Portada


Centro América


Opinión


Cartas


Deportes


Revista Dominical


Ancora


Economía & Negocios


Zurquí


Servicios


Area Comercial


English


El Tiempo


Archivo
(búsqueda)


La Nación
Jueves 7 de noviembre
1996

Edición Electrónica. San José, Costa Rica
Ediciones anteriores

Oxígeno por las bandas

  • Cristian Aguilar y José Pablo Fonseca debutan hoy en la selección mayor frente a Panamá
Rodrigo Calvo
Redactor de La Nación

Comenzar el ataque por los costados --con movimientos rápidos, fluidos y sorpresivos-- es un arma válida y recomendada para sobrepasar a las defensas adversarias, que lucen bien organizadas y adiestradas.

Para Valdeir Badú Vieira, esa corriente ofensiva es posible hallarla con sangre joven por los laterales, porque le pueden inyectar oxígeno y variantes a la zona de definición, dado su buen dominio territorial, posesión y cariño por el balón.

De cara al proceso de Francia 98, esta vez su mirada se centra en dos figuras aplicadas del último ciclo olímpico, Cristian Aguilar y José Pablo Fonseca, para que debuten hoy en la noche en la Tricolor, en un amistoso frente a Panamá, en San Isidro de El General.

Cristian, nativo de Turrialba, es lateral derecho y milita en Carmelita, tras jugar en Turrialba, Paraíso y la Sub-23. José Pablo ocupa la banda izquierda del Saprissa, y su historial recoge experiencias en Belén y las selecciones menores. Para ellos, sus sueños de niño en la Tricolor están cristalizados.

--¿Cómo recibieron la convocatoria y qué metas se forjaron?
Aguilar: Me siento muy contento y motivado. Llego a trabajar fuerte, no para estar en banca o en la gradería. Quiero luchar para ser titular y sé que puedo lograrlo.
Fonseca: El año pasado, en Belén, trabajé bastante bien, con regularidad. Este año lo comencé con entusiasmo, esforzándome mucho, para buscar esta oportunidad. Espero demostrar la experiencia que tengo.

--¿Sienten que alcanzaron madurez, tras el proceso Sub-23?
Aguilar: No. Todavía estoy a un 75 u 80 por ciento de mi nivel. Espero alcanzar mi verdadera forma con el ritmo que me brinde mi participación en el campeonato.
Fonseca: A mí, en cambio, los procesos de selecciones menores me han dado los partidos internacionales necesarios para poder llegar a este nivel en forma más tranquila.

--Cristian, ¿cómo hizo para levantarse del trance difícil que vivió en Turrialba, que le impidió seguir en la Sub-23?
--Trabajé a conciencia y le pedí a Dios que me ayudara a salir de ese bache en que estaba. Comprendí mi exclusión de la Sub-23, porque no me iban a convocar si no estaba activo. Salí de Turrialba y llegué a Carmelita, a demostrar lo que valgo.

--¿Y a usted, José Pablo, le afectó anímicamente su reciente lesión y las puntadas que recibió en la cabeza?
--Para nada. Más bien, a la semana siguiente ya corría y deseaba jugar... A los 15 días cabeceaba, sin ningún problema.

--¿Cómo harán para no hacer pasajera esta escogencia?
Aguilar: Sé que la misma oportunidad que hoy tengo, la tienen el resto de jugadores de la Primera División, aunque los que están en el extranjero tienen su campo seguro. Solo espero mantener un nivel aceptable, domingo a domingo, para demostrar que no fue casualidad mi llegada al seleccionado.
Fonseca: Mi reto semanal es el mismo: confirmar por qué Badú tuvo confianza en mí. Quiero ser recíproco con él: trabajar fuerte, por el bien del equipo. Ante Panamá verán a un muchacho con entrega total en el campo, que no dejará nada guardado.

Cristian y José Pablo, además de marcadores, ponderan la regla de que el centro más peligroso es aquel que se efectúa en trayectoria baja, dirigido a la parte opuesta del área o hacia atrás, porque mete a los rivales en serias dificultades. Así, mientras ganen la banda, el ataque tricolor se engrandecerá.


Cristian Aguilar y José Pablo Fonseca transitan caminos paralelos en la Selección. Con ellos empieza el futbol, por los laterales.


Este material tiene derechos reservados © y no debe ser reproducido sin el permiso explícito del Diario o del servicio en línea. La Nación Edición Electrónica es un servicio de La Nación, S.A. ®. Para mayor información, escriba a webmaster@nacion.co.cr