Lunes 10 de febrero, 2003. San José, Costa Rica.
Teleguía Teleguía Secciones Suplementos
Portada
Mapa del sitio
Si tiene alguna sugerencia o comentario sobre esta noticia, escriba a nuestros redactores.

Obituario

La Gaceta en breve

Diario Oficial La Gaceta

Tiras cómicas

Teléfonos de Emergencia

Noticias Opinión:

Una situación positiva

• El encuentro de don Abel, don Óscar y don Rodrigo

Jorge Rossi Chavarría
Exvicepresidente de la República

Hubo una noticia que debe haber causado un impacto positivo en la opinión pública, sobre todo en los ciudadanos que se interesan por el destino político del país. Me refiero a la visita del presidente de la República al expresidente doctor Óscar Arias y la noticia concomitante de que el doctor Pacheco ha nombrado como asesor permanente suyo al licenciado Rodrigo Arias Sánchez.

Dentro de la vida pública nuestra, tan llena de confrontaciones, suspicacias y pugnas de inspiración radical partidaria, y las rivalidades internas en los partidos tradicionales, ese acontecimiento tiene, a mi juicio, un inmenso valor.

Actitud ejemplar. Sin analizar en detalle el cuadro político en que se formó y desenvuelve el actual gobierno, la relación amistosa, la voluntad de cooperar expresada por personas de tal relevancia política en sectores ajenos al gobierno, como son los respetables hermanos Arias Sánchez, debe ser ejemplar para la formación de criterios y actitudes que han de asumir los dirigente de partidos políticos ajenos al gobierno actual.

La especial naturaleza política que tiene el gobierno de don Abel –sin analizarla aquí pues bien conocida es de la opinión pública– debe inducir a todos los ciudadanos a pensar y actuar de manera que se facilite la ejecución de planes y medidas oficiales que favorezcan al país en todas las formas posibles, sin recelos ni resquemores interpartidistas, en pos de resolver o aminorar los graves problemas que afectan al país y amenazan su futuro.

Respeto y objetividad. Las próximas campañas políticas conformarían así ambientes dentro de los que priven valores como el respeto a los adversarios, la objetividad entre los juicios y planteamientos, y relaciones humanas tan cordiales y alentadoras para la vida política como fue el cálido ambiente en que don Óscar y don Rodrigo invitaron al presidente Pacheco y le expresaron la voluntad de colaborar con el gobierno en provecho nacional, sin consideraciones partidistas de fanatismos o personalismo.

Es de esperar que Dios inspire en ese modo positivo a nuestros más destacados dirigentes y que no haya más comentarios negativos y escépticos, como el que apareció un domingo en La Nación, curiosamente salido de la mente y la pluma de un comentarista que hasta ahora se ha expresado en términos más objetivos y positivos al analizar situaciones del momento político.


Archivo y Ediciones
anteriores
Última hora por email
Escríbanos
Envíe un
fax gratis
Servicios
Avisos
Económicos
Noticias en
Agenda digital
Chats

Agenda
Nacionales
Consulta ganadores Alcaldes 2002
Leyes e informes
Lista leyes y proyectos
Educación
Fechas históricas
Tribuna idioma
Columna Raíces
Deportes


Mundial 2002
Belleza, hogar y moda
Especial Miss Costa Rica 2003
Suplemento Salud
Moda, decoración y belleza
Pasatiempos
Tiras cómicas
Cinemanía
Sitios de interés
Sitios Costa Rica
Libertad de prensa
Sitio Libertad prensa y expresión



© 2003. LA NACION S.A. El contenido de nacion.com no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com