La Nación Digital
San José, Costa Rica.
Lunes 22 de junio, 1998


El País
El Mundo
Deportes
Viva
Revista Dominical
English & Weather
Opinión
Elecciones 98
Economía & Negocios
En Forma
Ancora
Zurquí






Portada
La Nación Digital





FUTBOL:TEMPORADA 97-98
Guía del Campeonato



FUTBOL:TEMPORADA 97-98
Calendario inicial
Estadísticas
Así se jugará
Las nuevas reglas


GRANDES DE CENTROAMERICA
Así va el torneo



ELIMINATORIAS FRANCIA 98
CONCACAF
Suramerica


TRICOLOR EN LA COPA DE ORO
Los grupos y el calendario



FUTBOL:TEMPORADA 96-97
Estadísticas finales


FUTBOL:TEMPORADA 96-97
Anuario del Campeonato


ESPECIAL
50 años en el deporte


TIEMPOS DE SELECCION
Fascículos 1 al 12



FIFA
Página en Internet




Noticias de Deportes:

UNIDOS POR EL MUNDIAL. Un aficionado estadounidense estrecha la mano con un aficionado iraní en Lyon, poco antes del partido que las selecciones de sus países se enfrentaran ayer aquí. El juego provocó gran expectativa por las tirantes relaciones políticas entre ambas naciones.

Bélgica en el alma



Adolfo Garza
AP.

Toluca (México). Mientras Bélgica jugaba contra México en un juego crucial de la Copa del Mundo, una docena de niños mexicanos, con brillantes camisetas rojas y tenis usadas, miraban con atención el juego y apoyaban a los Diablos Rojos.

"Yo le voy a Bélgica", dijo Carlos, de nueve años, "porque ellos se juntaron para que se hiciera esta casa y para que nos cuidaran".

Carlos es uno de los 25 niños que viven en la Casa Hogar de Toluca, un albergue para niños desamparados, patrocinado por la federación de futbol de Bélgica, como resultado de su distinguido desempeño durante el Mundial de Futbol de 1986, realizado en México.

Cuando los Diablos Rojos vinieron hace 12 años, eran casi desconocidos y perdieron 2 a 1 en su juego inaugural contra la nación anfitriona.

Pero para cuando el Mundial de 1986 había finalizado, Bélgica había logrado una maravillosa recuperación: superó a España y a la Unión Soviética y solo cayó, en las semifinales, frente a los poderosos argentinos, guiados por Diego Armando Maradona, quien luego recibiría la copa que acreditaba a su equipo como campeón mundial.

El proyecto para construir y patrocinar la Casa Hogar de Toluca nació de la gratitud de los belgas para los habitantes locales y de su deseo de ayudar a los niños desamparados que vieron en las calles a su alrededor.

Cada año, los jugadores de 1986 realizan actividades de beneficencia, para recaudar los 100.000 dólares anuales que constituyen el presupuesto del centro.

En 1989, los futbolistas de la selección belga regresaron a Toluca para un juego de beneficiencia y recolectaron fondos para construir un nuevo centro.

Las nuevas instalaciones de la Casa Hogar, con capacidad para 30 niños, incluyen una hermosa casa estilo colonial, con campos de recreo, una biblioteca, algunas computadoras y una sala con un televisor conectado a un sistema de satélite digital.

Fue en esa sala donde unos 12 niños, de entre 4 y 15 años, estuvieron sentados durante el juego del sábado, con camisetas rojas que tenían la insignia de la federación de futbol de Bélgica.


© 1998. LA NACION S.A. El contenido de La Nación Digital no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.co.cr


Ediciones Anteriores:


*