Viernes 11 de julio, 2003. San José, Costa Rica.
documentos,leyes,proyectos,informes,estudios,fallos,reglamentos,decretos,encuestas,deportes,educacion,cocina,politica,salud,historia,fotos,tecnologia,video,audio,navidad,libertad.de.prensa.y.expresion,moda,servicios.nacion.com Teleguía Teleguía Secciones Suplementos
Portada
Mapa del sitio
Si tiene alguna sugerencia o comentario sobre esta noticia, escriba a nuestros redactores.

Páginas amarillas

Nombre del Negocio

(o) Categoría



¿Al margen de la solución que tomen las autoridades para la reposición de clases tras la huelga de educadores, apoyaría usted la aplicación de 200 días lectivos en este año?

Email:
Si
No
Ver resultados

Obituario

La Gaceta en breve

Diario Oficial La Gaceta

Noticias Nacionales:

DEVASTADOS. Los vecinos de Quesada Durán reaccionaron con tristeza cuando se supo que el cuerpo de la niña había sido encontrado.
Carlos González / LA NACIÓN


Cuerpo apareció enterrado en fosa bajo un piso

Niña fue llevada hacia una trampa mortal

• Un sospechoso reprodujo crimen cometido en 1983

Otto Vargas M. Y Rónald Moya
ovargas@nacion.com
Redactores de La Nación

Ofreciéndole regalar un conejo, un hombre atrajo hasta su casa a la niña Katia Vanesa González Juárez. El cadáver de la menor fue encontrado ayer debajo del piso de la vivienda, en barrio Quesada Durán, San José.

Un hombre de apellido Sánchez, de 37 años, y otro apellidado Delgado –dueño de la casa– fueron detenidos por la Policía como posibles responsables del crimen.

La pequeña, de ocho años, desapareció el viernes anterior.

Además:

  • Un cuento de conejitos y bananos
  • Tres ataques contra niños en 20 años
  • ¿Dónde están?
  • La vÍctima
  • Piden aumentar penas a los abusadores de niños

    Fotos/Infos

  • Fosa escondía el secreto
  • Sánchez repitió el patrón de un homicidio ocurrido 20 años atrás en Heredia, lo cual guió al OIJ hasta la guarida donde estaba enterrado el cadáver de Katia Vanesa González.

    El homicidio produjo peticiones para aumentar las penas a quienes abusan de los menores.

    Aquel no solo engañó a la víctima con el ofrecimiento de un conejo –mismo timo empleado en 1992, durante un intento de violación–, sino que habría ocultado el cuerpo en circunstancias similares a un homicidio que cometió en 1983, confirmó el director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Jorge Rojas.

    El día de la desaparición, Sánchez clamó por una bicicleta para buscarla y el miércoles ayudó a la madre a pegar volantes que pedían información.

    Los agentes también detuvieron a Delgado, de 51 años, dueño de la casa donde yacía la escolar.

    Debajo del piso



    Los restos de la menor estaban debajo del piso de madera de la única habitación, en una fosa de unos 50 centímetros.

    Vestía el traje de baño que llevaba, bajo su ropa, el día de la desaparición, hoy hace una semana.

    Como no presentaba signos de violencia externa, las autoridades presumen que pudo haber fallecido por asfixia el mismo día que la retuvieron.

    CASERO
    Dueño de casa habría guardado silencio

    La escolar salió de su casa con el pretexto de recoger un cuaderno, pero en realidad iba tras el conejo que, desde un mes antes, el sospechoso le ofrecía, puntualizó el director del OIJ.

    Otros niños, según Rojas, también entraron a esa casa en busca de la mascota, entre estas una pequeña cuya madre logró rescatarla.

    El día de la desaparición, Katia invitó a una amiga a ir en busca del conejo, pero la otra niña no obtuvo el permiso de su madre.

    A sabiendas de que el rastro se perdía en esa casa y de que Sánchez arrastraba antecedentes por el crimen de una niña –en 1983–, el OIJ decidió allanarla.

    Pretendía hacerlo el martes, pero la fiscalía programó la acción para ayer.

    “Estábamos frente al perfil de un posible pedófilo; una persona con un comportamiento extraño y con antecedentes de haber enterrado (años antes) a una víctima”, reiteró Rojas.

    En cuanto a Delgado, el jefe policial dijo: “Es casi imposible que no se diera cuenta del trabajo que se hizo para esconderla”.

    Carlos Carvajal, un vecino, notó a Delgado diferente, un día antes del allanamiento.

    “Lo noté muy nervioso. No era la misma reacción de saludos anteriores. Se veía preocupado”, declaró.


    Un cuento de conejitos y bananos

    Rónald Moya
    rmoya@nacion.com

    El ofrecimiento de bananos y conejos a los niños no fue más que un ardid para atraerlos hacia la casa donde ayer apareció enterrada Katia Vanesa González.

    Su rastro se perdió el viernes 4 de julio, pero solo una semana antes, el principal sospechoso de su muerte –de apellido Sánchez– también llevó a su casa a dos niñas, de cinco y tres años, hijas de un matrimonio de peruanos que vive a 25 metros.

    La señora, cuya identidad se reserva por seguridad, contó a La Nación , que ella regresaba a su casa con sus hijas tras efectuar compras en un supermercado.

    Relató que cuando pasaba cerca de la casa de Sánchez, este se encontraba sentado en un pequeño muro.

    Dijo que venía muy cansada y que puso algunas bolsas al suelo para acomodar los paquetes.

    Sin que ella se diera cuenta, el hombre llamó a la mayor de sus hijas y le dijo que entrara a la casa para “darle un banano”.

    La chiquita fue por la fruta, siguiendo al hombre. Detrás también caminó la menor de las hermanas.

    La madre, que se hallaba acomodando los paquetes, no se percató del ingreso de las niñas a la vivienda.

    Sin embargo, segundos después, fue alertada por una vecina quien le dijo que las menores estaban en la casa de Sánchez.

    Entonces, la peruana corrió a la casa del individuo y tocó la puerta.

    En ese momento, las niñas salían acompañadas de Sánchez. Traían en su mano un banano.

    Al parecer, ya dentro de la casa, el hombre les ofreció a las niñas “un conejito” si volvían, pero estas no lo hicieron, alertadas por su madre.

    Solo ocho años atrás, en 1992, la sobrina de otra vecina de esa barriada josefina fue llamada por Sánchez para que recogiera un conejito.

    Supuestamente, el hombre le dijo a la menor de apellido Jiménez que el conejo estaba en el patio de su casa.

    La chiquita fue a retirarlo.

    Al parecer, Sánchez intentó abusar de ella, pero la menor se le escabulló.

    Aunque fue denunciado, las autoridades no aportaron pruebas contundentes y el caso terminó con sobreseimiento a favor del denunciado.

    Todo parece indicar que a Katia González también le ofreció un conejito. Solo que en este caso el ofrecimiento se convirtió en una trampa mortal.




    Tres ataques contra niños en 20 años

    Otto Vargas M.
    ovargas@nacion.com

    La comunidad herediana enmudeció en noviembre de 1983, cuando Sánchez –para entonces un joven de 17 años, originario de Guanacaste– dio muerte a una colegial de 13 años.

    La víctima, Sonia Lizette Ríos Duarte, apareció enterrada bajo las gradas de una casa en Los Lagos de Heredia, de acuerdo con los archivos policiales.

    Por ese caso, el hombre detenido ayer en barrio Quesada Durán –San José– purgó menos de un año de prisión, pues en abril de 1984 se fugó de la cárcel juvenil.

    El 22 de julio de ese año quedó exento del castigo. La vieja legislación lo eximió al llegar a la mayoría de edad.

    Volvió a las andadas en 1992. Para ese año, habitaba en el distrito de San Sebastián, San José. La víctima, una vecina de Hatillo, tenía 13 años cuando aceptó la invitación para “recoger un conejo”, destacó el director del OIJ, Jorge Rojas.

    FUGA
    Sospechoso escapó de una cárcel juvenil

    Aunque tenía cinta adhesiva para taparle la boca, la muchacha, de apellido Prado, logró pedir auxilio y atrajo la atención de un vecino.

    El Juzgado de Instrucción de Hatillo –San José– dictó, siete meses después, un sobreseimiento por falta de pruebas, actuación judicial que ratificó, el 8 de junio de 1994, al concederle un sobreseimiento obligatorio.

    El tercer ataque, con saldo fatal, lo habría cometido contra Katia Vanesa González.

    Pero, a lo largo del tiempo, ese hombre, conocido como Tres Naranjas y quien de forma ocasional laboraba como chofer, ha enfrentado otras causas.

    El archivo policial da cuenta de otras fechorías como estafa (1985) y robo (1986), causa por la que estuvo encarcelado.

    Rara vez ha tenido domicilio fijo. Desde hace unos cinco años vivía en la casa donde apareció enterrada Katia González.

    Antes lo hizo en cuartos de alquiler en San José y también lo ha hecho en otras provincias.

    Vieja marca



    El otro detenido, Delgado, ha sido pasado ante la autoridad judicial por desacato, hurto simple, actos deshonestos, vagancia, favorecimiento real y agresión, de acuerdo con voceros del Ministerio de Seguridad Pública.

    Su familia tiene más de 44 años de residir en Quesada Durán. Hace 12 años heredó la casa donde tuvo lugar el crimen, propiedad que quedó a su cargo tras el fallecimiento de su madre.

    Los vecinos lo conocen como un hombre tranquilo que se gana la vida con la venta de ropa.

    La Policía desprenderá el piso de la vivienda en busca de nuevas evidencias, pues la ropa de la escolar sigue sin aparecer.


    ¿Dónde están?

    • Hay otros niños que están desaparecidos:

    Wendolyn Blackshaw (8 años). Desapareció el 4 de agosto de 1989.

    Karen Arias (15 años). Sin rastro desde el 22 de julio del 2000, en Hatillo, San José.

    Abraham Otárola (13 años). El 31 de diciembre del 2000, en Pavas, San José.

    Francisco Sánchez, (6 años). El 28 de marzo del 2001, en Heredia.

    Jéssica Cristina Valverde (6 años).

    El 21 de febrero del 2002 en Desamparados, San José.

    Osvaldo Madrigal (4 años). El 4 de julio del 2002 en Desamparados. Apareció muerto ocho días después en la planta de El Brasil, en Santa Ana, San José.

    Emma Elizabeth Góngora (7 años). Desapareció el 29 de enero en la mañana en la finca Montealegre, en San Juan de La Unión, Cartago. Apareció muerta en el mismo lugar, en horas de la tarde.




    La vÍctima

    Katia Vanesa González murió a los 8 años de edad.

    Domicilio: vivía en condominios Zapotal, barrio Quesada Durán, San José.

    Hallazgo del cuerpo: 10 de julio, en una fosa.

    Desaparición: viernes 4 de julio.

    Padres: Keller González y Olga Juárez.


    Piden aumentar penas a los abusadores de niños

    Raquel Gólcher B.
    rgolcher@nacion.com
    Redactora de La Nación

    Autoridades de gobierno e instituciones relacionadas con la niñez pidieron ayer aumentar las penas a las personas que maltraten a los menores de edad.

    El Código Penal castiga con prisión de seis meses a dos años a quien sustraiga a un pequeño. En cambio, el castigo para el que robe un auto es de 15 años.

    Entre quienes pidieron penas más drásticas está Rosalía Gil, ministra de la Niñez.“Si viviéramos en un país donde se aceptara la pena de muerte, de seguro este tipo de sucesos se castigaría de tal manera”, comentó.

    Agregó que ayer mismo conversó con los diputados para que eleven los años de cárcel.

    “Si se pudieran 100 años... pero esto no se puede quedar así”, añadió la funcionaria.

    Por su parte, Bruce Harris, director de Casa Alianza para América Latina, dijo que no se ha aprendido de la experiencia de otros casos y países.

    “Seguimos con las mismas leyes débiles de siempre. Parece que en la Asamblea están más preocupados por los tamaños de sus oficinas que por la realidad de la niñez”, manifestó, vía telefónica, desde México.

    Estas preocupaciones también se sienten en la Sección Penal Juvenil del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

    “Lamentablemente, las penas son muy bajas. Además, debemos trabajar más en la prevención, es clave”, sostuvo Hugo Mesén, quien dirige esa división de la policía judicial.

    Todas estas instancias hicieron un llamado a los padres de familia a velar por la seguridad de sus hijos y no dejarlos solos, aunque sean durante pocos minutos y en áreas cercanas. También que promuevan el diálogo y realicen programas educativos.

    Este fue el mismo llamado que hizo el defensor de los Habitantes, José Manuel Echandi.


    Archivo y Ediciones
    anteriores
    Última hora por email
    Emails de Redacción
    Envíe un
    fax gratis
    Servicios
    Avisos
    Económicos
    Noticias en
    Agenda digital
    Chats

    Agenda
    Nacionales
    Tour de Francia
    Consulta ganadores Alcaldes 2002
    Leyes e informes
    Lista leyes y proyectos
    Educación
    Fechas históricas
    Tribuna idioma
    Columna Raíces
    Deportes

    Mundial 2002
    Belleza, hogar y moda
    Especial Miss Costa Rica 2003
    Suplemento Salud
    Moda, decoración y belleza
    Pasatiempos
    Tiras cómicas
    Cinemanía
    Sitios de interés
    Sitios Costa Rica
    Libertad de prensa
    Sitio Libertad prensa y expresión



    © 2003. LA NACION S.A. El contenido de nacion.com no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com