La Nación Digital
San José, Costa Rica.
Martes 15 de abril, 1997.


El País
Centro América
Deportes
Viva
Revista Dominical
English
Opinión
Elecciones 98
Economía & Negocios
En Forma
Ancora
Zurquí





Portada
La Nación Digital





Centenario
Teatro Nacional


La Nación: 50 años







Cartas

El tiempo

Tiras cómicas

La Gaceta en breve

Obituario

Servicios

Galería Comercial

Archivo Digital

Correo a La Nación

Teléfonos de Emergencia






Chimi Quirós (izquierda) en el aeropuerto Juan Santamaría, antes de emprender el viaje a Guatemala ayer. Lo acompaña el guardameta Hermidio Barrantes.


Se le hizo a Chimi

  • Heriberto Quirós viajó a última hora

    Fernando Gutiérrez
    Corresponsal de La Nación

    Cartago. Juntos como en el ataque del Cartaginés. Así llegaron, de última hora, Heriberto Chimi Quirós y Norman Pin Gómez a la Selección Mayor que viajó a Guatemala para intervenir en el torneo de la Unión Centroamericana de Futbol (UNCAF).

    Compañeros de equipo, donde jornada a jornada guían el ataque blanquiazul contra las defensas enemigas, Quirós y Gómez vivieron una serie de acontecimientos en cadena, que desembocaron en la convocatoria en sustitución de los incapacitados Sandro Alfaro y Ronald Chaves, respectivamente.

    Originalmente llamado en calidad de suplente a la Selección, Chimi había resignado sus aspiraciones de viajar a Guatemala porque su compadre Norman fue convocado para llenar la plaza del florense Sandro Alfaro, a quien un problema de salud le impidió sumarse al equipo.

    Para desgracia de Pin, asuntos administrativos de última hora lo retuvieron en el país y su cupo de emergente fue ocupado por Heriberto.

    Pero una última sorpresa, al reportarse lesionado Chaves, puso a Gómez nuevamente en el avión.

    Heriberto feliz

    Alertado por La Nación desde el sábado anterior de su inminente convocatoria a la Selección, Quirós reaccionó con alegría cuando la confirmación del llamado cayó en sus manos.

    "Para cualquier futbolista es un honor ser tomado en cuenta, máxime que en la agenda de la Selección hay competencias importantes, como la Copa América y las eliminatorias al Mundial de Francia 98", manifestó el veloz puntero.

    Con su equipo Cartaginés, Quirós sobresalió en las últimas jornadas por su velocidad, capacidad de desequilibrio, gol y permanente movilidad en el frente de ataque.

    En el Torneo UNCAF, el técnico Horacio Cordero tendrá la oportunidad de escoger entre Norman Gómez, Rolando Fonseca, Allan Oviedo y Heriberto Quirós para formar la tripleta del ataque.

    Con Fonseca, Cordero se asegura potencia y desequilibrio, Oviedo encarnará el gol y Quirós el desborde y la penetración. Gómez le da gol, buen remate y velocidad.

    El técnico dispone aún de otra carta igualmente explosiva, encarnada por el saprissista Gerald Drummond.

    Si la idea es abrir las defensas enemigas con base en velocidad, Quirós y Drummond serían las cartas apropiadas.

    "Nunca he jugado con Rolando, Gerald ni Allan, pero ello no será obstáculo para que todos nos entendamos y salgamos adelante en beneficio de la Selección", declaró el delantero brumoso.

    Con 25 años y miembro de una dinastía de futbolistas -Luis, Marcos y Carlos Quirós-, Chimi sabe que la convocatoria representa un deseo acuñado desde niño, que no debe desaprovechar.

    "Espero lograr buenas actuaciones para aspirar a seguir en el equipo. Mi deseo es quedarme, no quiero ser ave de paso", finalizó el puntero.


    Este material tiene derechos reservados © y no debe ser reproducido sin el permiso explícito del Diario o del servicio en línea. La Nación Edición Electrónica es un servicio de La Nación, S.A. ®. Para mayor información, escriba a webmaster@nacion.co.cr




    Ediciones Anteriores: