Una cita con la historia

Lea además:

Rodrigo Calvo C.
Redactor de La Nación

No hay más allá. El destino hizo que hoy el Cartaginés dispute el juego más importante de su historia. Nada menos que el Vélez Sarsfield, supercampeón de Argentina, será el oponente que debe superar en la finalísima por la Copa Interamericana,

El primer asalto tendrá lugar esta noche a las 7 p.m., en el Fello Meza de Cartago, y el segundo dentro de ocho días, a las 5 p.m., en el comercial barrio bonaerense de Liniers.

Nunca antes Cartago vivió tanta efervescencia y expectación por un partido. Los suramericanos vienen con la mejor formación argentina de los últimos años y eso provoca que en la Vieja Metrópoli no se hable de otro tema que no sea esta final.

Sus credenciales, además, lo evidencian desde 1993. Campeonizó en la Copa Libertadores de América contra el Sao Paulo de Brasil; obtuvo el título de campeón mundial de clubes frente al mismísimo Milán de Italia, en Tokio, y se adjudicó los campeonatos argentinos de 1993 (Clausura) y 1995 (Apertura).

Al mando del exitoso técnico Carlos Bianchi, Vélez presenta al mejor arquero del mundo, el paraguayo José Luis Chilavert, y al resto de su columna vertebral con el capitán Roberto Trotta, el volante Marcelo Gómez y su goleador José Turu Flores.

Los brumosos, por su lado, ganaron el derecho al apoderarse del título regional de clubes del 94, de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de Futbol (CONCACAF), al vencer 3 a 2 al Atlante, campeón mexicano de entonces.

Velez vela armas

El equipo visitante ultimó ayer los detalles finales para la batalla. Trabajó por hora y 15 minutos en el Ricardo Saprissa, y en la noche visitó el Fello Meza. El inicio en Tibás fue recreativo y luego se centró en el tiro a marco, donde el arquero Chilavert fue exigido y al final practicó los tiros libres desde fuera del área.

"Mi abuelo me dijo una vez que no hay que contar los pollos antes de que nazcan y por eso aún no nos creemos ganadores. Vamos a salir dispuestos a ganar el partido y poder caminar hacia el título", manifestó el mejor guardameta del orbe.

Mientras, el capitán visitante Roberto Trotta expresó el mismo optimismo: "La unión, factor importantísimo en este grupo, está en su mejor nivel. Queremos ganar, hacer las cosas bien y dar un buen espectáculo para llevarnos la copa".

Tras el entrenamiento matutino, la delegación velezana descansó en la tarde y luego a las 7 p.m. fue a un reconocimiento de la cancha del Fello Meza. A partir de ahí entró en concentración total para el duelo de esta noche.

El nuevo campeón interamericano surgirá de la fórmula convencional: gana el club que obtenga el mayor número de puntos y goles en los dos encuentros finales; de darse un empate, se recurre a los tiempos extras y, de ser necesario, a los penales.

Participó en esta información Renger Infante, colaborador de La Nación.




Cartaginés sin capitán

Fernando Gutierrez
Corresponsal de La Nación

Cartago. Una varicela tiró por la borda las aspiraciones del capitán y defensor cartaginés, Alexánder Madrigal, de disputar esta noche el primer partido de la Final Interamericana ante el Vélez Sarsfield de Argentina.

"Es una realidad y tenemos que aceptarlo. Alexánder no jugará. El diagnóstico de los doctores Melvin Acuña y Guillermo Azofeifa fue determinante", dijo con resignación anoche el presidente brumoso Rafael Palma.

La ausencia forzada de Madrigal, cabeceador insigne y figura de mucha influencia sobre el grupo, se constituyó en una jaqueca para el técnico Rolando Villalobos, quien tras repasar una y otra vez sobre su posible sustituto incorporó en el onceno de partida a Marco Tulio Hidalgo.

"Esto nos obliga a multiplicarnos, en un esfuerzo por subsanar colectivamente la que sin duda será una gran ausencia individual", declaró Villalobos.

Cartaginés se encuentra concentrado desde anoche en las cabinas San Chiri, en Orosi, de donde saldrá hoy directamente al Fello Meza para encarar el histórico partido.

Alineación

El manejador blanquiazul anunció a La Nación la formación brumosa: Hermidio Barrantes; Evaristo Contreras, Henry Wood, Maximillian Peynado y Marco Tulio Hidalgo; Max Sánchez, Alexánder Gómez, Luis Claudio Dos Santos y Erick Rodríguez; Norman Gómez y Heriberto Quirós.

"La única variante que podría haber en esta alineación es que no salga jugando Max Sánchez y en su lugar aparezca Jorge Ferreira o Everaldo Da Costa", explicó Villalobos.

El entrenador comentó que le resultó "muy útil el artículo que publicó ayer La Nación sobre los movimientos del Vélez, escrito por el periodista Daniel Czwan, del diario El Clarín de Buenos Aires.

"Me vino a reafirmar muchas cosas sobre la manera en que el Cartaginés debe jugarle al Vélez", reconoció antes de añadir que le ha insistido a sus jugadores en que por nada del mundo deben temerle al rival.

Al consultarle si desde el primer momento habrá un cerrojo, no solo por la ausencia de Madrigal, sino también por los jugadores explosivos que tiene Vélez, Villalobos lo negó.

"La orden será subir y bajar y pelear en todos los tramos del partido y buscar ocasiones de gol en los momentos propicios", finalizó.




El duelo


El capitán velezano Roberto Trotta (derecha) domina el balón durante la práctica que los argentinos realizaron anoche en el Fello Meza.

















Este material tiene derechos reservados © y no debe ser reproducido sin el permiso explícito del Diario o del servicio en línea. La Nación Edición Electrónica es un servicio de La Nación, S.A. ®. Para mayor información, escriba a webmaster@nacion.co.cr