La Nación Digital
San José, Costa Rica.
Viernes 20 de febrero, 1998


El País
El Mundo
Deportes
Viva
Revista Dominical
English & Weather
Opinión
Elecciones 98
Economía & Negocios
En Forma
Ancora
Zurquí







Portada
La Nación Digital







Cartas

Anuncios Económicos

El tiempo

Tiras cómicas

La Gaceta en breve

Obituario

Anuncie en La Nación

Suscríbase a La Nación

Galería Comercial

Servicios

SuperSite

Archivo Digital

Correo a La Nación

Teléfonos de Emergencia



Noticias de El País:

ADMIRADO. La entrega del disco de diamante que le hizo a Alejandro Fernández la empresa Sony Music lo sorprendió mucho y agradeció al público por ese triunfo.

¡Llegó el charro!



Doriam Díaz

Sin su traje de charro y ataviado con un saco negro, una camisa blanca de manga larga y un jeans azul, Alejandro Fernández irrumpió ayer, pasadas las 7 p. m., en una sala del hotel Herradura llena de periodistas y funcionarios de los diferentes medios de comunicación del país.

Fernández realizará una presentación única hoy, a partir de las 8 p. m., en el anfiteatro del hotel Herradura.

Alejandro, de 27 años e hijo del famoso cantante Vicente Fernández, actuará en el país como parte de una gira que incluye El Salvador, Honduras y Guatemala. Este joven vocalista está postulado en dos categorías para los premios Grammy: mejor intérprete de música mexicana y mejor cantante de pop.

Tímido y nervioso, "el charro sexy" confesó que aunque no le gusta esperar mucho de las cosas, le emocionaría más si ganara el Grammy al mejor intérprete de música mexicana pues es la música que caló en su piel desde su nacimiento.

No obstante, también disfrutaría si conquistara el Grammy al mejor cantante pop ya que su incursión en ese género fue una propuesta muy innovadora que le ha traído mucha satisfacciones.

Aseguró que él no compone música... tan solo escribe pensamientos, y que no le hubiera gustado sacrificar alguna de las canciones del álbum Me estoy enamorando por incluir una pieza suya. "Es mejor que Kike (Santander) componga y que yo cante."

Sony Music de Centroamérica le entregó anoche al cantante un disco de diamante por la venta de más de 100.000 copias de su última producción en el área.

Cómo quien pierde una estrella, Si tú supieras y En el jardín serán los éxitos que cantará hoy en el anfiteatro, vigilado por más de 90 policías, incluyendo 70 miembros de Seguridad Goñi, y cuatro unidades de la Cruz Roja.

Al concierto no se permitirá el ingreso de cámaras fotográficas ni de vídeo. Tampoco de licor o envases de cualquier tipo; para ello, Andrés Quintana de la emisora 94,7, una de las empresas organizadoras, aseveró que dentro del anfiteatro se brindarán todos los servicios.

Al mediodía se abrirán las puertas del parqueo y a las 4 p. m. los cinco accesos al anfiteatro. En el lugar se estarán vendiendo entradas.

Hoy, antes del concierto, Alejandro Fernández piensa descansar y eliminar el malestar que le producen los viajes en avión.



© 1998. LA NACION S.A. El contenido de La Nación Digital no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.co.cr


Ediciones Anteriores: