La Nación Digital
San José, Costa Rica.
Jueves 18 de septiembre, 1997


El País
El Mundo
Deportes
Viva
Revista Dominical
English & Weather
Opinión
Elecciones 98
Economía & Negocios
En Forma
Ancora
Zurquí







Portada
La Nación Digital



Informe anual de la Defensoría de los Habitantes


Informes del caso
Banco Anglo


Centenario
Teatro Nacional


La Nación: 50 años




Cartas

El tiempo

Tiras cómicas

La Gaceta en breve

Obituario

Anuncie en La Nación

Suscríbase a La Nación

Servicios

SuperSite

Archivo Digital

Correo a La Nación

Teléfonos de Emergencia



Noticias de El País:

Isomeride y Ponderex son dos de los medicamentos adelgazantes cuya venta se suspendió.

Ministerio de Salud

Prohíben 5 adelgazantes

Podría producir alteraciones en el corazón


Raquel Golcher Beirute
Redactora de La Nación

El Ministerio de Salud prohibió desde ayer la venta de los medicamentos para adelgazar conocidos como Isomeride, Ponderex, Adelex, dexfenfluramina y fenfluramina HCL por cuanto provocan aparentes lesiones en el corazón.

La suspensión se realiza en medio de una controversia aparecida en Estados Unidos, donde se comprobó que de 291 pacientes que consumieron las pastillas, 92 de ellos presentaron daños en el funcionamiento de las válvulas mitral y aórtica.

"La empresa comercial que los distribuye en el mundo es Servier, y la compañía decidió sacarlos del mercado desde el lunes. Ante cualquier caso que se presente en otro país, ellos no se harán responsables. Es por ello que nosotros hemos suspendido la venta", explicó Fernando Marín, viceministro de Salud.

Si bien se extendió la orden de no expender tales productos, las farmacias de nuestro país aún no reciben el comunicado oficial, por lo que no existe impedimento para comerciar con los medicamentos (Ver recuadro aparte.)

Asimismo, Edgar Zeledón, presidente del Colegio de Farmacéuticos, aseguró que la misión de esa entidad será velar por el cumplimiento de las indicaciones y ayudar al Ministerio a distribuir las órdenes, un proceso que llevará entre una y dos semanas mientras se llevan a los despachos.

Fuera de circulación

La empresa francesa Servier, casa distribuidora de los medicamentos Isomeride y Ponderex, suspendió temporalmente la exportación de los adelgazantes desde el lunes, después de conocer los resultados revelados por la Agencia de Drogas y Alimentos (FDA) de Estados Unidos.

"Los productos se retiran del mercado, y en nuestro país también, como medida de prevención pues, al menos en Costa Rica, no se ha reportado ningún caso con tales problemas del corazón", explicó Sandra Morales, coordinadora de Servier en el área costarricense y panameña.

Sin embargo, no son solo estos los adelgazantes pues en suelo nacional existen otros, hechos a base de las sustancias como desfenfluramina y fenfluramina.

Este es el caso de Adelex (a base de dexfenfluramina), fabricado por los laboratorios Gutis. Sin embargo, como lo explicó la doctora Ana María Fallas, dicho fármaco nunca se lanzó al mercado y, hasta ayer en la tarde, no habían recibido ningún pronunciamiento del Ministerio.

La dexfenfluramina y la fenfluramina HCL producidas por los laboratorios nacionales Stein S.A., son los otros ejemplos. No obstante, como lo dijo la doctora Ramos, directora técnica de los laboratorios, los medicamentos nunca salieron a la venta.

¿Dañinos?

Hace 20 años en lo que se refiere a la fenfluramina y desde hace 10, en lo relacionado con la dexfenfluramina, estas sustancias han sido consumidas en el país sin ocasionar daño alguno. Según la empresa CEFA, se expenden por año un promedio de 20.100 cajas.

"El problema con estos pacientes estadounidenses probablemente se debió a que combinaron los medicamentos con otros y por eso sufrieron daños. Pero aquí los hemos recetado inclusive a pacientes obesos con problemas cardiacos y no han producido daños", explicó la médica y nutricionista María Marta Ortiz.

Por su parte, Zeledón explicó que los resultados lanzados por la investigación reflejan un aumento en la presión pulmonar, lo que puede ocasionar embolias o deformar las válvulas del corazón.

Asimismo, Eric Mora, endocrinólogo del hospital Calderón Guardia, sostuvo que en los servicios de la Caja no se expenden tales medicamentos, y se prefiere recomendar a los pacientes otras soluciones como una dieta balanceada y ejercicios.

En términos generales, dichas medicinas -cuyos precios oscilan entre los ¢2.100 y ¢3.800- producen la sensación de saciedad, de llenura, por lo que la persona no come. En el momento en que suspenda el tratamiento (cercano a tres meses), es fácil que vuelva a recuperar el peso perdido.


En otras latitudes

  • La Organización Panamericana de la Salud (OPS) calcula que aproximadamente un 30 por ciento de los latinoamericanos presenta desórdenes en los hábitos alimentarios, ya sea obesidad (extrema gordura), anorexia nerviosa o bulimia.

  • Entre las naciones de la región con mayor cantidad de obesos están Chile, Argentina, Costa Rica y Panamá, mientras que el problema se presenta con menor intensidad en Bolivia y Perú.

  • El Isomeride y Ponderex siguen disponibles para el público en las farmacias de Argentina, México, Paraguay, Chile, Ecuador y Guatemala

  • La venta de los adelgazantes se suspendió temporalmente en Venezuela, Colombia y Perú.

  • Se considera que el Isomeride y Ponderex ayudan a disminuir cerca del 10 por ciento del peso.

  • Michale Steelman, presidente de la Asociación de Médicos expertos en Obesidad en Estados Unidos, manifestó que existen productos sustitutos como la fentermina, que se considera segura y efectiva.

  • Entre las soluciones que plantean los médicos están reforzar las dietas y los hábitos alimentarios.


    A medias

    En un pequeño sondeo realizado por La Nación en diferentes farmacias tibaseñas, se comprobó que los productos aún está en los mostradores y queda a criterio del regente si se comercializan.

  • Farmacia Fischel (San Juan)

    Los productos Isomeride y Ponderex están en la farmacia pero no se venden.

  • Farmacia Jardines (Llorente)

    Solo hay Ponderex y no se expende.

  • Farmacia Gloriana (Llorente)

    Existen ambos medicamentos, y aún se venden con receta médica.

  • Farmacia Residencial Norte (San Juan)

    Existen ambos medicamentos y se venden, no necesariamente con receta médica.



    © 1997. LA NACION S.A. El contenido de La Nación Digital no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.co.cr


    Ediciones Anteriores: