La Nación Digital
San José, Costa Rica.
Domingo 31 de mayo, 1998


El País
El Mundo
Deportes
Viva
Revista Dominical
English & Weather
Opinión
Economía & Negocios
En Forma
Ancora
Zurquí






Portada
La Nación Digital





ESPECIAL
Historia de los mundiales


TORNEO DE CLAUSURA

PRIMERA FASE
Calendario inicial
Tabla de posiciones
Los resultados
Así se juega

SEGUNDA FASE
Muertes súbitas


TORNEO DE APERTURA
Calendario inicial
Estadísticas finales
Así se jugó
Las nuevas reglas

TEMPORADA 97-98
Guía del Campeonato


CAMPEONES DE CONCACAF
>Página de
Site Futbol de Guatemala



GRANDES DE CENTROAMERICA
Así va el torneo


ESPECIALES
50 años en el deporte
Tiempos de Selección
Anuario del Campeonato 96-97
Estadísticas del Campeonato 96-97
Así quedó Concacaf
Así quedó Suramerica


LIGAS DEPORTIVAS

FIFA
Página oficial

NBA
Página oficial

GRANDES LIGAS
Página oficial





Noticias de Deportes:

ADMIRACION MUTUA. Mauricio Montero y Vladimir Quesada son rivales y amigos. Se profesan una admiración mutua.

Vla y Chunche

Muy clásicos

Desde 1991, Mauricio Montero y Vladimir Quesada miden fuerzas en finales del Futbol Nacional


Raquel Gólcher Beirute
Redactora de La Nación

MONarca, TEnaz, ROjinegro de corazón. Figura robusta y llena de coraje. De piel morena testigo del sol. Mirada firme y transparente. De sonrisa sincera y palabras claras.

QUErido, SAgaz, DAndi en la gramilla. De pequeña estatura y voluntarioso. Sus ojos reflejan la sencillez y solidaridad. Le encanta platicar y la ayuda es su consigna.

Dos jugadores, dos rivales, dos compañeros de selección, dos capitanes, dos exmunialistas de Italia 90, pero ante todo, dos amigos. Mauricio Montero y Vladimir Quesada se enfrentan por sexta vez en una final del futbol mayor.

Ambos son símbolo de trayectoria y confianza en sus equipos. Con el paso de los años, la experiencia ha calado en sus mentes al tiempo que reflexionan sobre su futuro.

Primeros eslabones

Álvaro Solano, Juan Cayasso, Óscar Ramírez y Alejandro González fueron sus guías dentro del terreno de juego. En 1987 Mauricio Montero se integró a las filas liguistas, y desde entonces ha sabido hilvanar con éxito su carrera futbolística.

"Aún recuerdo mi primer clásico. Antes de entrar al estadio estaba muy nervioso. No estaba acostumbrado a ver a tanta gente comprando entradas. Pero una vez que entré al terreno de juego, me olvidé de la gente y me tranquilicé", recordó el futbolista de 33 años.

En aquella época otro jugador empezaba a descubrir sus herramientas en el balompié. Aún no llegaba a los 20 años, cuando Vladimir Quesada vivió su primer clásico.

"Estaba lleno de ilusión, nerviosismo y grandes deseos de que se diera el pitazo inicial. Recuerdo que las cosas me salieron bien. Fue en el Morera Soto, cuando estaban jugadores de gran renombre como Omar Arroyo, Raquel Ledezma y Solano. Fue en 1986", reconstruyó Vladimir en su memoria, al tiempo que repasaba los consejos de Carlos Santana, Róger Flores, Evaristo Coronado, Alexandre Guimaraes y Gerardo Ureña.

De allí en adelante,comenzaron a entrelazar los eslabones del éxito. Llegarían más clásicos y más finales entre Liga Deportiva Alajuelense y el Deportivo Saprissa.

"No hay diferencia entre los clásicos de antes y los de ahora. El futbol ha evolucionado en el aspecto físico, pero normalmente no se presenta un gran juego; hay mucho roce porque los dos equipos quieren ganar", comentó Quesada al hacer un repaso de sus enfrentamientos.

"La presión de los primeros partidos contra Saprissa era diferente; ahora me logro tranquilizar más, pero siempre siento ese cosquillidito dentro del estómago", agregó Montero.

La familia también juega

En las buenas y en las malas, sin importar el marcador final, la familia siempre ha estado allí para dar aliento. Si bien ellos no entran al terreno, los seres queridos también juegan.

"En mi familia, son muy emotivos; siempre le dan apoyo a uno. Por ejemplo, mi hermana Deyanira siempre va a la Liga y es como un amuleto. Mi esposa y mi hijo también me acompañan. Cuando se trata de un clásico, les pido que se vistan de morado", confesó, entre sonrisas, Montero.

"La familia es la razón de ser de uno, ellos siempre lo apoyan, sufren y se alegran. Desde los días previos se contagian de la emoción y las ilusiones del futbolista", agregó Vladimir, de 31 años.

Y en la lista de seres amados, también está Dios. Tanto para Vla como para Chunche, la confianza en Él les da seguridad dentro del terreno y los guía en el camino.

En los ojos del otro

Rivales y compañeros, capitanes y amigos. En el balompié nacional, han medido fuerzas en muchas ocasiones. Uno defensa el otro lateral. Dentro del terreno de juego ambos defienden el color de la camiseta.

"Mauricio y yo nos llevamos bastante bien. No es una relación muy estrecha como la que se lleva entre compañeros de equipo porque no lo somos. Hemos estado varias veces juntos en la Selección y existe un gran respeto", aseguró Vladimir al referirse a la amistad que mantienen.

De igual parecer fue el Chunche. "Me llevo muy bien con Vladimir. Los dos hemos sido capitanes; nos ha tocado rifar el terreno de juego. Hemos convivido mucho, pero no nos vemos muy a menudo. Siempre nos preguntamos por nuestras familias", reafirmó este defensa.

Y por supuesto no faltaron las referencias que cada uno hiciera del otro. "Es una persona muy humilde y transparente. Se presenta tal cual es y nunca renuncia a la cuna de la cual proviene. Es una persona muy entregada a su familia. Como profesional, es incomparable; por eso tiene tanto tiempo en las filas liguistas", dijo Vladimir de Mauricio.

En la otra cancha, Montero fue sincero y confesó: "Es una persona muy tranquila, amigable y buen compañero. Siempre está abierto a compartir. Como profesional, siempre da más de lo que se le pide. Si hay que picar 100, veces él pica 101", asintió este griego.

Todos los clásicos son únicos y se pintan con diferentes matices. Quizás en el de hoy ninguno ingrese como titular, pero como ellos mismos lo comentaron, de hacerlo, están dispuestos a dar lo mejor de sí y demostrar ante todos su futbol.

Muy personal

- Nombre: Vladimir Quesada.

- Esposa: Gabriela Ramírez.

- Hijos: María Alejandra y Alejandro.

- Edad: 31 años.

- Trayectoria: 14 años en Primera División.

- Finales con Saprissa frente a la Liga: 1991, 1992, 1993-94, 1994-95, 1996-97, 1997-98.

- Nombre: Mauricio Montero.

- Esposa: Luxinia Ávila.

- Hijos: Silvia, Maureen y Mauricio.

- Edad: 33 años.

- Trayectoria: 17 años como profesional de futbol.

- Finales con Alajuelense frente a Saprissa: 1991, 1992, 1993-94, 1994-95, 1996-97, 1997-98.


© 1998. LA NACION S.A. El contenido de La Nación Digital no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.co.cr


Ediciones Anteriores:


*