LN Suplementos La Nación Digital Patrocinador de La Nacion Digital
San José, Costa Rica. Viernes 26 de enero, 2001
Nacionales
Deportes
Viva
Internacionales
Opinion
Economia
Suplementos
revistas
Especiales
English
Cartas

La Nacion Digital
Mapa del sitio

Si tiene alguna sugerencia o comentario sobre esta noticia, escriba a nuestros redactores.

Juegue Digigol

Campeonato futbol 2000-2001

Noticias sobre los diferentes entrenadores de la Selección Nacional

Olimpiadas Sidney 2.000

Vídeos de Claudia en 200 y 400 libre (medalla bronce en ambas)

Página oficial de la Liga Deportiva Alajuelense

Página oficial del Deportivo Saprissa

Vídeos Costa Rica en Italia 90

Vídeos de Claudia Poll en Atlanta 96

Manchester City

Fútbol Guatemala

Grandes Ligas

FIFA

NBA

Especiales

Eurocopa 2000

Sitio Copa Oro 2000

Juegos Nacionales Pococí 2000

100 años de deportes: Guía a los 10 Fascículos

Historia de los mundiales

Noticias Nacionales:

VIEJOS AMIGOS. Rolando Fonseca (izquierda) intenta sacar la marca de Erick Lonnis, en lo que representó el primer entrenamiento de su nueva etapa con el Saprissa.


"Vengo a ser campeón"

Rolando Fonseca empezó ayer sus entrenamientos con el Saprissa


José Luis Rodriguez
jlrodriguez@nacion.co.cr
Para La Nación

Rolando Fonseca pregonó hasta el cansancio su amor por los colores del Deportivo Saprissa, club al que retornó ayer y con el cual comenzó una carrera futbolísitica que el próximo cinco de junio cumplirá diez años.

Aquel joven que hizo grande la camiseta número siete, con la que fue bicampeón en las temporadas 1993-94 y 94-95, vuelve ahora con una madurez que, según dice, se basa en los errores antes cometidos.

Gráfico:

  • Rolo y la "S"
  • Luego de jugar durante las últimas cuatro temporadas para el Comunicaciones de Guatemala, Fonseca llega al equipo tibaseño dispuesto a colaborar en el objetivo trazado por el resto de la planilla para el Torneo de Clausura: ser campeones.

    Ayer, poco antes del entrenamiento vespertino realizado por los morados en el Ricardo Saprissa, Rolo –como le llaman– detuvo su paso hacia la práctica y charló durante algunos minutos sobre lo que implica su llegada al Saprissa.

    –Rolando, ¿cómo se siente de estar otra vez en el Ricardo Saprissa?

    –Es volver a casa, es sentirse como la primera vez que pisé este terreno, con mucha ilusión y ganas de hacer las cosas bien.

    –¿Qué representa volver a este equipo?

    –Significa mucho, porque es el club que me abrió las puertas de la primera divsión. Es el equipo que me dio a conocer, y el que tiene la afición con la que me siento identificado. Es el equipo al que voy a retribuir todo eso con lucha, entrega y trabajo.

    –¿Y la vuelta a Costa Rica?

    –Es estar en casa, cerca de la Selección y con mi gente.

    –¿Conoce la situación que atraviesa el Saprissa?

    –Sí, y por ello es que vengo a trabajar duro para que entre todos salgamos adelante. La situación financiera es dura, pero los jugadores podemos hacer que la afición nos apoye si les ofrecemos espectáculo y triunfos.

    –¿Cómo hacer que la gente vuelva al estadio?

    –Dando buen futbol y entregándonos tanto en el Saprissa como en la selección. Hay que recordar que si la selección y el Saprissa andan bien, el futbol nacional se beneficia y el país tiene mayor tranquilidad.

    –¿Cuál es su objetivo acá?

    –Vengo a hacer lo mismo que mis compañeros, a trabajar por el título y devolverle a la afición la credibilidad por este equipo.

    –¿Está consciente del reto que tiene Saprissa por delante?

    –Sí, y quiero aportar todo lo que esté en mí para ayudar a levantar la institución. Quiero que el estadio sea el lugar donde las familias disfruten el futbol.

    Madurez y selección

    –Se nota un jugador más maduro y entregado en la cancha.

    –Tengo paz y mucho gozo dentro de mí. Ahora me siento satisfecho con las cosas que hago, el futbol en realidad me llena.

    –¿Antes no lo satisfacía?

    –La verdad, no. Hubo ciertos momentos en que no me llenaba como persona, además de que siendo más joven cometí muchos errores.

    –¿Qué lo hizo cambiar?

    –Me acerqué a Dios y él me ha dado muchas bendiciones. Tengo mi mayor tesoro, que es mi familia –su esposa, Gabriela y sus hijos, Daniel y Karina– y mucha paz interna.

    –Tras diez años de carrera futbolística, ¿que le ha dejado este deporte?

    –Lindas amistades, mi esposa, mis hijos, y la satisfacción de hacer feliz a todo un país al jugar con la Selección.

    –¿Y qué le ha quitado?

    –Uno mismo se quita las cosas. Como le dije antes, de joven cometí errores, pero gracias a Dios aprendí a reconocerlos y enmendarlos.

    –Acerca de la Selección Nacional, ¿qué tanta influencia tuvo esta en su regreso a Costa Rica?

    –Si usted le pregunta a cualquier jugador, todos quieren estar cerca de la Selección, pero, además de eso, estoy aquí porque mi familia está más tranquila.

    –¿Es cierto que los empresarios que compraron su ficha –de los que no se han revelado los nombres– son Hernán Medford y Paulo Wanchope?

    –(Se ríe). Pregúnteselo a ellos.

    Concluída su respuesta, Fonseca estrechó la mano y pidió disculpas, ya que estaba a punto de empezar su nueva etapa vestido de morado.



    Mail a Webmaster Economicos Servicios Envie un fax Archivo Digital

    Patrocinador de La Nacion Digital


    © 2001. LA NACION S.A. El contenido de La Nación Digital no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.co.cr