Portada

Centro América


Opinión


Cartas


Deportes


Revista Dominical


Ancora


Economía & Negocios


Zurquí


Servicios


Area Comercial


English


Archivo
(búsqueda)

La Nación
Jueves 26 de setiembre
1996

Edición Electrónica. San José, Costa Rica
Ediciones anteriores

Florencia sin fronteras

  • Quiere ser la primera mujer que dirija en el futbol profesional de Argentina
Eliseo Quesada
Redactor de La Nación

En el vestidor quedaron las medias de seda, las faldas y la cartera con sus pertenencias personales. Las cambió por las medias gruesas de seda, la pantaloneta sobre la licra y un silbato.

Florencia Romano, una argentina de 25 años que proviene de Tucumán, retó a las estructuras del balompié y ya ganó la primera partida.


"Antes de pitar en un Mundial, tengo que pensar en un clásico Boca Juniors-River Plate." Las metas de Florencia no tienen techo. (Foto tomada de la revista El Gráfico).

Ella quiere dirigir en la liga profesional argentina; sueña con pitar un clásico Boca Juniors-River Plate y su meta es figurar en un campeonato mundial masculino.

Y aunque la sociedad futbolística argentina le bloqueó el camino con discriminaciones, ayer el Congreso de ese país logró despejarle la ruta.

"Estoy muy contenta porque Grondona (Julio, presidente de la Asociación de Futbol Argentino) fue muy claro ante el Congreso: no habrá discriminación. El dio su palabra ante toda la prensa", manifestó Florencia ayer a La Nación por la vía telefónica.

Contactar a la árbitra no fue fácil. Con la ayuda de un colega de la revista argentina El Gráfico, La Nación obtuvo el número telefónico de un vecino --pues Romano no tiene-- y luego de tres intentos para concretar una cita, ella abrió un lugar en su apretada agenda.

Ayer, luego de regresar de un popular programa de televisión de Buenos Aires, dijo que se siente muy confiada de su capacidad y no le preocupan las pruebas rutinarias que le harán antes de darle una oportunidad en torneos de la AFA (la Asociación).

"Yo ya hice tres cursos para árbitros y estos que me van a hacer ahora son como una síntesis de los anteriores. Vamos a comenzar desde abajo, dirigiendo en divisiones inferiores."

Por un lugar

Florencia, quien renunció a la carrera de modelaje, formará parte de 80 jueces que el próximo año buscarán 40 plazas en la liga profesional. Ella ya ha dirigido 400 partidos aficionados y obtuvo la segunda mejor calificación en un examen del sindicato argentino de árbitros.

"Grondona aclaró que no será como antes, que se debían esperar 20 años para estar en Primera. Ahora se evaluará a los jueces que empiecen a mostrar condiciones."

El coraje la caracteriza y lo ha demostrado desde que jugaba al futbol antes de llegar a la adolescencia. Ella no le teme a que la califiquen con mayor dureza por ser mujer.

"Para mí es mejor, así me gusta que me califiquen, que me pidan más", dice la primera mujer de Argentina recibida como árbitra.

"Creo que ya he logrado bastante. Antes tenía la incertidumbre de saber que iba a pasar con mi futuro laboral, pero ahora dependerá de mi capacidad lograr lo que quiero. No sé cuánto voy a tardar pero no serán diez años."

Su polémico caso le ha dado popularidad en un país que respira futbol. También ha sentido un gran apoyo. "Hay un 90 por ciento de las personas que están a favor de que dirija futbol de Primera. Es muy poca la gente que se opone y quienes lo hacen es porque no conocen.

"Es cierto que en mi caso hubo discriminación, pero ahora me respalda el Congreso de la Nación y me siento segura. Solo me queda demostrar lo que puedo hacer". La frase suena como un grito de guerra.

Florencia, quien se confiesa rígida a la hora de aplicar el reglamento, le pide a las mujeres de Costa Rica atraídas por esta carrera, que no se dejen vencer por los prejuicios.

"Si les gusta el arbitraje, verdaderamente de alma, que lo hagan lo mejor que puedan, como se debe hacer con cualquier actividad, no solo en el futbol."

Por lo pronto, "el amor y la pasión" que profesa por el futbol seguirán alimentando el coraje de esta mujer que quiere hacer historia.








De mujer a mujer

  • La Nación puso en contacto a Ave María Alpízar con la argentina Florencia Romano
Eliseo Quesada
Redactor de La Nación

Ave María Alpízar y Florencia Romano hablaron de ese mutuo amor, el arbitraje, se felicitaron por su empecinamiento para superar las barreras del machismo y hasta se dieron consejos porque saben que para ambas la lucha apenas comienza.

Los 6.500 kilómetros que las separaban de San José y Buenos Aires desaparecieron gracias a la magia de la tecnología y estuvieron tan cerca como lo permite la afinidad en su vocación.


Ave María Alpízar cree que Florencia Romano tiene cualidades para optar al gafete de FIFA.







La Nación las contactó y las puso a conversar mediante una conferencia telefónica; fue una charla difícil por la distancia, pero emotiva por sincera.

FR: ¿Cómo estás, Ave María?

AMA: Muy bien, muy contenta de poder hablarte porque te quería felicitar. Te estoy enviando también un fax de apoyo.

FR: Muchas gracias. Me contaban que ya has dirigido en Primera División.

AMA: Sí; apenas estoy comenzando. Y tú, ¿hace cuánto que diriges?

FR: Desde hace cuatro años.

AMA: Qué bien. Ojalá sigas adelante. Es cierto que siempre hay obstáculos, aunque seas mujer u hombre, pero lo importante es no darse por vencida.

FR: Pues te digo lo mismo. Si estás en lo que de verdad te gusta, sigue adelante. ¿Has tenido problemas en Costa Rica?

AMA: Sí; he tenido que romper muchos esquemas. Hay muchas cosas que ni la prensa conoce y tampoco me interesa hacerlas públicas. Pero, por dicha, hace dos años tengo el gafete de FIFA.

FR: ¡Ah, qué lindo! Pues muchas felicidades.

AMA: ¿En Argentina hay mujeres con gafete de FIFA?

FR: No. Yo soy recién la primera que me gradúo, pero antes de ser árbitro FIFA necesito dirigir en mi país.

AMA: Por lo que he leído me parece que puedes pedirle a la Federación que te haga las pruebas y envíe tu currículum a la FIFA para que puedas optar. Sería bueno que preguntes.

FR: Está bien; voy a seguir tu consejo. Bueno, me tengo que ir. Envíame en el fax un apartado para escribirte.

AMA: Sí; ahí va y espero que nos sigamos escribiendo.

La conversación terminó ahí. Pero no fue el final. El fax de Ave María es la clave para mantener la comunicación entre estas dos mujeres que retaron a la sociedad futbolística.






Ave María solidaria

Este es el fax que Ave María Alpízar le envió a Florencia Romano como apoyo para que siga adelante en su lucha contra las estructuras futbolísticas:

Estimada colega Florencia Romano:

Me he enterado por la prensa local de que luchas en tu país para ascender cada día más en esta profesión tan difícil y dura, pero también tan excitante.

Quiero decirte que por todo eso se debe pasar para lograr los cometidos. Al principio, en 1994, cuando ingresé por primera vez a la Comisión de Arbitraje (donde están los árbitros que dirigen la Primera y Segunda Categoría) de este país, algunos consideraban que no duraría ni un mes, y ya llevo dos años. En las pruebas teóricas soy bastante buena y en las físicas trato de hacer los tiempos y distancias que les exigen a mis compañeros.

El pasado 15 de setiembre dirigí mi primer partido de Primera División de futbol de mi país. Ya antes había participado como árbitro asistente en 48 oportunidades entre Segunda y Primera División, torneos de Sub-21, torneo de Copa y un partido de fogueo de la Selección Mayor.

Por lo que anoto, parece que ha sido fácil; sin embargo, he tenido que demostrar a propios y extraños lo que valgo y ahora estoy recibiendo el fruto de mucho sacrificio, amor por la profesión, dedicación y trabajo.

Lo anterior por cuanto tengo una familia a quienes me debo. Pero, por dicha, mi esposo también es árbitro y me ayuda y me apoya en todo, desde el arbitraje hasta en las cosas del hogar. Y mi hija de siete años, aunque no le gusta mucho el futbol, cuando le pido ayuda, me complace.

Por último, deseo felicitarte por ser una chica tan valiente y te insto a seguir adelante, venciendo todos los obstáculos que se interpongan en tu carrera arbitral.

*


Este material tiene derechos reservados © y no debe ser reproducido sin el permiso explícito del Diario o del servicio en línea. La Nación Edición Electrónica es un servicio de La Nación, S.A. ®. Para mayor información, escriba a webmaster@nacion.co.cr