Centro América


Opinión


Cartas


Deportes


Zurquí


Servicios


Area Comercial


English


Archivo
(búsqueda)


Portada


La Nación
Miércoles 24 de abril, 1996

Edición Electrónica. San José, Costa Rica
Ediciones anteriores


Juicio contra supuestos robacarros

Funcionario del OIJ recomendó a Bambán

  • Según testimonio de ofendida

Irene Vizcaíno
Redactora de La Nación

Recién terminaba de denunciar el robo de su vehículo, en octubre de 1994, cuando el mismo funcionario judicial que la atendió le recomendó contactar a Ricardo Méndez Castro, conocido como Bambán, para que recuperara su Nissan Sentra, valorado en ¢4,5 millones.

De acuerdo con el testimonio que brindó ayer Ileana Córdoba Retana ante el Tribunal Superior Tercero Penal, sección primera, la persona que estaba recibiendo su denuncia le dijo que Méndez la podría ayudar, para lo cual le proporcionó la dirección de la madre de este, en Hatillo Tres.

Según agregó la testigo, de inmediato se trasladó al sitio donde Lorena Méndez, hermana de Bambán, le informó de que "aunque ellos no se dedicaban a eso", le iban a conseguir a alguien que la asistiera.

A la mañana siguiente, Ileana Córdoba recibió la llamada de Willi Ruiz --otro de los acusados en el juicio contra una supuesta banda de ladrones de carros--, quien la citó en San Juan de Tibás y le hizo firmar un contrato por "prestación de servicios como investigador" y le cobró ¢300.000 por la recuperación.

Dos días más tarde, le informó de que le entregarían el vehículo en las cercanías de un restaurante de Tibás; sin embargo, al llegar ahí Ruiz le dijo --muy nervioso-- que ya el OIJ se había llevado su carro.

"Me dijo que gracias a él el OIJ lo había encontrado, que ya no le pagara nada", relató. Sin embargo, siempre le solicitó alguna remuneración "a su conciencia".

Debido a esta declaración, los representantes del Ministerio Público determinaron acusar a Ruiz por tentativa de extorsión, ya que no figuraba como imputado en esta quinta causa del proceso.

Entre otros testigos, ayer compareció también el médico Juan Gabriel Barrantes. Este narró cómo ocurrió el robo y recuperación de su vehículo por medio de Ricardo Méndez Castro, luego de cancelar ¢250.000.

Barrantes agregó que en abril de 1995 recibió varias llamadas de Bambán para solicitarle que dudara durante el reconocimiento que se efectuaría en esos días.


La verificación de informes o rastros es constante en el río San Juan y zonas adyacentes. Una panga, con autoridades de la región, llegaba a Cureña de San Carlos para corroborar un dato sobre movimientos de personas extrañas. Mariano Matamoros / La Nación


Este material tiene derechos reservados © y no debe ser reproducido sin el permiso explícito del Diario o del servicio en línea. La Nación Edición Electrónica es un servicio de La Nación, S.A. ®. Para mayor información, escriba a webmaster@nacion.co.cr