La Nación Digital
San José, Costa Rica.
Viernes 30 de enero, 1998


El País
El Mundo
Deportes
Viva
Revista Dominical
English & Weather
Opinión
Elecciones 98
Economía & Negocios
En Forma
Ancora
Zurquí







Portada
La Nación Digital







Cartas

Anuncios Económicos

El tiempo

Tiras cómicas

La Gaceta en breve

Obituario

Anuncie en La Nación

Suscríbase a La Nación

Galería Comercial

Servicios

SuperSite

Archivo Digital

Correo a La Nación

Teléfonos de Emergencia



Noticias de El País:

Rodrigo Gutiérrez: El Nuevo Partido Democrático no es "flor de un día" y prueba de eso es la trayectoria de lucha comunal y nacional de sus candidatos.

Rodrigo Gutiérrez Schwanhäuser

"Sí somos oposición"



Randall Saénz Ugalde
Colaborador de La Nación

Desde sus años universitarios ha estado rodeado por el torbellino de la política. En la Universidad de Costa Rica hizo sus primeras armas cuando cursaba la carrera de derecho y formó parte de la Federación de Estudiantes de ese centro de estudios.

Además, fue colaborador de su padre -el doctor Rodrigo Gutiérrez Sáenz- durante sus tres campañas como aspirante presidencial por el Partido Pueblo Unido.

Hace cuatro años llegó al Congreso de la mano del Partido Fuerza Democrática y hoy aspira a ocupar la silla presidencial por intermedio del Nuevo Partido Democrático (NPD).

Según Rodrigo Gutiérrez Schwanhäuser, este proyecto político es una alternativa independiente que le dará un "justo balance" a la política nacional y que aspira a convertirse en la tercera fuerza que desea más de un 68 por ciento de los costarricenses.

Este es un extracto de la conversación que el candidato presidencial del NPD concedió a La Nación el pasado 28 de enero, en vísperas de las elecciones de este 1º de febrero.

-¿A qué se debe que, aunque más de un 60 por ciento de la población dice que es necesaria una tercera fuerza, según las encuestas, partidos como el NPD no reciben apoyo popular?

-Nosotros hemos tenido dos problemas fundamentales que nos han impedido difundir las características del Nuevo Partido Democrático: en primer lugar, la falta de financiamiento, porque nosotros no contamos con deuda política ni con apoyo de empresarios y, además, creemos que ha habido falta de pluralidad de los medios de comunicación que ha impedido que haya un mayor debate de las ideas.

-Frente a esos problemas, ¿cúal ha sido la estrategia del Nuevo Partido Democrático?

-Hemos apelado al financiamiento popular, a través de una campaña hormiga, casa por casa. Los costarricenses nos han visto desde el inicio de la campaña en todo el territorio nacional, donde han recibido nuestros volantes.

-¿Cómo podríamos definir el principio que guía el proyecto político del NPD?

-Creemos que debemos ir hacia la democracia con el pueblo; es decir, establecer mecanismos que garanticen la participación popular; por ejemplo, el referéndum y la revocación del mandato.

-¿Qué ofrece el NPD que los diferencie de los demás partidos emergentes?

-La gran diferencia del Nuevo Partido Democrático con el resto es, principalmente, que no hemos aparecido como abejones de mayo con motivo de la campaña electoral, que los costarricenses nos conocen y saben que nosotros sabemos hacer oposición.

-¿Qué garantía tienen los electores de que la fracción legislativa del NPD no se desintegre cuando ya esté en el Congreso?

-La garantía que tienen los costarricenses es que todos nuestros candidatos responden a un liderazgo ganado desde hace 10, 15 ó 20 años en sus comunidades, a través de las luchas sociales. Además, nuestro objetivo para después de las elecciones es buscar la unidad de los partidos minoritarios para constituirnos en una fracción legislativa de balance entre los dos partidos tradicionales.

-¿Cómo garantizar la conformación de esa fracción legislativa de los partidos minoritarios?

-Principalmente, buscando las ideas en que coincidimos. Pero, antes de las elecciones, estamos haciendo un llamado a los electores para que no atomicen el voto, sino que se concentren en aquel partido minoritario que ha demostrado que sabe hacer oposición en la Asamblea Legislativa, y todo Costa Rica sabe que ese partido es el Nuevo Partido Democrático.

-De llegar a la Presidencia, ¿qué medidas tomaría con prioridad?

-Haría un gabinete de unidad nacional, conformado por hombres y mujeres representativos de todos los sectores sociales y económicos del país. Además, convocaría a los empleados públicos al Estadio Nacional, para que ellos asuman un compromiso de principios y trabajo con el país y, finalmente, realizaría una mesa solidaria de concertación entre los distintos sectores de trabajo, comercio y producción que asegure un desarrollo económico socialmente justo.

-¿Qué le diría a los electores tres días antes de las elecciones?

Espero que utilicemos la herramienta sagrada del voto con total conciencia y libre albedrío, para que más que un voto protesta sea un voto reflexivo y hagamos un voto inteligente ... Yo confío en que así será.


Nota de la Redacción

Con esta información concluye la serie de entrevistas a los candidatos presidenciales de los partidos emergentes. No se publicó la de don Jorge González Martén, del Partido Nacional Independiente, pues él se negó a concederla al aducir que sus opiniones serían tergiversadas por el diario.



© 1997. LA NACION S.A. El contenido de La Nación Digital no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.co.cr


Ediciones Anteriores: