La Nación Digital
San José, Costa Rica.
Domingo 13 de diciembre, 1998


El País
Sitios especiales
El Mundo
Deportes
Viva
Revista Dominical
Opinión
Economía & Negocios
Archivo Digital
Ancora
Tiempo Libre
En Forma
Zurquí






Portada
La Nación Digital



Si tiene alguna sugerencia o comentario sobre esta noticia, escriba a nuestros redactores.




Obituario

La Gaceta en breve

Diario Oficial La Gaceta

Sitios de Costa Rica

Cartas

Servicios

Archivo Digital

Tiras cómicas

SuperSite

Correo a La Nación

Teléfonos de Emergencia


Noticias de El Mundo:

Alemania asume reto económico




EFE. Viena

Alemania, el socio más beligerante en la batalla presupuestaria que enfrenta a los Quince, heredó ayer la tarea de buscar para marzo un compromiso que permita cuadrar las cuentas de la UE antes de su ampliación al Este.

A tres meses del final del plazo, la tarea de la próxima presidencia alemana de la Unión, que se extenderá de enero a junio de 1999, sigue pareciendo descomunal, debido a las enormes diferencias que separan todavía a los gobiernos europeos.

A pesar del llamamiento del presidente de la Comisión Europea, Jacques Santer, a no retrasar más la "verdadera negociación", la cumbre de Viena pasó sin que ninguno de los múltiples bandos -el norte frente al sur, los agrícolas frente a los industriales, los británicos contra el continente- hiciera concesiones.

Sigue sin atisbarse la fórmula que habrá de permitir a la UE contener sus gastos durante el período 2000-2006 sin poner en peligro la supervivencia de sus dos políticas principales, la agrícola y la de cohesión.

España, antagonista de Alemania en la disputa por la cohesión, consiguió aplazar el intento de los contribuyentes netos de cercenar las transferencias de dinero entre el norte y el sur.

Al final, el temido concepto de la "estabilización" del gasto, que apoya una mayoría de gobiernos pero que España rechaza porque anuncia un recorte de las ayudas estructurales, no figuró en las conclusiones de la cumbre.

Las autoridades españolas han criticado esta filosofía "del Robin Hood al revés" que consiste en "quitar el dinero a los pobres para dárselo a los ricos".

España no estuvo sola. Aparte de sus aliados "naturales" del sur, otros se le van sumando en su crítica de la estabilización.

"Un presupuesto de crecimiento cero equivale a una política europea también cero", declaró el primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker.

El canciller federal de Alemania, el socialdemócrata Gerhard Schroeder, que asistió en el Palacio Imperial de Viena a su primer Consejo Europeo formal, no cedió en su exigencia de que se reduzcan las contribuciones alemanas al presupuesto común, pero dio muestras de querer quitar hierro a la disputa.

En su opinión, "se exagera" la polémica entre Alemania y España a propósito de la congelación o no del presupuesto comunitario.

"No he tenido con los españoles la experiencia de gente que no es solidaria, pues de lo contrario no pasaría mis vacaciones de navidad en España", bromeó a la prensa de su país.


© 1998. LA NACION S.A. El contenido de La Nación Digital no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.co.cr


Ediciones Anteriores:


*