¿Terremoto en Heredia!

Lea además:
Rodrigo Calvo y Renger Infante
Redactor y colaborador de La Nación de La Nación

Los cimientos de la millonaria nómina del Club Sport Herediano sufrieron un remezón digno de un "terremoto", al conocerse ayer la separación de cinco futbolistas --entre ellos Róger Gómez y Marvin Obando, mundialistas de Italia 90-- y una fuerte multa a otros seis de su nómina estelar.

La junta directiva no soportó más la crisis generada por el pésimo inicio del campeonato, sobre todo tras la derrota del miércoles anterior ante Belén (1 a 2) que los tiene en el décimo puesto, y adoptó antenoche medidas drásticas, que fueron comunicadas a los afectados después de la práctica matinal.

Además de Obando y Gómez, el arquero Desiderio Calvo y el volante argentino Gustavo Olmos dejaron de pertenecer a la institución rojiamarilla por bajo rendimiento, mientras que al defensor Edgar Navarrete se le dio trámite a su solicitud presentada la semana anterior, para que fuera separado.

También fueron castigados por indisciplina el zaguero Vinicio Montero y el atacante Wílliam Sunsing ante la denuncia presentada al club por aficionados que los vieron bailando a altas horas, la misma noche del revés con los belenitas.

Ambos fueron separados parcialmente, durante 15 días, sin goce de salario. Sunsing será descendido --junto al portero Juan Diego Escalante-- al equipo Fraternidad de la Segunda División B (futbol aficionado) y Montero seguirá luego en el primer equipo.

Pero el látigo no se detuvo ahí: Geovanny Ramírez, Reynaldo Parks, Dáger Villalobos y el hondureño Nicolás Suazo fueron multados con el 25% de su sueldo, confirmó un allegado a la junta directiva.

La misma fuente dijo que Suazo no ha rendido lo esperado, apenas hizo un gol y si quiere irse del Herediano no lo detendrán, ante la presunta oferta de un club argentino interesado en sus servicios y debido a que estará un mes fuera del equipo por su participación en el Torneo de la UNCAF.

La crisis herediana es una constante en las últimas tres temporadas, con la eliminación en las últimas dos temporadas contra Puntarenas y Alajuelense, unido a la renuncia de directivos --entre ellos el expresidente Isaac Sasso-- y la separación de jugadores y técnicos, el último el peruano Gustavo Merino, luego de la segunda fecha del presente torneo.

Látigo

Sobre las medidas disciplinarias, el presidente Eugenio Obaldía comentó que "amerita tomar decisiones fuertes cuando las cosas no salen, sobre piezas que no caminan al mismo ritmo de los demás y esto iba en contra del equilibrio que se busca".

Cada jugador sancionado, destacó, tendrá la ocasión de enrolarse a otro equipo antes de terminar la primera vuelta.

Luego recalcó que las resoluciones se adoptaron por unanimidad, dentro de la reorganización deportiva y administrativa que impulsa la directiva.

Agregó que, contrario a los castigos, se estableció un sistema de premios que busca estimular al grupo si logran resultados positivos en las próximas jornadas.

"Si no cambian de actitud, tomaremos otras medidas y si es del caso jugaremos con mosquitos, porque no podemos seguir aguantando estos casos que no compensan nuestros sacrificios para tenerlos al día con sus obligaciones", dijo Obaldía.

El técnico Juan Luis Hernández destacó que se buscó que las decisiones no fueran "sangrientas ni traumatizantes" para los jugadores, para que ellos puedan negociar su salida con honor y encuentren trabajo rápido.

"Si las expectativas no se cumplieron, si la planilla es muy elevada y ahora hay posibilidades mejores para los jugadores y el equipo, éste era el momento para adoptar medidas."

El manejador, con su habitual vehemencia, manifestó que los jugadores que continúan en la planilla (un total de 22), sobre todo los que ostentan contratos elevadísimos, son los más obligados a responder como grandes profesionales y estar a la altura de las circunstancias.

"Si no hay preocupación por ganar y no hay tristeza por perder, nunca puede haber ilusión, amor y entrega por estar en un equipo grande; las metas del Herediano están por encima de las del futbolista".

La directiva en pleno tendrá el lunes, a las 6 p.m., una nueva reunión con los jugadores, para discutir la crítica situación deportiva y financiera de los últimos tres meses.

Entre otros acuerdos, el Herediano acordó no cancelar la deuda de $25 mil (¢4,7 millones) que reclama el club Marathón de Honduras, por el préstamo de Nicolás Suazo al conjunto florense, y en su reclamo se acogerá a las reglas de la FIFA, que brinda libertad al futbolista que no goza de contrato.

Asimismo, el exjugador German Chavarría, que tendrá su juego de despedida el 6 de diciembre en Heredia, pasará a formar parte del cuerpo técnico, a solicitud de Juan Luis Hernández.

(Colaboró en esta información Fernando Gutiérrez, corresponsal de La Nación)


Víctimas del látigo

Estos son los siete jugadores separados del Herediano:

  • MARVIN OBANDO

    Castigo: Separado definitivamente.
    Razones florenses: Bajo rendimiento.
    Razones del jugador: "No pueden alegar bajo rendimiento porque el cuerpo técnico me tenía descansando por el sobreentrenamiento que tuvimos; todo el equipo estaba fundido. Este es un momento difícil, me siento mal, me agarraron en un mal momento. No era la forma de despedirme."

  • ROGER GOMEZ

    Castigo: Separado definitivamente.
    Razones florenses: Bajo rendimiento.
    Razones del jugador: "Lo que me duele es salir por la puerta de atrás porque en todas las actividades de mi vida he tratado de salir dignamente. Analizaré mi futuro, todavía me quedan dos semanas para enrolarme en otro equipo, pero tengo una oferta de Guatemala."

  • DESIDERIO CALVO

    Castigo: Separado definitivamente.
    Razones florenses: Bajo rendimiento y porque tiene ofertas de otros equipos.
    Razones del jugador: "No quiero dar declaraciones, póngalo así. Necesito tiempo para tomar decisiones sobre mi futuro."

  • EDGAR NAVARRETE

    Castigo: Se le deja en libertad.
    Razones florenses: El jugador pidió ser separado porque tiene ofertas de Puntarenas y San Carlos.
    Razones del jugador: "Me dieron la opción de elegir entre quedarme e irme y les manifesté que quería dejar el equipo. No demostré bajo rendimiento porque ellos no me dieron la oportunidad de jugar ni la continuidad que necesita un jugador para demostrar sus capacidades."

  • GUSTAVO OLMOS

    Castigo: Separado definitivamente.
    Razones florenses: No dio lo que se esperaba de él, era una contratación muy onerosa (¢3,2 millones) y en su puesto Heredia tiene varios jugadores.
    Razones del jugador: Evitó a la prensa y salió por una puerta lateral del estadio Eladio Rosabal. Obaldía confirmó que el argentino regresa a Perú la proxima semana.

  • VINICIO MONTERO

    Castigo: Separado 15 días del equipo, sin goce de salario.
    Razones florenses: Indisciplina (aficionados denunciaron que después de perder con Belén lo vieron en una discoteca a altas horas de la noche).
    Razones del jugador: "Ellos (directivos) dicen que no estoy en el nivel óptimo, por eso tomaron la determinación de sancionarme con la mitad del salario. Antes jugaba, después entraba de cambio y ahora ni siquiera puedo jugar."

  • WILLIAM SUNSING

    Castigo: Separado del equipo y transferido al Fraternidad de la Segunda B aficionada. Multado con el 50% del salario.
    Razones florenses: Las mismas que con Montero.
    Razones del jugador: "No me sirve que me envíen a la segunda división o ligas menores porque ya tengo experiencia en primera y quiero seguir aquí. Si me trasladan, prefiero que me den a préstamo a otro equipo como Turrialba o San Ramón."


    Jewisson Bennett logró un gran gol el pasado miércoles ante la Selección de futbol de Honduras.






















    Este material tiene derechos reservados © y no debe ser reproducido sin el permiso explícito del Diario o del servicio en línea. La Nación Edición Electrónica es un servicio de La Nación, S.A. ®. Para mayor información, escriba a webmaster@nacion.co.cr