?A qué podrán jugar?

Lea además:

ALAJUELA

Jugar y ganar

Valdeir Badú Vieira, entrenador alajuelense, tendrá algunas opciones de su agrado para montar su fórmula predilecta: ganar con espectáculo.

El técnico manudo tiene en sus hombres la oportunidad para desarrollar otro sistema de juego -sin espectáculo-, que aunque él no le gusta, necesariamente deberá sacarlo a relucir el domingo, al estar en juego el campeonato y no un partido más.

El hecho de abrir primero la serie en la definición del título, necesariamente lo obligará a buscar la fórmula ideal para ganar el encuentro aunque sacrifique el espectáculo.

Badú gana en defensa con Oscar Valverde. Este, en los dos últimos partidos, se encargó de vigilar y anular a Rolando Fonseca o a quien se ubique por su sector, como ocurrió en el último clásico, cuando Fonseca rotó y encimó Wanchope por esa zona.

En ofensiva, no tiene en su defensa después del mediocampo un atacante constante y de ahí que el entrenador manudo recurra a Víctor Badilla, como una de sus firmes variantes en base al resultado.

La presencia de Victor provocará proyección con o sin balón, aunque en apariencia perdería en defensa. Pero si Badú logra que Badilla ejecute ambas funciones, obtendrá el equilibrio en defensa y ataque, con Arnáez por la derecha y Badilla por la izquierda.

Escoger puede resultar fácil, pero conforme se desarrolle el juego dejará abierta la posibilidad de jugar ofensivamente por el sector derecho y de mantener la sorpresa por el izquierdo con Valverde, quien aparenta no ser diestro ofensivamente, pero tiene un potencial a su favor en la recuperación de balones que no pierde fácilmente en la entrega. Ofensivamente Valverde es muy bueno aunque sea del mediocampo hacia atrás.

En ataque, contará con Washington Hernández, con la diferencia de que el uruguayo hará una misión muy diferente a la que ejecutó el domingo pasado en el estadio Ricardo Saprissa.

En esta ocasión el suramericano tendrá la función de armar y concretar. Para ello cumplirá roles en el mediocampo ofensivo en asocio con Juan Carlos Arguedas, pero con la obligación de que Hernández conducirá el balón desde la mitad de la cancha hacia sus compañeros y a la vez convertirse en un atacante neto con miras al gol.

Vieira sabe que su jugador tiene las cualidades para hacerlo e incursionar y armar desde atrás hacia adelante. Además, puede hacerle distracción por cualquier sector de la cancha, cuando en ofensiva se trata, ya que con balón dominado sabe administrarlo muy bien y que sus compañeros aprovechen los espacios libres dejados por el rival.

Con Richart Smith, Alajuelense ganaría en defensa. Este es jugador para cubrir un sector especial de la cancha, pero cuando se requiere ofensiva solamente sabe ejecutarlo por un sector lo cual ya no representa ninguna novedad.

?Tendrá el técnico Linaris las respuestas a estas interrogantes?. ?Mantendrá una constante rotación de Rolando Fonseca y Roy Myers por el sector derecho para que Oscar Valverde sea superado?. ?Si ingresa Michael Myers por la derecha, será el encargado de poner su velocidad como arma favorita para desestabilizar a Valverde o para marcar a Víctor Badilla?. ?Giancarlo Morera o Benjamín Mayorga, cuál de los dos será el encargado de anular a Washington Hernández? ?Será acaso Edwin Salazar?

SAPRISSA

Enlace creativo

Para el encuentro de este domingo al que llega como visita al Alejandro Morera Soto, el entrenador Carlos Linaris cuenta en su esquema con algunas variantes que podría usar en la alineación para el primer partido de la final contra Alajuela.

El ingreso de Oscar Ramírez delante de Vladimir Quesada, Benjamín Mayorga y Giancarlo Morera, servirá de enlace entre estos y los medios ofensivos Rolando Fonseca y Roy Myers.

Con la llegada de Ramírez, Saprissa ganará en defensa, pues puede ubicarse como el tercer volante de contención a la par de Mayorga y Morera, como eventuales recuperadores de balones en el centro del campo. Además el ingreso de éste produciría buenos pelotazos, con ubicación hacia adelante, a los costados y jugaría como un eventual pivote para los defensores y medios.

Si al contrario, Linaris se inclina por Michael Myers, gana en velocidad y en marca por el sector derecho manudo, al convertirse Michael en marcador de Luis Diego Arnáez y en tapador de salida con balón por el sector izquierdo de su equipo. También aprovecharía su velocidad para incursionar ofensivamente por los espacios que dejaría eventualmente el marcador derecho manudo.

En los juegos anteriores, Myers funcionó defensivamente pero si lograse cumplir totalmente con la idea de Linaris de cumplir con el rol ofensivo, Saprissa tendría muchas opciones en contragolpes, y de cara al gol.

En caso de que la carta sea Edwin Salazar ganaría en defensa para buscar un resultado positivo, leáse empate con sufrimiento, al dejar los morados el campo abierto en el centro de la cancha para que merodeen los manudos, aunque el técnico tendrá superioridad numérica en defensa al ubicar a tres stopper, Salazar, Rónald González y Enrique Díaz.

En la ofensiva, con la incorporación del defensor Salazar, obtendrá sorpresivas llegadas de Díaz y Mauricio Wrigth o del mismo Salazar, quien se adelantaría al mediocampo con la obligación de hacer superioridad en ese sector.

Adelante, en la línea de definición, si Javier Wanchope se ubica allí, los morados tendrían ventajas en balones aéreos, con lo que pone en aprietos a los centrales si comienza a recibir balones aéreos hacia su principal punto de remate: la cabeza.

Sin embargo, Saprissa con Wanchope carecería de marca en los dos centrales, dado a que el morado no es un hombre de perseguir al rival sino de ubicarse en zona para acuerparse con los medios.

Con Evaristo Coronado puede sumar en la ofensiva, dedicarse a desplazamientos por el centro del área y no por los costados, ya que sus compañeros de llegada prácticamente no lo hacen por el centro cuando se desplaza a los lados.

Contrario a Wanchope, con Evaristo ganaría en defensa, pues siempre les deja un costado a sus rivales para perseguirlos y entregárselos a sus medios, con lo que hace superioridad, como también poder recuperar el propio Coronado el balón y ponerlo a funcionar rápidamente en contragolpe.

?Tendrá el técnico Badú, la respuesta a estas interrogantes?

?Podrán Juan Carlos Arguedas y Washington Hernández de la media hacia adelante marcar a Oscar Ramírez o por el contrario, sus compañeros Wilmer López o Nahamán González salir de su posición a buscar al exmanudo?. Luis Diego Arnáez jugará totalmente a la ofensiva para que Michael Myers lo marque, alejarlo de su zona o meterlo a su juego?.?Sacarán provecho con sus movimientos y remates de media distancia Juan Carlos Arguedas y Washington Hernández, si ingresa Edwin Salazar?


Máximo secreto en trío arbitral

  • Versiones anuncian a Carlos Luis Astúa

    Fabio Vega
    Redactor de La Nación

    Carlos Luis Astúa figura como el virtual árbitro para el clásico del domingo en el Morera Soto, aunque el nombramiento lo mantiene la Comisión de Arbitraje en el máximo secreto. Melvin Lobo, presidente de esa agrupación, anunció que la escogencia se hizo el lunes pasado, pero la identidad no se dará a conocer hasta mañana.


    Carlos Luis Astúa figura como probable juez principal.


    Allegados al arbitraje confirmaron que Astúa será acompañado por Jorge Cantillano, Rodolfo Ledezma y Marvin Amores. Este último, junto con Rónald Gutiérrez, eran los fuertes candidatos a dirigir el primer partido de la final.

    Secreto

    La comisión, para esta serie, dispuso guardarse el nombre del juez central, después de la presión que vivió el árbitro Víctor Hugo Rodríguez, quien, a pesar de la oposición que soportó la semana anterior, sacó un buen trabajo en el último juego por la final de la segunda fase.

    Aunque se supo que Astúa no goza del agrado de algunos dirigentes manudos y saprissistas, el presidente Lobo Cavallini advirtió a principios de semana que no tolerarían complacencias de personas que se resisten a aceptar un nombramiento.

    Casualmente, los cuartos árbitros utilizados en los dos últimos clásicos han figurado como jueces principales.

    En el primer encuentro entre Alajuela y Saprissa, disputado el 28 de mayo, Rodríguez fue el secretario del juego, función que cumplió Astúa, ocho días después, en el estadio morado.

    Si por la víspera se saca el día, Amores sería el firme candidato para dirigir el segundo encuentro de la final, programado para el domingo, 18 de junio.

    Amores es el único que no ha pitado en esta serie de clásicos, después que Rodrigo Badilla y Ramón Luis Méndez enviaron documentos en los que solicitaban no ser tomados en cuenta para el segundo partido de la segunda fase.

    La actitud de los silbateros -al alegar Méndez motivos personales, y Badilla una aparente lesión en el tobillo- creó malestar en la Comisión hasta el punto de que no hay, supuestamente, interés en nombrarlos


    Nahaman es alajuelense

    ACAN-EFE y Redacción

    Tegucigalpa. El mediocampista Nahamán González pasó ayer a ser la nueva ficha del equipo Alajuelense, luego que fue vendido por el Real España, club al que pertenecía de por vida.


    Nahamán González, peón manudo, fue vendido por el Real España a la Liga.


    Así lo confirmaron el dirigente Paulino López (Real España) y el directivo manudo Julio César Soto.

    El uruguayo Wáshington Hernández, quien milita con los erizos en calidad de préstamo, continuará en las tiendas rojinegras por una temporada más, aseveró López. Tal situación era desconocida por Soto.

    Según la información suministrada por Soto, en principio, los hondureños solicitaron la suma de $100.000 por González; sin embargo, su equipo ofreció la mitad, y fue aceptada.

    Con la certeza de que los dos futbolistas seguirán en Alajuela, el ambiente de incertidumbre reinante entre los seguidores erizos se disipa pues en principio se dudaba de la permanencia del uruguayo.

    "El propio Nahamán habló con los directivos del Real España para que rebajaran el monto de su ficha pues él les explicó su deseo de mantenerse en la Liga", dijo Soto.

    Con respecto al caso de Hernández, Soto agregó que hasta ayer desconocía si verdaderamente habían llegado a una solución definitiva por cuanto los catrachos pretendían recibir $30.000, y el jugador, $20.000, por una campaña.

    Inesperado

    González, quien arribó a Costa Rica en 1994 para disputar el torneo dentro del Herediano, tuvo que abandonar el cuadro florense cuando Carlos Miloc se hizo cargo de ese plantel.

    Tras su incorporación a la divisa rojinegra, se convirtió en uno de los principales jugadores. Actualmente efectúa una doble misión en el terreno de juego: recuperar balones y proyectar a sus compañeros al ataque.

    En ocasiones anteriores González había exteriorizado su deseo de seguir con la escuadra dirigida por el brasileño Valdeir Badú Viera, dado que encontró un grupo de futbolistas bastante profesionales.

    Por su parte, Hernández, después de un inicio de temporada cortado por sus lesiones y expulsiones, conquistó a los seguidores manudos con su técnica y preciosismo a la hora de dominar la pelota.

    Tanto el centroamericano como el suramericano representan puntos altos en el esquema de Badú y actualmente forman parte de la alineación estelar.