicio Ruiz, presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones de la Empresa Privada (UCCAEP), explicó que en el sector comercial hay muchas empresas que gozan actualmente de una muy buena situación financiera.

    La conclusión de Ruiz se produjo al comentar los problemas afrontados por la Corporación Los Periféricos, firma que solicitó la administración por vía judicial.

    Periféricos viene afrontando problemas por falta de liquidez desde hace algunas semanas. Esta corporación se suma a otras, como las compañías bananeras, las empresas textileras, laboratorios Cofala y Lachner & Sáenz, que se han visto duramente golpeadas por la crisis económica por la que atraviesa el país.

    Ruiz dijo que la situación de Periféricos, aunque está influida en mucho por la crisis económica que atraviesa el país, no es un fenómeno generalizado en el sector comercial.

    Detalló que es un asunto particular de una empresa y no una corriente para todo el sector. No se repite, por tanto, la situación por ejemplo del sector bananero, donde una crisis afecta por igual a todas las empresas.

    El dirigente del sector privado lamentó que esta situación afecte a una corporación que goza de tanto prestigio en el país. Especialmente destacó la dedicación con que la familia Saborío levantó el grupo empresarial, uno de los puntos básicos del prestigio con que cuenta.

    La administración por intervención judicial, concretó el dirigente, tampoco significa que la empresa no sea viable. Es solo una manera de continuar con el proceso de reorganización en que se ha visto involucrada la Corporación.

    Pese a aceptar que Periféricos afronta efectivamente problemas por falta de liquidez, lo cual afecta su capacidad de pago a proveedores, Ruiz confió en que efectué un plan de reorganización aceptable para sus acreedores y que le permita mantenerse en sus actividades.

    Carlos Murillo, de la Comisión Nacional de Valores, prefirió no ahondar en posibles efectos sobre los poseedores de títulos de la Corporación Los Periféricos. Esta empresa está autorizada para colocar certificados de inversión por medio de la Bolsa Nacional de Valores (BNV).

    Reconoció que si se produce alguna falla, por parte de un emisor, en la atención de los certificados de inversión (pago de intereses y devolución del dinero ahorrado al vencer el plazo) es un asunto preocupante. Declinó, sin embargo, confirmar si este es el caso de los títulos emitidos por Periféricos.

    Dijo que hasta este momento la Comisión no tiene noticias de movimientos anormales en la BNV y resaltó que la Corporación posee activos y puede salvarse pues el punto central, ahora, es solo la falta de liquidez.


    El imperio de Saborío

    El siguiente es el listado de todos "los puntos de venta" que tiene registrados en el país el empresario Oscar Saborío Alvarado, según información enviada ayer a este diario por MultiMedios, S.A., firma que le brinda asesoramiento en comunicación.

    Periestancos

    Buenos Aires (Osa), Cinco Esquinas (Tibás), CENADA, Guadalupe, Moravia, Zapote, Desamparados, Heredia, Alajuela, Juan Viñas, Turrialba, Puriscal, Guácimo, Guápiles, Siquirres, Pocora, Cariari, Cristo Rey, Pavas, Santa Bárbara, San Pablo, Golfito, Santa Ana, San Ramón, Acosta, Laurel, Aserrí, Barrio Luján, Sagrada Familia, Jardines de Roma, Ciudad Quesada, Los Angeles, Población Civil, Ciudad Cortés, Río Segundo, Grecia, San Pedro, Naranjo, Palmares, Dulce Nombre, Cot, Ciudad Neily, Paraíso, Coronado, Ipís, San Antonio, Tejar, Pejibaye, Hatillo 3-4, San Vito, La Suiza, Atenas, San Rafael, San Marcos Tarrazú, Borbón, San Gabriel, Sarchí, Cervantes, Pérez Zeledón, Dota, Curridabat, Barva, Palmar Norte, Ciudad Colón, Escazú, Barrio Corazón de Jesús, Sabanilla, Aguas Zarcas, Tucurrique, San Rafael Arriba, San Rafael Abajo, Orosi, Turrúcares, Concepción, Pacayas, San Juan Sur, Río Azul, Venecia, San Isidro, La Fortuna, Frailes, Pital, Río Claro, Oreamuno, Corralillo, La Cuesta, Paso Canoas, Guatuso, Quepos, Parrita, Miramar, Barranca, Chacarita, Fray Casiano, Paquera, Esparza, Cóbano, Puntarenas, Barrio Mercedes, San Miguel, Santa Rosa, Hatillo 7-8.

    Supermercados

    La Gran Vía, Pavas, Anonos, Curridabat, San Antonio Desamparados, Moravia, Carritos (San Rafael Abajo), Alajuela, Grecia, San Ramón, Guadalupe, Plaza Aventura, Del Sur, San Francisco de Dos Ríos, Tibás, Belén.

    Otros negocios

    Peribásicos, Ferretería Los Anonos, Galerías Plaza de la Cultura.

    Las siguientes son las 15 empresas --parte de la Corporación Periféricos-- que presentaron solicitud de intervención por administración judicial. Según Guiselle Cubillo, de MultiMedios, S.A., se presentaron esas 15 razones sociales no porque todas tengan problemas financieros, sino para domiciliar --en representación-- al grupo, que se compone de aproximadamente 50 compañías.

    Almacén Periféricos S.A.                	Juzgado Primero Civil
    Importadora Exclusiva del Oeste S.A. 	        Juzgado Segundo Civil
    Servicio de Computación S.A.            	Juzgado Tercero Civil
    Periférico del Sur la Y Griega S.A.     	Juzgado Cuarto Civil
    Super Los Anonos S.A.                   	Juzgado Quinto Civil
    Los Periféricos S.A.                    	Juzgado Sexto Civil
    Galerías Plaza de la Cultura S.A.       	Juzgado Primero Civil
    Periféricos Plaza Aventura S.A.         	Juzgado Segundo Civil
    Periféricos Tibás S.A.                  	Juzgado Tercero Civil
    La Gran Vía S.A.                        	Juzgado Cuarto Civil
    Periféricos Pavas S.A.                  	Juzgado Quinto Civil
    Corporación Periférico Osa S.A.         	Juzgado Sexto Civil
    Super San Francisco S.A.                	Juzgado Primero Civil
    Periférico Curridabat S.A.              	Juzgado Segundo Civil
    Inversiones Doña Gaby S.A.              	Juzgado Tercero Civil
    


    Oscar Saborío, presidente de la Corporación Periféricos, aseguró ayer que está dispuesto a vender los activos de la empresa, pero que no hay nadie dispuesto a comprarlos por los problemas de liquidez que afrontan. A la izquierda, su hija Hilda Saborío y una persona que no fue identificada.

    Este material tiene derechos reservados © y no debe ser reproducido sin el permiso explícito del Diario o del servicio en línea. La Nación Edición Electrónica es un servicio de La Nación, S.A. ®. Para mayor información, escriba a webmaster@nacion.co.cr