Lunes 30 de julio, 2001. San José, Costa Rica.
Teleguía Teleguía Secciones Suplementos
Portada
Si tiene alguna sugerencia o comentario sobre esta noticia, escriba a nuestros redactores.

Si tiene alguna sugerencia o comentario sobre esta noticia, escriba a nuestros redactores.

Vídeos goles Costa Rica

Costa Rica: camino al Mundial 2002

Mundial Sub 20 Argentina

Vídeos de Claudia en 200 y 400 libre (medalla bronce en ambas)

Vídeos Costa Rica en Italia 90

Página oficial de Alajuelense

Página oficial de Saprissa

Página oficial de Cartaginés

Manchester City

Fútbol Guatemala

Grandes Ligas

FIFA

NBA

Especiales

100 años de deportes: Guía a los 10 Fascículos

Historia de los mundiales

Noticias Deportes:

AL ATAQUE. Herediano concentró sus esfuerzos en perforar la valla barbareña. El portero Alexánder Jara, con el auxilio de Leiner Villalobos, detiene el empuje de Wílmer Cabrera, Whayne Wilson y Arnoldo Lopes.

Heredia 1 - Santa Bárbara 1

En horroroso partido, Herediano igualó a uno con Santa Bárbara

Harold Leandro Camacho
hleandro@nacion.com
Redactor de La Nación

El futbol convoca a miles de aficionados en las gradas porque depara emociones, porque en su carácter lúdico, los jugadores demuestran destrezas que el hombre común no posee o no ha desarrollado.

Por ello, unos ciudadanos que poseen ciertas habilidades físicas y mentales se dedican a jugar balompié y son considerados por el resto de la sociedad como futbolistas.

Además:
  • Los entrenadores
  • Golpe a la monotonía

    Noticia relacionada:
  • A escena sin futbol

    Noticias relacionadas:

  • Alajuelense 1 - Carmelita 0
  • Falta rodaje
  • Fue todo un lío
  • Ojo con Alder
  • A escena sin futbol
  • Liberia 2 - Saprissa 2
  • Otra olla mágica
  • Un flojo arranque
  • Pérez Zeledón 1 - Osa 0
  • Bostezo en el Paraíso
    Gráficos:
  • Ficha del partido
  • Equipo ideal
  • Así va el apertura
  • Entrenamientos diarios, sesiones de táctica, charlas sobre lo que se hace allende las fronteras, repaso de vídeos. Todo ello conlleva a mejorar el rendimiento de aquellos que están obligados, domingo a domingo, a deparar un espectáculo.

    La idea es que gratifiquen a los espectadores con jugadas electrizantes, con movimientos fuera de lo común. En fin, el objetivo de congregarse en un estadio es observar como unos profesionales tratan la bola con maestría.

    Pero eso no siempre sucede en la práctica y pese a la preparación, el resultado que deparan los actores son 90 minutos de aburrimiento sin piedad, con un futbol sin efecto alguno.

    Eso fue lo que nos depararon ayer Herediano y Santa Bárbara en el Eladio Rosabal.

    Aburrimiento porque los visitantes se dedicaron a practicar el antifutbol, mientras que los locales no tuvieron piedad de sus parciales y desperdiciaron buena cantidad de posibilidades que crearon.

    El lastimero partido se puede resumir en un equipo, Herediano, que propuso y demostró con vehemencia que querer no es sinónimo de conseguir, mientras que otro, Santa Bárbara, que se dedicó a destruir cualquier posibilidad de crear futbol.

    Injusto empate

    Por ello, el empate a uno es injusto y no representa lo que se vivió en la cancha, pues es más fácil para un equipo conseguir un punto a costilla de otro si se ocupa de impedirle jugar.

    Tan injusto fue, que Santa Bárbara anotó primero.

    En el minuto 41, y tras aguantar en su terreno los embates florenses, los pupilos del charrúa Mario Silva se atrevieron –cosa extraña–, a irse al frente.

    Un tiro libre se presentó promisorio. Silva –quien ya había acabado su primera cajetilla de cigarros–, ordenó "atacar con todo".

    Y ello significó que la jugada de bola muerta debía aprovecharse. Rónald Chaves, con milimétrica precisión, levantó un centro desde el mediocampo y Hermidio Barrantes no recordó que la seguridad del marco es su responsabilidad.

    El balón cayó con suavidad lanzado por el taco derecho de Chaves y Barrantes pasó de largo, cual toro que embiste el capote. Pero el que tenía los ojos bien abiertos fue el brasileño Fabiano Luz De Oliveira, quien de certero cabezazo inauguró la pizarra.

    Nadie se lo podía creer. Los jugadores heredianos no atinaban a entender el "bomberazo" de su arquero, los aficionados –en su mayoría florenses– no querían aceptar que su equipo, que comandaba la iniciativa, cayera en forma tan infantil.

    Incluso a los barbareños les costó festejar. Esperaban el pito del pésimo árbitro con un fuera de juego o falta (peligro de gol o carga, los señalamientos acostumbrados en este tipo de jugadas).

    Pero no, el errático Marvin Hernández no se equivocó en esta ocasión y decretó el uno a cero para sorpresa de todos.

    Sufrido gol

    Aún sin salir del asombro, el primer tiempo terminó con un sabor disímil porque el equipo que atacó salió como perdedor y el que destruyó saboreaba la injusta ventaja.

    Sabedor de que el resultado de nada le servía, Odir Jacques se dio el lujo de sumar cinco atacantes en el complemento.

    Esto porque Santa Bárbara no representaba ningún peligro en el ataque y dado que la cintura florense carburaba a la perfección.

    Entonces, las llegadas al marco de Alexánder Jara se multiplicaron, tal como los esfuerzos del portero por impedir la igualada.

    Golpe a golpe, jugada tras jugada, Jara respondió con reflejos felinos y a cada segundo ahogaba el grito de gol.

    La justicia llegó al minuto 83, cuando Bill González puso cifras definitivas a un partido para el olvido.

    Un centro de Michael Myers no fue desalojado del área barbareña, y González logró enderezar a marco para alegría de los graderíos.

    Un gol que dictó la paridad en un encuentro sin piedad ni efecto, tanto para aficionados como para el futbol.


    Los entrenadores

    Odir Jacques

  • "Por supuesto que el empate no era lo que buscábamos. Pero salgo tranquilo con la entrega de los muchachos".

  • "Nos faltó contundencia y debemos mejorar en la concreción".

  • "Le pido tranquilidad a la afición herediana. El campeonato apenas se inicia y nos faltan horas en juegos oficiales. Los encuentros de pretemporada o amistosos no dan el mismo ritmo que los partidos regulares".

  • "Después de cuatro o cinco jornadas ya tendremos a un Herediano más moldeado, que busca alcanzar el campeonato. Esta es nuestra consigna para el torneo".

  • "No fallamos en nada, aunque no salimos contentos con el resultado. El gol fue un error que le hubiera pasado a cualquier jugador, de estas cosas también se construye el futbol."

    Mario Silva

  • "Este empate es muy importante para recuperar la confianza. Herediano es un equipo grande y los muchachos de Santa Bárbara respondieron muy bien".

  • "No podemos jugarle a este equipo de igual a igual. Ellos además, estaban en su cancha y ante su gente".

  • "El que no tuviéramos muchos jugadores en punta no significa que llegamos a defendernos, porque no lo es. Prueba de ello fue que abrimos la pizarra".

  • "Partidos y resultados como estos nos dan motivación para todo lo que viene".

  • "Siento que el equipo se paró muy bien sobre la gramilla. Lástima que al final nos empataron, pero logramos mantener el marcador por mucho tiempo".

  • "Los partidos de pretemporada nos sirvieron para corregir errores, de aquí partimos en cero para mejorar".

  • "La próxima semana haremos valer nuestra condición de local frente al Pérez".


    Golpe a la monotonía

    Raquel Gólcher Beirute Redactora de La Nación

    Heredia. Su cabello rubio artificial provocó susurros en la gradería, su ingreso en el segundo tiempo generó más jugadas, y su agónico gol le devolvió el aliento a los aficionados heredianos.

    Después de un año de estar lejos de los florenses, Bill González regresó al equipo con la idea de ser goleador, y ayer anotó su primer tanto, el que rompió con el aburrimiento de un partido para olvidar y que los barbareños daban por ganado.

    "Vine a este equipo para hacer goles, para trabajar y lograr el campeonato. Aún necesito de más tiempo para acoplarme a los compañeros, pero de aquí a unos partidos sé que estaré mejor", dijo el rojiamarillo, quien estuvo un año de préstamo en el Santos de Guápiles y acumula 18 goles en la Primera División.

    Lo que parecía un encuentro sencillo para los subcampeones se complicó a los 41 minutos, cuando una salida errónea del portero Hermidio Barrantes le facilitó a Fabiano de Oliveira abrir el marcador.

    Estaban en casa, con su gente y con buenas posibilidades de anotar, pero los intentos no valen y los visitantes se impusieron.

    El humo que salía con desesperación del banquillo de Mario Silva cesó por unos instantes, mientras la voz de Odir Jaques cobraba fuerza en la otra trinchera.

    Los silbidos tampoco se hicieron esperar en las graderías, y más de un aficionado molesto con el desempeño de los locales, dejó su campo para calmar la ansiedad con un patí, un helado o una gaseosa.

    Tranquilidad ante todo

    Técnicos y jugadores coincidieron en que estos resultados y las pocas jugadas de peligro que se dieron son normales al iniciar un nuevo campeonato (vea nota adjunta).

    "Estamos muy tranquilos, esto apenas se inicia. Estamos en la fase de adquirir tono muscular. Será hasta la quinta o sexta fecha donde se empiece a perfilar la tendencia del campeonato", dijo el defensa Rónald González, quien después de jugar en Guatemala se incorporó al Herediano.

    Otro que también se inició ayer en el cuadro rojiamarillo fue el colombiano Wílmer Cabrera, a quien tampoco le preocupó el empate como local.

    "Nosotros salimos a ganar, este es nuestro objetivo en cualquier partido, fuera o dentro de casa. Por fortuna pudimos empatar. Esta fue nuestra primera presentación, y la responsabilidad es pensar siempre en el triunfo. Estamos empezando de menos a más", agregó el suramericano.

    Él, al igual que Bill, llegó al equipo con la idea de anotar, sumar y ayudar al campeonato de los heredianos.

    Esa defensa

    Los muchachos de Odir Jaques coincidieron en que el juego defensivo de los visitantes les dificultó el tránsito por la gramilla y el ingreso al área chica.

    "Es muy difícil brindar un buen espectáculo o crear más cuando un equipo viene a defenderse. Muchas veces las acciones se enfrían, hay más faltas y el encuentro pierde continuidad", comentó el capitán rojiamarillo Austin Berry.

    Sin embargo, estas no fueron, según Mario Silva, las intenciones de Santa Bárbara.

    "Que tengás a más defensas dentro del terreno no significa que tengamos intenciones de defendernos. Creo que hicimos un muy bien trabajo", dijo el entrenador de los visitantes.

    Muestra de esa alegría visitante fueron las porras que se dejaron escuchar del camerino al finalizar el encuentro, a diferencia de los locales, quienes fueron más discretos y silenciosos en sus celebraciones.


  • Archivo y Ediciones
    anteriores
    Escríbanos
    Envíe un
    fax gratis
    Servicios
    Avisos
    Económicos

    Agenda
    Actualidad nacional
    Asesinato Parmenio Medina
    Opine
    Vote por su favorito de Betty, la fea
    Comunicación adolescentes y adultos
    Lista de foros
    Chat
    Escríbales a diputados
    Nuestros servicios
    Noticias agenda digital
    Última hora por email
    Deportes
    Copa América 2001
    •Resultado encuestas pronósticos partidos hexagonal
    •Vídeos goles Costa Rica
    Educación
    Campaña lectura
    Fechas históricas
    Lectura 10
    Tribuna del idioma
    Columna Raíces
    Hogar y moda
    Mejor de Cocina Creativa
    Recetas de carnes
    Recetas de postres
    Recetas cocina francesa
    Moda, decoración y belleza
    Leyes e informes
    Informe cáncer en Costa Rica
    Libertad de prensa
    Proyecto ley de medios para ampliar libertad expresión
    Sitio libertad prensa
    Encuesta acceso a información
    Condena periodista costarricense
    Pasatiempos
    Tiras cómicas
    Sitios de interés

    Sitios Costa Rica
    Tecnología

    Tecnoavances


    © 2001. LA NACION S.A. El contenido de Nacion.com no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com