La Nación Digital
San José, Costa Rica.
Domingo 3 de enero, 1999


El País
Sitios especiales
El Mundo
Deportes
Viva
Revista Dominical
Opinión
Economía & Negocios
Archivo Digital
Ancora
Tiempo Libre
En Forma
Zurquí






Portada
La Nación Digital



Si tiene alguna sugerencia o comentario sobre esta noticia, escriba a nuestros redactores.



DERBY
COUNTY




FUTBOL
GUATEMALA






GRANDES
LIGAS




FIFA



NBA



ESPECIALES

La Nación Digital en Francia 98
Historia de los mundiales
50 años en el deporte
Tiempos de Selección
Anuario del Campeonato 96-97
Estadísticas del Campeonato 96-97





Noticias de Deportes:

Con voz propia



Enrique Weisleder
La Nación

Me parece su mamente interesante el análisis que hacen los periodistas de la sección deportiva de La Nación sobre el triunfo del Deportivo Saprissa en el Torneo de Invierno que acaba de finalizar, al obtener el primer lugar.

Pero pienso que para completar lo escrito les faltó un ingrediente que se debe sumar al éxito del Deportivo Saprissa.

Reconozco que el futbol que se juega en la actualidad es totalmente profesional. Es decir, se paga por jugar. Está bien que sea así, pues los jugadores son los que producen el dinero que se recauda y parte de esos ingresos deben ser para ellos.

Hay una frase que dice: "Si usted trabaja únicamente en relación con lo que se paga, es un mal trabajador". El buen trabajador siempre da algo más por la misma paga. Al jugador se le paga por jugar, pero si un jugador de un equipo proviene de la cantera de este club, siente mucho más la camiseta del club para el cual juega que alguien llegado de afuera.

El Deportivo Saprissa contó con el número reglamentario de jugadores que le permiten inscribir para participar en el campeonato, pero estoy seguro que por lo menos un 75% de esos jugadores son de raíz saprissista. Es decir, comenzaron a jugar futbol en las ligas menores del Deportivo Saprissa.

Tengo que reconocer que los jugadores no nacionales y los costarricenses provenientes de otros clubes en casi todas las ocasiones han llegado a querer a la institución como si fueran de raíz saprissista.

El Saprissa ha tenido la suerte de que todos los que hemos integrado sus juntas directivas, hemos sido propulsores de las ligas menores del futbol en nuestra institución saprissista.

La realidad es que el Saprissa se fundó, creció y se ha mantenido en lo que fue la idea de don Ricardo Saprissa: hacer que los chiquillos jueguen futbol para llegar a ser buenos ciudadanos.

Decía don Ricardo ya en época de futbol profesional: "Si cada año asciende a la Primera División un solo jugador proveniente de nuestras ligas menores, ya es un gran éxito deportivo y económico".

La mejor demostración del éxito de las ligas menores del Saprissa es el propio Deportivo Saprissa.

El Deportivo Saprissa cumplirá en 1999 cincuenta años de estar en la Primera División del futbol de Costa Rica. En ese corto lapso ha obtenido 21 campeonatos. Es un logro que muchos se lo desearían y gran parte de ese éxito se debe a que siempre ha mantenido una buena organización de ligas menores. Este es el mejor semillero para tener siempre un buen equipo.

Esperemos que esta tradición continúe en nuestra querida institución.

* Expresidente del Deportivo Saprissa.


© 1998. LA NACION S.A. El contenido de La Nación Digital no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.co.cr


Ediciones Anteriores:


*