La Nación Digital
San José, Costa Rica.
Miércoles 10 de marzo, 1999


El País
Sitios especiales
El Mundo
Deportes
Viva
Revista Dominical
Opinión
Economía & Negocios
Archivo Digital
Ancora
Tiempo Libre
En Forma
Zurquí






Portada
La Nación Digital



Si tiene alguna sugerencia o comentario sobre esta noticia, escriba a nuestros redactores.



Juegue DIGIGOL

DERBY
COUNTY




FUTBOL
GUATEMALA






GRANDES
LIGAS




FIFA



NBA



ESPECIALES

La Nación Digital en Francia 98
Historia de los mundiales
50 años en el deporte
Tiempos de Selección
Anuario del Campeonato 96-97
Estadísticas del Campeonato 96-97





Noticias de Deportes:

RETOS A LA VISTA.
El seleccionado juvenil, Minor Díaz, tiene como metas inmediatas jugar en el Mundial de Nigeria y vincularse al Karlsruhe alemán, junto a Douglas Sequeira.

Con alma campesina

Minor Díaz, de un humilde poblado pampero, al futbol alemán


Rodrigo Calvo Castro
Redactor de La Nación

Vino al mundo en un poblado humilde y trabajador, con alma campesina por todas partes. Se llama Acoyapa y está ubicado en el distrito de Mansión, en el cantón guanacasteco de Nicoya. Allí, una pequeña pelota de futbol con la que jugaba de niño, lo mantuvo cerca de su gran anhelo: pertenecer algún día al profesionalismo europeo.

La primera actividad que conoció Minor Díaz Araya fue la agrícola, a inicios de los años 80. Se levantaba todos los días a la 4 y media de la mañana y junto a su numerosa familia -son ocho hermanos- se dedicaba con esmero tanto a la siembra de sandía, como a sus estudios primarios y secundarios.

Los lugareños de Acoyapa, aunque viven dificultades económicas, disfrutan intensamente la vida en el campo y su sustento diario se financia de lo que se recoge en los sembradíos. Pero, ante todo, son sus fieles amigos de esa localidad los que nunca renuncian a admirar sus pasos y a apoyarlo en todo momento.

De ese clima sano y dócil surgió al mundo este muchacho de escasos 18 años, que hoy está a las puertas de su segunda Copa Mundial en Nigeria y de jugar con el Karlsruhe, de la segunda división de Alemania, luego de firmar el lunes pasado un contrato que tendrá una vigencia de dos temporadas. Un sueño hecho realidad.

"Las vivencias adquiridas en mi pueblo me ayudaron mucho... Ser un campesino me sirvió a comprender que las cosas en la vida cuestan mucho y que por eso hay que saber aprovechar las oportunidades... Las cosas que cuestan son las que más se disfrutan", expresó el jugador antes de su viaje de ayer a Suramérica, donde la Juvenil cumplirá su última fase preparatoria en Argentina y Chile, antes del mundial africano.

"Jugar al futbol -prosiguió en su relato- es lo más bonito que me pudo pasar. Le doy gracias a Dios de que me tiene aquí, me da la fuerza, me tiene las partes de mi cuerpo en buen estado, y me da la sabiduría para enfrentar todos esos retos que se avecinan".

Con la tricolor

Minor jugó en la primera parte de su carrera con equipos menores en Hojancha, Santa Cruz (fue campeón nacional mosco) y Nandayure, hasta que dio el salto a la selección infantil dirigida por Armando Rodríguez, donde permaneció por dos inolvidables años.

En ese lapso maduró en demasía como jugador y persona al celebrar giras por Centroamérica, el Cono Sur, México, Estados Unidos, Europa, Asia y Africa, hasta culminar en el Mundial Sub-17 de Egipto (1997). La que más recuerda fue una a Perú, donde consiguió el mejor gol de su carrera, al concretar un tiro libre que les dio un empate 1 a 1 contra la Infantil inca, en Lima, el 5 de noviembre de 1996.

"Estas experiencias por el mundo hay que apreciarlas, porque me hicieron tomar un rumbo hacia una gran liga como la alemana. No es cualquiera el que se pone la camiseta nacional. Pero el que lo hace, es porque está convencido de lo que quiere", confesó.

Costa Rica jugará, a partir del 3 de abril, su cuarto mundial juvenil de la historia, después de Arabia Saudí 89, Qatar 95 y Malasia 97. En ninguna de estas copas el país pudo avanzar más allá de la primera fase, aunque Díaz confía que en la edición 99 se escribirá otra historia y se luchará sin complejos con Nigeria, Alemania y Paraguay.

"No quiero que suene a pretexto, pero en Egipto éramos infantiles y hacíamos nuestras primeras armas. Pudimos madurar y saber lo que es un Mundial. Ahora la unión de grupo nos ayudará ante la adversidad y a realizar un buen papel. A los tres rivales hay que enfrentarlos con la mayor decisión y saber que sí tenemos con qué triunfar".

Al futbol teutón

Apenas lleva dos campañas en la liga mayor desde su debut con Santa Bárbara en San Carlos, el 28 de marzo del 98, cuando solo jugó 30 minutos antes de ser expulsado. Después vino el primer gol ante Carmelita, el 20 de diciembre. Su futbol creció y creció, hasta que el contratista Johan Gassert puso sus ojos en él.

Todos sus sueños comenzaron en agosto cuando, después del Premundial Juvenil en Trinidad y Tobago, le llegaron dos ofertas profesionales, que aceptó para hacer pruebas preliminares con el Tennis Borussia Berlín de Alemania y el Saint Gallen de Suiza.

No hubo respuesta inmediata, pero las gestiones en torno a él no pararon allí. A principios de febrero viajó otra vez a Europa y se entrenó con el Karlsruhe, de la segunda división teutona, junto a Gérald Drummond y Douglas Sequeira. "Las cosas me salieron bastante bien y mi juego les convenció", recordó el muchacho.

Y así el contrato en alemán llegó al fin el viernes pasado, cuando fue remitido a Santa Bárbara por la entidad germana. Luego de ser traducido, Díaz lo suscribió anteayer en las oficinas de su presidente Jorge Alvarado, al igual que lo hizo Douglas Sequeira, exvolante del holandés Feyenoord de Rotterdam.

Díaz y Sequeira se vincularán al Karlsruhe, por dos temporadas hasta el 2001, con opción a una más. El primero lo hará efectivo tras el Mundial nigeriano y el segundo desde la próxima semana, reveló ayer el gerente barbareño, Manuel Emilio Rodríguez, quien no quiso especificar los montos económicos de la negociación.

Una vez que conoció la noticia, Minor no ocultó su alegría y expresó: "El trabajo en la cancha me abrió muchas puertas. He trabajado callado y humilde, muy seguro de lo que quiero y con la mente abierta a todos los consejos que me den. Ahora estoy recogiendo la cosecha de todo el esfuerzo hecho. No hay duda que es mi gran oportunidad".

En sus ratos libres, a Díaz le agrada quedarse en casa para escuchar música o salir a divertirse con sus amigos. Pero lo que más le llena es poder conversar por teléfono con sus padres, Franklin y Lidieth, para contarle sus progresos con la pelota, una oportunidad de la que no gozaron sus hermanos que también fueron futbolistas.

Nigeria y Alemania están en el horizonte inmediato de Minor Díaz. "Su agresividad y rapidez en el campo, aunado a una tremenda ambición de llegar a ser el mejor en su puesto", como lo dibujó su técnico en la Juvenil, Carlos Watson, lo tienen camino de la cima.


Ajustes en la gira

Uruguay y Paraguay ya no forman parte de la agenda de la Selección Juvenil de Futbol, que viajó ayer a tierras suramericanas en preparación al Mundial de Nigeria 99, según un acuerdo al que llegó la Fedefut con las asociaciones de esos países.

Al amistoso que sostendrán mañana contra su similar de Argentina, a las 10 p. m. (7 p. m., hora de Costa Rica) en el estadio de Ferro Carril Oeste en Buenos Aires, se le sumó ahora otro partido en esa nación contra una formación regional de nivel sub-21, que se celebrará el próximo domingo a las 3:30 p. m. (12:30 p. m., en horario tico).

Luego, el equipo dirigido por Carlos Watson viajará el lunes entrante a Chile, donde al día siguiente sostendrá un juego nocturno contra el juvenil de la Universidad Católica, confirmó ayer Juan Blanco, director ejecutivo de las Selecciones Nacionales.

El retorno a Costa Rica, agregó, está previsto para el miércoles 17, a las 4 p. m. Un día después, la Juvenil iniciará una aclimatación de seis días en el hotel Suerre de Guápiles. La salida a Nigeria, con escalas en Miami y Londres, está prevista para el 24 de marzo.


Carné de presentación

  • Nombre: Minor Díaz Araya.

  • Edad: 18 años. Nació el 26 de diciembre de 1980, en Acoyapa, de Nicoya, Guanacaste.

  • Familia: Sus padres son Franklin Díaz y Lidieth Araya. Y sus hermanos, Noemi, Iris, Olga, Mary, Xiomara, Yadir, Roy y Oscar.

  • Puestos: Delantero y volante creativo.

  • Equipo: Santa Bárbara, club con el que registra 16 goles, 7 goles y 1 expulsión en Primera División. Ya firmó un contrato de dos temporadas con el Karlsruhe, del futbol alemán.

  • Selecciones nacionales: Mundialista infantil, en Egipto 97. Ahora lo hará como juvenil, en el Mundial de Nigeria. Como internacional infantil sumó 6 goles en 33 juegos y como juvenil anotó 2 veces en 10 partidos.

  • Idolos: Roy Myers y Diego Maradona.

  • Música que le gusta: Reggae, merengue y la romántica de cantantes italianos.

  • Comida: El gallo pinto.

  • Proyectos: Ser profesional del futbol y cursar estudios universitarios.

    * Participó en esta información Gustavo Retana Chavarría, colaborador de La Nación.


    © 1999. LA NACION S.A. El contenido de La Nación Digital no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.co.cr


    Ediciones Anteriores:


  • *