La Nación Digital
San José, Costa Rica.
Jueves 25 de febrero, 1999


El País
Sitios especiales
El Mundo
Deportes
Viva
Revista Dominical
Opinión
Economía & Negocios
Archivo Digital
Ancora
Tiempo Libre
En Forma
Zurquí






Portada
La Nación Digital



Si tiene alguna sugerencia o comentario sobre esta noticia, escriba a nuestros redactores.



Juegue DIGIGOL

DERBY
COUNTY




FUTBOL
GUATEMALA






GRANDES
LIGAS




FIFA



NBA



ESPECIALES

La Nación Digital en Francia 98
Historia de los mundiales
50 años en el deporte
Tiempos de Selección
Anuario del Campeonato 96-97
Estadísticas del Campeonato 96-97





Noticias de Deportes:

QUé FIESTA.
El juego devino en una fiesta de goles. 9 a 0. Un dato para apuntar, a pesar de que el oponente ofreció múltiples facilidades.

Canto en la red

Selección humilló a una confiada Jamaica, que arriesgó su prestigio mundialista y lo pagó con un 9 a 0 adverso


José Eduardo Mora
Redactor de La Nación

Desde el primer suspiro, la noche pintó para la fiesta. Y pronto la lluvia de goles inundó el suelo jamaiquino.

Costa Rica, que jugó sin ataduras, vapuleó a una Jamaica que nunca se bajó del avión. Con el 9 a 0, la Tricolor cumplió con el ritual de castigar a un rival que menospreció el fogueo, por lo que pagó con creces su pobre seriedad.

El abultado marcador fue reflejo y carnaval de un accionar coherente en la cancha, en la que el jugador tico, de nuevo, volvió a evidenciar sus ansias de ofrecer su talento, a sabiendas de que se le sigue con minuciosidad desde el banquillo.

Para doblegar a la triste Jamaica, la Selección acudió al pase preciso, al buen uso del espacio -el creado y el que le regalaban- y se aprovechó de la ingenuidad de una torpe defensa, que sufrió, una y otra vez, sus yerros continuos.

Mauricio Solís, apenas en el comienzo (al minuto con treinta segundos), le robó una pelota a Stephen Malcolm y marcó el primero de una cosecha que se extendería fecunda y alegre, en un terreno propicio para la humillación y el dolor.

A partir de un trabajo de conjunto, Costa Rica elaboró un triunfo sin apelaciones, gracias a que nunca renunció a la idea de llevar el partido por los cauces debidos: buen tratamiento del balón, respeto al oponente, y contundencia en la red.

El segundo tanto, de Mauricio Solís, a los 16', mereció un aplauso pleno, porque ese derechazo fue a donde lo envió el pensamiento. Rara vez se da tan feliz coincidencia.

Apenas disputados los primeros 15 minutos, el panorama estaba más que claro: Jamaica, que ni siquiera se trajo a su técnico titular, René Simoes, evidenciaba su palidez para exigir a una Tricolor que llegó con sed de victoria.

Mesura en la facilidad

Cuando un encuentro se presenta tan fácil, como el de ayer, hay dos caminos a escoger. La ruta del futbol sin sustento y del futbol arrollador. La Selección eligió el segundo y avasalló por completo a su retador. Para ello, mostró desequilibrio en los puntos áureos del juego. Es decir, en los costados, por ahí desbordó Jafet Soto, Rolando Fonseca, Froylán Ledezma y Gérald Drummond.

En el mediocampo hubo mesura y precisión. Jeaustin siempre hizo un extraordinario trabajo de equilibrio. Sin exhibirse y sin precipitarse. Y Solís, además de fungir como recuperador, figuró en el gol.

Como bloque, la Tricolor gustó. En el campo individual, también. A Ledezma le sobraron deseos de ganarse la confianza del técnico. A Parks lo exigieron poco, pero cumplió. A Jervis le alcazó la inspiración para desdoblar por el costado derecho y concretar. A Gérald lo regocijó la presencia en el festejo con sus tres tantos. Rolando reafirmó su buen momento y Marín dio serenidad a la defensa.

Entre suma y suma, Costa Rica creció. Los goles, entonces, se desgranaron entre pausa y pausa. Entre festejo y festejo la noche se agigantó para los ticos y se volvió interminable para los visitantes.

La Tricolor se fue al descanso con un cómodo 5 a 0. En el complemento, la lluvia de goles volvió a ennegrecer el cielo jamaiquino.

En este período, la Selección prosiguió con su furia. Wálter Centeno llenó, aún más, de verticalidad el futbol costarricense y encontró en Gérald a un acertado receptor.

Como equipo, el seleccionado jamás renunció a su idea de cuidar la pelota y de arribar al arco contrario con prestancia y poder.

Con una Jamaica borrada y ridícula, la noche tuvo un indiscutible aliento tico. En el tercer fogueo de la era Maturana y ante un rival de poca monta, Costa Rica comprobó que necesita de adversarios más serios y que le pidan más.

Ensayo feliz; euforia cauta.


Costa Rica 9 - Jamaica 0

  • Costa Rica: Erick Lonnis 6; Jervis Drummond 7, Reynaldo Parks 6, Luis Marín 7 y Sandro Alfaro 6; Jeaustin Campos 7, Mauricio Solís 8, Roy Myers 6 y Jafet Soto 6; Rolando Fonseca 8 y Froylán Ledezma 6. D.T.: Francisco Maturana.

    Cambios: Wálter Centeno 7 (M. Solís, al 46'), Rándall Row 7 (R. Parks, al 46'), Gérald Drummond 7 (J. Soto, al 46'), Léster Morgan 6 (E. Lonnis, al 62') y Giovanny Jara 6 (F. Ledezma, al 63').

  • Jamaica: Aaron Lawrence 4; Damion Powell 4, Stephen Malcolm 4, Clifton Waugh 4, Ian Goodison 4 y Marco MacDonald 4; Winston Griffiths 4, Christopher Dawes 4 y Theodore Withmore 4; Wálter Boyd 4 y Wolde Harris 4. D.T.: Alfredo Montasso y Carl Brown.

    Cambios: Robert Scarlett 4 (D. Powell, al 46'), Everton Bunsie 3 (T. Whitmore, al 63') y Ricardo Fuller 4 (W. Harris, al 68').

  • Goles: 1 a 0 (1'): Mauricio Solís. 2 a 0 (16'): Mauricio Solís. 3 a 0 (21'): Jervis Drummond. 4 a 0 (29'): Rolando Fonseca. 5 a 0 (44'): Rolando Fonseca. 6 a 0 (51'): Gérald Drummond. 7 a 0 (66'): Gérald Drummond. 8 a 0 (82'): Gérald Drummond. 9 a 0 (85'): Wálter Centeno.

  • Arbitros: Roberto Moreno (Panamá) 7, asistido por los ticos Erick Mora y Gerardo Lobo.

  • Tarjetas: Roja para Everton Bunsie, al 76'. Amarilla para Jeaustin Campos, al 44'.

  • Estadio: Ricardo Saprissa, San José. Amistoso. 8 p. m.


    © 1999. LA NACION S.A. El contenido de La Nación Digital no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.co.cr


    Ediciones Anteriores:


*