La Nación Digital
San José, Costa Rica.
Lunes 3 de agosto, 1998


El País
El Mundo
Deportes
Viva
Revista Dominical
English & Weather
Opinión
Economía & Negocios
En Forma
Ancora
Zurquí






Portada
La Nación Digital




CONCURSOS
Ganadores del Mundigol
Ganadores del Digigol

ESPECIALES
La Nación Digital en Francia 98
Historia de los mundiales
50 años en el deporte
Tiempos de Selección
Anuario del Campeonato 96-97
Estadísticas del Campeonato 96-97
Así quedó Concacaf
Así quedó Suramerica


LIGAS DEPORTIVAS

FIFA
Página oficial

NBA
Página oficial

GRANDES LIGAS
Página oficial





Noticias de Deportes:

LA BALA. De Pilas de Canjel, Puntarenas, al mundo. Rónald Gómez es un muchacho humilde que aprendió a luchar desde muy temprano. Primero en la Liga; después, en España; hoy, en el Municipal de Guatemala. Recibe el trofeo de goleador. Gina y Sebastián estarán contentos. ¡Felicitaciones!

Pequeño funeral

Mejor que Saprissa, Municipal de Guatemala ganó 3 a 1 y se adjudicó la Copa LG 98


Roberto García
Colaborador de La Nación

Ni un garabato. 45 minutos sin trazos en la libreta. Nada importante que consignar. ¿Cautela extrema o exceso de confianza? Ambas cosas. Cautela por parte del Municipal de Guatemala; sobredosis de confianza en el ánimo local.

En la final de la Copa LG, los morados jugaron el primer lapso casi con parsimonia, alimentando quizás ese aire de suficiencia del que se cree ungido para ganar.

Por eso... ni un garabato del primer tiempo. Cero futbol. Cero trazos en la libreta.

En el reinicio, dos goles del forastero. Sorpresivo el primero, al minuto 46; y el segundo, casi determinante (50'). La reacción morada floreció en el 54', y un nuevo impacto extranjero desangró en las redes el efecto mortal de la tercera bala.

3 a 1. Fiesta roja y minoritaria. Los chapines subieron al podio. ¡Campeones de la Copa LG! Después lo hizo Vladimir Quesada. El capitán del Saprissa recibió el trofeo por el segundo puesto. Y de seguido, entre la media cancha y el túnel, los morados ensayaron su pequeño funeral.

No aflojés, Boby

Segunda parte. Los actores apenas se acomodan. Municipal cobra un tiro libre desde el sector derecho; el balón llega al otro extremo y Julio Girón vence a Rodolfo Boby Alvarez con un disparo cruzado (46').

Cuatro minutos después, el exmanudo Joaquín Bernardo Guillén derrotó nuevamente al Boby. Dos a cero (50').

Derrota inminente. Sorpresiva. Sin embargo, un balón que cruzó de la izquierda al centro fue devuelto por Roy Myers y Alejandro Sequeira lo envió al fondo del arco chapín. Esperanza al 54'.

Decepción al 63'. Rónald Gómez se hizo de un balón en el centro del campo. Avanzó raudo por el corredor derecho, fuerza y velocidad para superar las marcas, salida desesperada de Boby y el tres a uno subió a los cartones.

Entonces la multitud, ese grito masivo, ciego y resultadista, comenzó a corear el nombre del arquero titular... El "Lonnis, Lonnis, Lonnis" se posó como un fardo sobre la humanidad vencida y polvorienta de un arquero prometedor.

Frente a un Municipal compacto, que se ampara en el buen hacer de Camilo Bonilla, en la peligrosidad de Rónald Gómez en línea recta, en la presencia de Juan Carlos Plata y en el trabajo expedito de su mediocampista Julio Girón, el Deportivo Saprissa pagó, entre otras deficiencias, por el precio de la confianza.

El esquema que plantó Alexandre Guimaraes encontró serias dificultades para pasar la pelota.

El mediocampo no se encontró; Roy no fue el mismo de antes, Giancarlo intentó siempre el corte sin planear la proyección; Oscar Ramírez deambuló. Y adelante, Kervin Lacey lució demasiado débil, imposibilitado de secundar el esfuerzo de un Alejandro Sequeira aislado, en desventaja permanente ante el choque frontal de los zagueros chapines.

Hay derrotas que benefician. Si se repara en que ayer el entrenador del Saprissa tuvo tiempo de observar las fisuras de su plantel, podrá tomar medidas de urgencia antes del próximo duelo, por la Copa Concacaf, un choque difícil, ciertamente, contra los cementeros del Cruz Azul mexicano.


© 1998. LA NACION S.A. El contenido de La Nación Digital no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.co.cr


Ediciones Anteriores:


*