LN Suplementos La Nación Digital Patrocinador de La Nacion Digital
San José, Costa Rica. Jueves 27 de julio, 2000
Nacionales
Deportes
Viva
Internacionales
Opinion
Economia & Negocios
Suplementos
Especiales
English
Cartas

La Nacion Digital
Mapa del sitio

Si tiene alguna sugerencia o comentario sobre esta noticia, escriba a nuestros redactores.

Juegos Nacionales Pococí 2000

Eurocopa 2000

Campeonato Nacional futbol 99-2000

Ganadores Digigol 2.000

Sitio Copa Oro 2000

Página oficial de la Liga Deportiva Alajuelense

Página oficial del Deportivo Saprissa

Vídeos Costa Rica en Italia 90

Vídeos de Claudia Poll en Atlanta 96

100 años de deportes: Guía a los 10 Fascículos

West Ham

Fútbol Guatemala

Grandes Ligas

FIFA

NBA

Especiales

Historia de los mundiales

Noticias Nacionales:

DEBUTANTE. Como siempre lo quiso, Enrique Rivers iniciará su carrera como entrenador en Limonense.


"Quiero orden"

Enrique Rivers, técnico limonense, procura disciplina y lucha en su equipo


José Luis Rodríguez
Colaborador de La Nación

imón. Justo en el equipo que lo vio nacer como futbolista de primera división en 1978, Enrique Rivers iniciará su carrera como director técnico.

Caribeño de sangre y color, Rivers debutará este sábado como entrenador de la Asociación Deportiva Limonense (Asodeli) cuando se enfrente al Santos de Guápiles, en el primer partido del Torneo Apertura.

Tras fungir como asistente de Alexandre Guimaraes durante cinco temporadas, Rivers se aventura a demostrar que lo aprendido valió el esfuerzo y dejó sedimento.

Mientras uno de sus asistentes buscaba un lugar bajo techo donde entrenarse –debido a las lluvias que afectan el Caribe–, Rivers habló con La Nación en las oficinas de la Asodeli.

–Don Enrique, hablemos de su primer reto como entrenador.

–Siempre creí que mi primera oportunidad sería en Limón, aunque no sabía cuándo. Ahora me resta trabajar para que coincidan la oportunidad y la preparación que he desarrollado.

–¿Qué significa empezar en el equipo de su pueblo, que lo catapultó como jugador?

–Si no hay resultados, el hecho de que se me identifique con esta tierra no importa. De la mano con ser limonense, debo demostrar capacidad para ejercer el cargo de entrenador.

–¿Cómo pretende levantar un equipo que vive siempre en medio de penurias económicas?

–Al aceptar el reto tenía claro que las condiciones de trabajo son mínimas para un club de primera división. Aun así, vine porque considero que lo primordial será preparar al grupo para lidiar contra las adversidades y prepararnos para no caer. Además, estoy buscando grupos de apoyo para solventar algunas necesidades.

–¿Es cierto eso de que los jugadores de puerto son indiciplinados?

–No se puede tapar el sol con un dedo. Es cierto. Sobre este tema, considero que el futbolista llegará hasta donde el entrenador lo deje. Creo que es necesario marcarles la cancha, tanto en lo futbolístico como en lo personal.

–Luego de ser asistente, ¿qué representa ser entrenador?

–Un asistente es la persona a la que el jugador le cuenta cosas que no le diría al entrenador. Soy consciente de ello, por lo que cada vez que note algo dentro del grupo lo consultaré con mis asistentes. No pretendo ser amigo de los jugadores, pero si ellos quieren acercase a mí, me sentiré halagado.

Ser realista

–¿Cuál será su estilo de juego?

–Viviremos cada partido como si fuera un torneo aparte. Si jugamos bien y ganamos, pues qué bueno, pero si solo ganamos, al fin de cuentas lo que importa es el resultado. Por mi personalidad, quisiera que el equipo jugara bien al futbol, pero eso dependerá de las circunstancias.

–¿A qué aspira Limonense?

–Hay que ser realista. El compromiso primordial es tratar de que el equipo no descienda, ganándole a rivales que en teoría están al mismo nivel que nosotros, e intentando sacarle puntos a los que ya están consolidados.

–¿Tiene lo básico para trabajar?

–Limón es uno de los equipos, sino el único, que casi no hizo contrataciones y del que se fueron muchas piezas importantes. He reclutado jugadores del área que podrían destacar, pero necesitan del proceso normal para adaptarse a la primera división.

–¿Por que Limón, siendo una cantera de jugadores, nunca destaca?

–Porque a lo largo de su historia nunca ha existido una planificación, organización ni estructura adecuada para trabajar. Las juntas directivas de turno deberían entender que no pueden hacer todo solas, y que se debe delegar funciones para hacer mejor las cosas.

–¿Qué ventajas o desventajas representa jugar en el Juan Gobán?

–En la actualidad ninguna, ya que en la temporada anterior muchos equipos vinieron acá y ganaron. Vamos a tratar de revertir eso.

–¿Qué espera de este nuevo campeonato?

–Mucho trabajo y competencia. Tanto mis jugadores como el cuerpo técnico vamos a darlo todo, por lo que espero que la directiva y la afición hagan lo suyo.

–¿Le da temor pertenecer a un club que se caracteriza por utilizar muchos entrenadores en cada torneo?

–No es una situación que se dé solo en Limón, así que me tiene sin cuidado.

Había más preguntras en la libreta, pero Rivers dio por terminada la charla porque uno de sus asistentes le comunicó que ya estaban listos para entrenarse en el gimnasio Eddy Bermúdez.


Desmembrado

Nueve bajas sensibles y solo tres incorporaciones convierten a la Asociación Deportiva Limonense en un equipo de proyecciones austeras.

Se fueron

–Kendall Wilson, Ernie Stewart y Carlos Flores (Santos de Guápiles).

–Róger Skeeling y Kelvin Harris (Osa).

–Steven Cedeño (Herediano).

–Rayner Robinson (Saprissa).

–Kurt Bernard (sin definir)

–Elny Sequeira (no se le renovó).

Llegaron

–Cristian Estrada (Turrialba).

–Jonathan Mora (Goicoechea).

–Cristian Aguilar (Carmelita).



Mail a Webmaster Economicos Servicios Envie un fax Archivo Digital

Patrocinador de La Nacion Digital


© 2000. LA NACION S.A. El contenido de La Nación Digital no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.co.cr