Portada


Centro América


Opinión


Cartas


Deportes


Zurquí


Servicios


Area Comercial


English


Archivo
(búsqueda)

La Nación
Viernes 6 de setiembre,
1996

Edición Electrónica. San José, Costa Rica
Ediciones anteriores

¡Juan Luis está aquí!

Harold Leandro
Redactor La Nación

No dejó sátira ni picardía en Honduras. Por el contrario, regresó con más fuerza y más vida. Juan Luis Hernández Fuertes está de nuevo en Costa Rica, luego de un "exilio" de 35 días en tierras catrachas.

Ayer dirigió al Victoria de la Ceiba; hoy lo hace en Carmelita. Así es su estilo, pues nunca exige contratos para trabajar en ningún equipo.

Llega al club de la barriada alajuelense, a tres días de iniciarse el torneo mayor y la aventura se parece a un combate contra molinos de viento. Mas el español no lo cree así y en la tarde de ayer pidió confianza a sus nuevos pupilos.

De pie en la plaza de los Padres del Colegio Seráfico, en San José de Alajuela, Hernández Fuertes habló, por primera vez, con los jugadores carmelitas, sorprendidos aún por la sorpresiva destitución de Manuel Solano y el nombramiento del ibérico.

Las miradas se centraron en el recién llegado. Todos querían saber sus proyectos y si estaban en sus planes. Para ninguno era desconocido, pero la duda gravitaba y quién sabe hasta cuando perdurará.

"Es poco lo que yo puedo hacer a tan corto tiempo del debut --les dijo--. Pero si nos unimos, podemos hacer magia. Necesitamos trabajo y mística; eso es lo que ofrezco."

El técnico explicó que dejó el Victoria porque su presidente, Carlos Arturo Fiallos, no cumplió la palabra de dotar de implementos deportivos a los jugadores.

Le preocupa que Carmelita tenga como estadio casa el Nacional. "En esa cancha, cualquiera es visita, así que no tendremos ninguna ventaja."

También definió lo que pretende hacer con la escuadra alajuelense. "En la primera fase quiero que sea el dolor de cabeza para los rivales, y en la segunda pretendo luchar contra esa estupidez de las muertes súbitas que inventaron algunos genios nativos", dijo.

Pero también bromeó. Al referirse a los jugadores Claudio Jara y Carlos Javier Angulo, los calificó como "dos novatos a quienes no conozco".

Las risas rompieron el hielo entre un grupo que se hallaba a la expectativa y un técnico que llega con las maletas llenas de ilusiones, pero parece difícil poder abrir con buen suceso a tres días del primer round.


Este material tiene derechos reservados © y no debe ser reproducido sin el permiso explícito del Diario o del servicio en línea. La Nación Edición Electrónica es un servicio de La Nación, S.A. ®. Para mayor información, escriba a webmaster@nacion.co.cr