Lunes 15 de diciembre, 2003. San José, Costa Rica.
documentos,leyes,proyectos,informes,estudios,fallos,reglamentos,decretos,encuestas,deportes,educacion,cocina,politica,salud,historia,fotos,tecnologia,video,audio,navidad,libertad.de.prensa.y.expresion,moda,servicios.nacion.com Suplemento Cultural Áncora Estación 21 Metro Cuadrado Revista Dominical Teleguía Tiempo Libre Zurquí Secciones Suplementos
Portada

Obituario

La Gaceta en breve

Diario Oficial La Gaceta

Teléfonos de Emergencia

Noticias Opinión:

Editorial

El dictador cautivo

• La captura de Sadam Husein abre grandes esperanzas para Iraq

Fueron varios meses de búsqueda incesante, marcados por la incertidumbre y desafiados por resistencia y actos de violencia. Pero el sábado, al fin, el exdictador de Iraq, Sadam Husein, fue capturado vivo, y sin necesidad de disparar un tiro, en un escondite a 30 kilómetros de su ciudad natal, Tikrit, durante la certera operación “Amanecer Rojo”, de la Cuarta División de Infantería estadounidense, al mando del general Raymond Odierno.

El todopoderoso y sanguinario hombre de 66 años que, por casi un cuarto de siglo, controló su país de manera implacable, peleó contra sus vecinos, desafió a Naciones Unidas, practicó el genocidio, sembró el terror entre la población e hizo todo lo posible por evitar la vuelta a la normalidad tras la invasión de Estados Unidos, es hoy un prisionero a disposición de la justicia. Aún no se sabe, con certeza, cuál será la instancia para juzgarlo: si el Tribunal Especial contra Crímenes de Guerra, creado el miércoles por el Consejo de Gobierno de Iraq, o algún otro cuerpo judicial. Pero existe la certeza de que no habrá impunidad para sus crímenes.

Más importante aún, la captura de Husein marca el fin definitivo de su régimen. Con él se hunde su partido Baath, desaparece la principal fuente de estímulo y financiamiento para las acciones terroristas o guerrilleras de sus expartidarios y se replantea favorablemente el escenario futuro del país. Por esto, asistimos hoy, simbólicamente, a la vuelta de hoja de un período funesto en la historia iraquí y a la apertura de una mayor opción de esperanza para el futuro. No en balde tanto la mayoría de los iraquíes, como los principales dirigentes mundiales, han dado una jubilosa bienvenida al desenlace. El primer ministro británico, Tony Blair, resumió ese estado de ánimo al expresar la esperanza de que “su captura traiga unidad, reconciliación y paz para toda la población de Iraq”. Nos unimos a ese sentimiento.

Sin embargo, este indudable éxito no quiere decir que el camino aún por recorrer en Iraq sea sencillo; al contrario: los mayores desafíos para convertirlo en un país soberano, próspero y democrático están pendientes, y los riesgos de retroceso no deben menospreciarse.

Entre los desafíos se destacan un pleno restablecimiento del orden público; el control de los grupos insurgentes; la reconstrucción de la infraestructura, severamente dañada por la guerra y la falta de inversión durante los últimos años; la reactivación económica, y la transferencia plena de la soberanía y el poder a un Gobierno iraquí elegido democráticamente.

Entre los riesgos se cuentan las profundas divisiones étnico-religiosas del país –que se hunden en las profundidades de la historia–, su falta de cultura democrática, los renovados ímpetus del fundamentalismo musulmán chiita, el impacto del terrorismo internacional y la inestabilidad de algunos de sus vecinos. A esto se unen la escasa legitimidad y capacidad administrativa de las autoridades locales nombradas por Estados Unidos y las dificultades para dar un carácter realmente multinacional a la presencia foránea en Iraq.

En su discurso con motivo de la captura del exdictador, el presidente estadounidense, George Bush, fue claro en reiterar sus intenciones de colaborar en el surgimiento de un Iraq libre e independiente, que implique bienestar para su población. No dudamos de este objetivo, pero creemos que, para mejorar las posibilidades de alcanzarlo, Estados Unidos deberá buscar una reconciliación más plena con la comunidad internacional y con la compleja sociedad iraquí. Con Husein finalmente tras las rejas, también este proceso podrá facilitarse. Esperamos que la nueva ventana de esperanza y oportunidad que se abre redunde pronto en mejores resultados.


Archivo y Ediciones anteriores
Última hora por email
Noticias en Celular GSM
Emails de Redacción
Envíe un fax gratis
Servicios
Avisos Económicos
Infórmese en su Agenda digital
Chats



Agenda
Nacionales
Metro Cuadrado
Foro sobre TLC Centroamérica - EE.UU.
Foro sobre seguridad en Costa Rica
Informe sobre desarrollo humano 2003
Promociones
Reglamento público del concurso "Compras Promoetiquetas" del diario La Nación
Reglamento de la promoción para suscripciones al Periódico: La Nación "Libros de Coelho"
Educación
Fascículo Aula Verde: ecología para niños
Fechas históricas
Tribuna idioma
Columna Raíces
Deportes
Campeonato Fórmula 1
Mundial Sub-17 Finlandia 2003
Tour de Francia 2003
Deporte Aventura
Belleza, hogar y moda
Especial Miss Costa Rica 2004
Recetarios
Salud!: Pinchazo de belleza
Pasatiempos
Cinemanía
Sitios de interés
Sitios web de Costa Rica
50 de los sitios ticos más populares de Internet
Libertad de prensa
Sitio Libertad prensa y expresión



© 2003. LA NACION S.A. El contenido de nacion.com no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com