LN Suplementos La Nación Digital Patrocinador de La Nacion Digital
San José, Costa Rica. Domingo 2 de julio, 2000
Nacionales
Deportes
Viva
Internacionales
Opinion
Economia & Negocios
Suplementos
Especiales
English
Cartas

La Nacion Digital
Mapa del sitio

Si tiene alguna sugerencia o comentario sobre esta noticia, escriba a nuestros redactores.

Eurocopa 2000

Campeonato Nacional futbol 99-2000

Ganadores Digigol 2.000

Sitio Copa Oro 2000

Página oficial de la Liga Deportiva Alajuelense

Página oficial del Deportivo Saprissa

Vídeos Costa Rica en Italia 90

Vídeos de Claudia Poll en Atlanta 96

100 años de deportes: Guía a los 10 Fascículos

West Ham

Fútbol Guatemala

Grandes Ligas

FIFA

NBA

Especiales

Historia de los mundiales

Noticias Nacionales:

EL MEJOR.
En el campo y en las redes, Rolando Fonseca volvió a mostrar su valía. Tras una de sus tres anotaciones, el capitán Jeaustin Campos, lo felicita.


Costa Rica 5 - Panamá 1

Pese a la contundencia en la red, todavía falta identidad


Harold Leandro Camacho
Redactor de La Nación

Alajuela. Lo mismo que las derrotas, en los juegos de preparación, las victorias suelen ser secundarias.

Ficha técnica

Satisface anotar cinco veces y dejar tendido al rival de turno, sin duda. Mas, haríamos mal en contentarnos con ello. 5 a 1 es un marcador que se ajusta a lo que sucedió en la cancha, y que mide, necesariamente, la distancia entre Costa Rica y Panamá en cuanto a calidad futbolística.

En el cuarto partido de fogueo, el seleccionado encontró por fin la victoria en la era de Gilson Nunes. Eso es estimulante. Pero insuficiente a la vez, porque Panamá no fue un buen sparring.

La aparición promisoria de Hugo Madrigal, el esfuerzo indeclinable de Rolando Fonseca, su capacidad goleadora; la entrega absoluta de Paulo Wanchope, contra el rival y contra la presión del público, son factores que suman en el balance final del juego.

Sin embargo, resulta de mayor beneficio apuntar los yerros que observamos sobre el césped, para extraer un provecho real de la experiencia.

Panamá nos desnudó al 22'. Un tiro de esquina cayó en pies de Roberto Brown, quien impulsó la esfera hasta las redes de Lonnis, ante la impasividad del arquero y de sus gendarmes.

Vale que los muchachos reaccionaron y dos minutos más tarde (24'), Fonseca igualó las cifras. Y al filo del primer lapso (45'), Walter Centeno dejó en los cordeles el fruto de una acción extraordinaria de Paulo, quien ingresó con clase, cadencia y fuelle, habilitó a Sandro, este a Jeaustin y el capitán al Paté, quien selló el dos a uno.

Sin planeamiento

A un minuto del reinicio, una entrada artera de Alberto Blanco sobre Jeaustin, le valió la expulsión. Correcta, la medida arbitral nos perjudicó, al fin de cuentas, puesto que interesaba más observar el rendimiento del equipo nacional en igualdad de condiciones que su adversario.

Rolando Fonseca llevó la pelota a la red en dos nuevas oportunidades (70' y 75'), y Paulo recibió el justo premio a su afanoso quehacer en el epílogo (93'), cuando sentenció con el 5 a 1.

A pesar de la contundencia en los mecates, quedó claro que la evolución del equipo no pasa por la media cancha, el sector vital, la parcela de las ideas.

Como consecuencia de ello, en muchos tramos del choque, el Paté se quedó sin oficio, y Hugo Madrigal, promisorio en la apertura, desapareció gradualmente.

En algunas secuencias del partido, a pesar de su inferioridad futbolística, el elenco canalero se observó con más orden, con un concepto del juego de conjunto mejor elaborado, y ello debe llamar la atención del mando técnico de la Tricolor.

Vamos a paso lento y el tiempo apremia. Abriguemos la esperanza de que los rivales obliguen más en los próximos juegos, para tener la justa medida de nuestra capacidad y enfrentar, con posibilidades de éxito, el compromiso contra Barbados, el 16 de julio. Ese será el primer reto en serio.



Mail a Webmaster Economicos Servicios Envie un fax Archivo Digital

Patrocinador de La Nacion Digital


© 2000. LA NACION S.A. El contenido de La Nación Digital no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.co.cr