LN Suplementos La Nación Digital Patrocinador de La Nacion Digital
San José, Costa Rica. Lunes 24 de mayo, 1999
Nacionales
Deportes
Viva
Internacionales
Opinion
Economia & Negocios
Suplementos
Especiales
English
Cartas

La Nacion Digital

Si tiene alguna sugerencia o comentario sobre esta noticia, escriba a nuestros redactores.

Juegue Digigol

Especial de UNCAF

Campeonato 98-99

Derby County

Fútbol Guatemala

Grandes Ligas

FIFA

NBA

Especiales

La Nación Digital en Francia 98

Historia de los mundiales

50 años en el deporte

Tiempos de Selección

Anuario del Campeonato 96-97

Estadísticas del Campeonato 96-97

Noticias Nacionales:


SIN BRILLO.
Una cerrada batalla, sin espacio para el lucimiento. Así fue el último juego de la Segunda División. El liberiano Noel Cubillo (izquierda) evita que el guapileño Rafael Gutiérrez ponga en peligro la portería local.

Con simpleza al cetro

El Santos se coronó campeón ante un confundido Liberia


José Eduardo Mora
Enviado de La Nación

Liberia (Guanacaste). A Santos le bastó orden y sencillez para acabar con un equipo de Liberia caótico y perdido. Los de casa pagaron carísimo el exceso de ansiedad, y en un abrir y cerrar de ojos se percataron de que el título de la Segunda División era ajeno. Era de los guapileños, quienes manejaron con propiedad el acoso de los nervios y el pasar del tiempo.

El empate a uno le fue suficiente al Santos, dado que en el primer partido habían triunfado 2 a 1 en el estadio Municipal de Guápiles, donde dieron el primer gran golpe, que a la postre los confirmaría como los monarcas de la segunda categoría.

En una tarde calurosa y manchada de violencia, por los disturbios que ensuciaron la final, Santos celebró un cetro labrado a lo largo de toda la temporada.

Ayer solo le dio el último remate, en un juego de tensión, pero aburridísimo y en el que siempre mantuvo un control pleno del encuentro, excepto en aquella jugada, en el 73', en la que German Castillo conectó un cabezazo e igualó el marcador, el que Bill González había inaugurado en el 36', en una acción en la que la zaga liberiana se quedó estática y dormida.

A fuerza de marca zonal y de un apego al libreto dictado por el entrenador Luis Chang, Santos borró del juego a un Liberia que tuvo la pelota, mas no el palpitar del partido.

Santos, en efecto, cedió la iniciativa para poder cerrar espacios atrás, en espera de aplacar la avalancha de ataques que se presumía iba a realizar el equipo anfitrión, pero este se enredó en sus propios sueños y se dedicó a lanzar pelotazos al área enemiga, en la que Miguel Davis y Federico Urrutia rechazaron, una y mil veces, ese balón insulso que iba hacia sus cabezas.

En la monotonía de ese ataque se acabó Liberia, dirigida por un angustiado Orlando De León, quien miró el encuentro desde una tarima, al estar sancionado con diez juegos de suspensión.

Desde ella, De León corroboró, para su tristeza, cómo a su equipo le faltaba un conductor con ideas claras. (El esfuerzo de Albin Gamboa no alcanzaba). Y cómo esos pelotazos infructuosos eran pan de victoria para Santos, que agrupado atrás esperaba dar su zarpazo, para ampliar sus opciones de ascender a la división de honor.

González, con ese olfato de goleador que lo define, se aprovechó de un centro de Janier González, y al 36' terminó de echarle sal a la herida liberiana.

Contra la angustia

En el segundo tiempo, con el peso de haber caído en el primer juego, con los números de espaldas por el 1 a 0 y con una afición a la que le vendieron la idea inquebrantable del triunfo, Liberia se lanzó a su última aventura y lo hizo con tres delanteros, con la esperanza de salvar lo insalvable.

El esfuerzo de De León por corregir los males de su equipo, resultaría inútil, porque a sus jugadores les pesó demasiado la presión de sus hinchas y el compromiso de entregarles el cetro al concluir el encuentro.

German Castillo, con su gol, le arrancó uno que otro canto a los aficionados, que antes estaban silenciosos y confiados de que la dura realidad tuviera un mágico vuelco a su favor.

Eso nunca sucedió y la angustia empezó a apoderarse de los jugadores liberianos, mientras que los de Santos rezaban porque apareciera el pitazo final, que los confirmaría como los campeones de la Segunda División.

Cuando llegó ese ansiado pitazo, los guapileños iniciaron el festejo en la cancha, que luego se propagó a los camerinos. Hasta ahí todo bien. Pero después surgió la turba de hinchas enardecidos y la fiesta degeneró en vergüenza, golpes, dolor y vandalismo.

Santos campeón, en una tarde manchada de violencia.


Liberia 1 - Santos 1

  • Liberia: Jairo Villegas 7, Luis Vargas 6, Noel Cubillo 6, Alfonso Martínez 6, Berny Canales 6, Rodolfo Arnáez 6, Albin Gamboa 6, Aney Madrigal 6, Jarden Molina 5, German Castillo 6, Wílliam Jara 6. D.T.: Orlando De León.

  • Cambios: José Ugarte 6 por Molina (29'); Gustavo Castillo 6 por Madrigal (46'); Oscar Montoya 6 por Arnáez (65').

  • Santos: Pablo Camacho 6, Sherman Mora 6, Federico Urrutia 7, Miguel Davis 7, Carlos Rodríguez 7, Hermenegildo Segura 6, Franklin Rojas 6, Onil Vásquez 6, Janier González 6, Bill González 7, Rafael Gutiérrez 6. D.T.: Luis Chang.

  • Cambios: Róger Skeeling 6 por González (51'); Anthony García 6 por González (65'); Minor Torres por Gutiérrez (86´).

  • Arbitraje: Vinicio Mena 7, asistido por Adolfo Chavarría y Luis Rodríguez.

  • Goles: 0-1 (36'): Bill González, asistido por Janier González. 1-1 ( 73'): German Castillo, habilitado por Albin Gamboa.

  • Estadio: Edgardo Baltodano de Libera, 11 a. m.

  • Expulsados: Berny Canales de Liberia, al 90', por agredir a Onil Vásquez. Onil Vásquez, de Santos, por falta fuerte contra Canales, al 90'.

  • Motivo: Segundo juego de la final de la Segunda División.



Mail a Webmaster Economicos Servicios Envie un fax Archivo Digital

Patrocinador de La Nacion Digital


© 1999. LA NACION S.A. El contenido de La Nación Digital no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.co.cr