La Nación Digital
San José, Costa Rica.
Lunes 2 de noviembre, 1998


El País
Sitios especiales
El Mundo
Deportes
Viva
Revista Dominical
Opinión
Economía & Negocios
Archivo Digital
Ancora
Tiempo Libre
En Forma
Zurquí






Portada
La Nación Digital



Si tiene alguna sugerencia o comentario sobre esta noticia, escriba a nuestros redactores.

ESPECIALES
La Nación Digital en Francia 98
Historia de los mundiales
50 años en el deporte
Tiempos de Selección
Anuario del Campeonato 96-97
Estadísticas del Campeonato 96-97



DERBY
COUNTY


FUTBOL
GUATEMALA





GRANDES
LIGAS



FIFA


NBA






Noticias de Deportes:

BUENA EMPATIA. Los argentinos Carlos Salvador Bilardo (izquierda) y Eduardo Luján Manera (derecha) conducen el proceso guatemalteco, desde marzo pasado. Al centro, Rolando Pineda Lam, presidente de la federación chapina. Foto cortesía Prensa Libre de Guatemala / para LA NACION

Guatemala no para

México, Egipto, Bielorrusia y Argentina, próximos fogueos de los chapines


Ismael Venegas y Rodrigo Calvo
Redactores de La Nación

No hay duda que los chapines se adelantaron a todos los países de Centroamérica, en su ruta al Mundial de Futbol 2002. Tras nueve meses de proceso continuo, hoy celebran una gira por Suramérica y alistan maletas para viajar el próximo 9 de diciembre a Los Angeles, donde enfrentarán a México.

Guatemala no descansa y a solicitud del argentino Carlos Salvador Bilardo, asesor de la selección y campeón mundial 1986, la dirigencia de esa nación del istmo aligera los contactos internacionales para programar amistosos que sirvan de laboratorio al técnico argentino, Eduardo Luján Manera.

La gira suramericana comprende seis partidos en Argentina y Uruguay. Comenzó el pasado 18 de octubre y finaliza el próximo miércoles 4 de noviembre. Allí midió fuerzas contra Argentinos Juniors (1-1), Lanús (0-1), Estudiantes de la Plata (2-1), Nacional de Montevideo (1-3 y 2-3) y mañana martes cerrará la experiencia contra Vélez Sarsfield, el mejor equipo argentino de los últimos años.

Rolando Pineda Lam, presidente de la Federación Guatemalteca de Futbol, anunció, vía telefónica a La Nación, que los juegos ante los aztecas están debidamente confirmados. Ambos países jugarán el 9 de diciembre en Los Angeles y volverán a medir fuerzas el 16 de diciembre, en el Distrito Federal.

"Les confirmo que el 2 de diciembre Guatemala enfrentará a Bielorrusia, el 2 de enero de 1999 a Egipto y tendremos un cotejo contra Argentina el 4 de febrero, en Miami", dijo el presidente.

Pineda también dio por un hecho una gira programada para agosto de 1999, en la que jugarán ante Israel, Jordania, Egipto y Grecia.

A todo tren

Aparte de participar en la Copa UNCAF en Costa Rica, en marzo entrante, no descartan jugar con Brasil y planificar otro periplo suramericano dentro de un año, dijo, por su lado, el periodista chapín David Pocón, de Prensa Libre.

"Los juegos ante México y Argentina son producto del contrato que tenemos con la firma Interforever Sports. El partido frente a los egipcios surgió de un convenio deportivo que firmamos ambas federaciones", expresó el jerarca.

El dirigente manifestó que la planificación en materia de selecciones "se puede llevar a cabo por el aporte de 14 empresas privadas, que incluye a dos canales de televisión y a la firma Interforever Sports". La inversión anual asciende a $2 millones (¢532 millones) para todas las selecciones locales.

Pineda expresó su complacencia por el trabajo que realiza Luján Manera y el hecho de con la incorporación de Bilardo a Guatemala "se le abrieron las puertas del futbol internacional".

Bilardo visita cada dos meses Guatemala y evalúa el trabajo del seleccionado mayor a cargo de Luján, de Daniel Romeo, un argentino que dirige al selección juvenil, y el del local Julio Gómez, a cargo de los infantiles.

El presidente chapín destacó que el proceso marcha sin problemas por la amplia colaboración de los clubes, que se sienten a gusto con los esquemas de comunicación aplicados por el cuerpo técnico de la selección.

"Eduardo Luján entrena con los muchachos lunes, martes y miércoles por la mañana y los jueves regresan a sus clubes", expresó Pineda.

El reportero Pocón agregó que el campeonato chapín no se suspende por las giras o partidos del equipo nacional.

"Si el club posee tres o más jugadores en la Selección, puede reprogramar sin problemas su partido oficial".



El Caribe no se duerme

Rodrigo Calvo Castro
Redactor de La Nación

El Caribe no se queda atrás en la proyección internacional hacia el Mundial 2002. Jamaica, Cuba y Trinidad y Tobago, las naciones de mayor progreso futbolístico en la zona, delinean las políticas que regirán el largo proceso, contrario al pasado en que imperaba la improvisación como regla de trabajo.

La presencia jamaiquina en el pasado Mundial de Futbol, en Francia 98, causó toda una revolución en las arcaicas estructuras del balompié caribeño y, por ende, se camina bien hacia metas superiores. El ánimo vigente de regresar a la competencia mundialista se fortalece cada día.

Tras la renovación de contrato por cuatro años más, el entrenador brasileño René Simoes dictó las pautas que rodearán a Jamaica hasta 2002. De entrada pidió 40 juegos de fogueo -uno al mes- y participar en torneos asiáticos, para adaptarse al ambiente que encontrarían en Corea del Sur y Japón.

"La clasificación al próximo Mundial será más difícil que en 1998. Los rivales se prepararán mejor y estarán más alertas cuando jueguen frente a Jamaica. Tratar de calificar para los Juegos Olímpicos y el Mundial Sub-20 de Nigeria 99, tienen que ser los objetivos iniciales del proceso", expuso el suramericano en la revista de futbol Onside, del diario Jamaica Observer.

Como primer paso, Simoes ya programó un campamento internacional al año, de 30 días de duración. "Uno de ellos -acotó- debe tener lugar en Asia, para que los jugadores pueden experimentar los cambios de horario".

Renovar es primero

Una de sus mayores inquietudes es la renovación del plantel, porque sabe que no tendrá en Kingston a todos los mundialistas de Francia. Uno de ellos, Ricardo Gardner, se marchó al Bolton Wanderers, de la primera división inglesa, y se unió a los que ya estaban en ese país: Deon Burton, Paul Hall, Robbie Earle, Darryl Powel, Fitzroy Simpson, Frank Sinclair y Marcus Gayle.

"Transformamos a los jugadores en profesionales, pero ahora estamos en un proceso de trancisión. Tenemos que concentrarnos en las selecciones Sub-20 y Sub-23, pues esos jugadores tendrán en el 2002 entre 23 y 26 años. Por lo tanto serán mayoría en la selección mayor", manifestó René Simoes.

Mientras tanto, Trinidad y Tobago tampoco se queda atrás. Su asociación detectó los males del pasado y ahora planifica la fase previa al Mundial 2002, con su gerente deportivo Richard Braithwaite y organiza el equipo futuro con el técnico nacional, Bertille Saint Clair, nombrado en mayo de 1997.

La preocupación trinitaria, dijo Braithwaite, surgió tras el análisis de las fracasadas campañas mundialistas anteriores de 1994 y 1998, en las que se invirtió $1 millón, hubo dos entrenadores extranjeros, imperó la indisciplina de los jugadores y el seleccionado apenas ganó un punto de 18 posibles.

"Queremos introducir una nueva generación con talento para el futbol internacional, pero con más entrega, ambición y fortaleza mental, para que se unan a las figuras que juegan en Europa y Estados Unidos", explicó el dirigente.

Aunque Cuba no designó todavía a su director técnico, debido a que hasta diciembre concluye la fase final del campeonato local, la Asociación Cubana de Futbol no pierde de vista la invitación para participar en la Copa de Naciones de la UNCAF, que tendrá lugar en Costa Rica, en marzo del 99.

Según Julio César Mejías, periodista del diario Trabajadores, de La Habana, el equipo base, sus principales figuras y el técnico de la selección isleña serán elegidos de Pinar del Río o Villa Clara, los clubes candidatos a ganar el torneo.

Cuba, tercer lugar actual del campeonato caribeño, debutó este año en la Copa de Oro, de la Concacaf, y aunque fue goleado por Estados Unidos (0-3) y Costa Rica (2-7), dejó entrever un progreso en su futbol y un deseo manifiesto por ser el país peligroso para el área, como en los años 70 y 80.

* Colaboró en esta información Gerardo Chaves, traductor de La Nación


© 1998. LA NACION S.A. El contenido de La Nación Digital no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.co.cr


Ediciones Anteriores:


*