Viernes 23 de mayo, 2003. San José, Costa Rica.
documentos,leyes,proyectos,informes,estudios,fallos,reglamentos,decretos,encuestas,deportes,educacion,cocina,politica,salud,historia,fotos,tecnologia,video,audio,navidad,libertad.de.prensa.y.expresion,moda,servicios.nacion.com Teleguía Teleguía Secciones Suplementos
Portada
Mapa del sitio
Si tiene alguna sugerencia o comentario sobre esta noticia, escriba a nuestros redactores.

Juegos Nacionales Nicoya

Campeonato futbol

Tabla de posiciones del Campeonato de futbol

Historia de los mundiales

Copa Oro 2002

Vídeos goles Costa Rica

Vídeos de Claudia en 200 y 400 libre (medalla bronce en ambas)

Vídeos Costa Rica en Italia 90

Grandes Ligas

FIFA

NBA

Especiales

Tiempos de Selección

100 años de deportes

Equipo de porrismo de la UCR

Noticias Deportes:

En el siglo XXI. En la era de la Internet, la Liga domina el futbol costarricense: por primera vez en la historia cuenta con más títulos en el recuento total de clubes campeones ticos; además, sus cuatro cetros al hilo son la seguidilla de coronas más larga en su palmarés.
Carlos León / LA NACIÓN


Esta Liga hace historia

• Los ahora tetracampeones reclaman un lugar de privilegio entre los grandes equipos alajuelenses de todos los tiempos

Arnoldo Rivera J.
arivera@nacion.com
Redactor de La Nación

Liga Deportiva Alajuelense escribió el miércoles una página inédita y brillante de su historia: el tetracampeonato.

EN DEUDA
El plano internacional es el gran lunar de esta Liga que logró cuatro cetros

Esta proeza manuda solo cuenta con dos antecedentes en el futbol costarricense: Herediano (1930, 31, 32 y 33) y Saprissa (como parte de la cadena de seis títulos de 1972 a 1977).

El tetra le da el derecho a esta Liga –de principios del siglo XXI– de reclamar un puesto entre las grandes de la historia. Mas..., ¿será la mejor?

Además:

  • A la ofensiva
  • Años inolvidables
  • Columna Tinta rojinegra
  • Trabajadores
  • Muy unidos
  • Columna Tinta rojinegra
  • Muy estable
  • Juega bien
  • La comparación entre equipos de diferentes épocas es un ejercicio apasionante, polémico e inagotable en cualquier disciplina deportiva.

    Del pasado liguista surgen dos oncenas con méritos para reclamar un lugar en la cima del corazón futbolero.

    Una, la que obtuvo el tricampeonato de 1958, 1859 y 1960; otra, la que conquistó dos títulos en 1983 y 1984.

    “No puedo decir si esta (la de fines de los años 50) era mejor o no que la de ahora.

    “Es que todo depende de la época, ya que el futbol es el mismo pero lo que cambian son los jugadores”, comentó Carlos Alvarado, portero de aquellos tricampeones nacionales.

    Por qué sí, por qué no



    Este Alajuelense modelo 2003 botó la marca rojinegra de títulos al hilo, llegó al cetro con dos fechas de anticipación y por tercera vez en cuatro años no necesitó de una final para ganar el título.

    Para un club sobrado en el ámbito nacional, es la tarea fuera de las fronteras la que aparece como una asignatura pendiente.

    Aquí, aquellos tricampeones liguistas pueden sacar pecho, ya que en 1960 los alajuelenses se embarcaron en una aventura: la gira al mundo.

    Ese hecho –algo que hoy en día parece descabellado– y la calidad de los integrantes de aquel equipo lo pone como un candidato muy fuerte a ser el mejor de la historia manuda.

    Recordemos que ese tricampeonato (1958-59 60, hasta el miércoles la serie más larga de su palmarés) fue forjada con nombres ilustres del imaginario colectivo alajuelense: Carlos Alvarado, Isaías Macatre Esquivel, Juan Ulloa y Juan José Gámez, la inolvidable Hormiguita manuda .

    “Era un gran equipo con una enorme riqueza técnica que evolucionaba hacia un futbol moderno”, recordó, días atrás, el chileno Hugo Tassara, gestor de dos de aquellas tres coronas.

    “¡Y nacía para el futbol Juan José Gámez!”, agregó.

    Recordemos que Salvador Soto –el Indio Buroy , q. d. D. g.– fue el guía del primer campeonato.

    ¿Por qué citamos a la Liga de 1983 y 1984?

    Desde que se institucionalizó el jugar finales para definir el campeón –a partir de la temporada de 1977– este equipo fue el primero en el futbol tico en coronarse de manera automática.

    Estaba dotado de una riqueza técnica como pocos. Repase: Juan Cayasso, Óscar Ramírez, Marvin Álvarez, Álvaro Solano, Raquel Ledezma.

    Fue dirigido por tres técnicos costarricenses: Max Villalobos y Odir Jacques (en 1983) y Álvaro Grant McDonald (en 1984).

    “Sin querer quitarle méritos a nadie, la capacidad que cada jugador tenía nos ayudó a ser campeones”, expresó Luis Raquel Ledezma, lateral manudo de entonces.

    Tres Ligas de diferentes épocas, y todas hicieron palpitar fuerte –como otras que escapan a este artículo– el corazón de la grey manuda. ¿Escoge una?




    A la ofensiva

    “La Liga de aquel entonces se parecía a la de ahora porque jugaba de memoria, ya todos sabíamos cómo iba a alinear, era muy difícil que hubiera un cambio. Ese fue uno de los éxitos porque era un buen conjunto, que jugaba siempre a la ofensiva y era goleador.

    “No puedo decir si esta era mejor o no que ahora, todo depende de la época, ya que el futbol es el mismo pero lo que cambian son los jugadores”.

    Carlos Alvarado, portero


    Años inolvidables

    “Yo recibí un equipo formado que había sido campeón en 1958 con Buroy (Salvador Soto); la gira al mundo –en 1960– terminó de consolidarlo. Esa Liga tenía un estilo de juego directo, tal y como yo entendía el futbol y esa fue una oportunidad que se la agradeceré a Dios toda la vida.

    “Aquel era un equipo muy completo, que le dio a la Liga un campeonato inolvidable, que estaba en línea de un futbol moderno”.

    Hugo Tassara, técnico




    Columna Tinta rojinegra

    Roberto Chacón M.

    Cimientos alajuelenses



    La Liga es la institución deportiva más grande del país..., pero cuando nosotros llegamos en 1979 las cosas eran distintas.

    El equipo fue penúltimo, estaba lleno de deudas, no había estadio –era una gradería de madera para 1.200 personas–. Ahí empezó la lucha de un grupo de compañeros para cambiar.

    Crecimos hacia el cielo, en una tarea de cemento y varilla; no nos conformamos con poner graderías, porque un estadio es algo más que una cancha, por eso el Morera tiene dos aberturas –en el sector norte– porque unos consultores mexicanos nos lo aconsejaron así, nos dijeron que los estadios cerrados no son acogedores.

    Ese crecimiento fue posible gracias a la disposición que mostraron las hermanas Montealegre y el señor Carlos Espinoza para vender los terrenos necesarios.

    De esa forma, pudimos desarrollar la visión del ingeniero Carlos Bolaños, quien en 1940 compró los primeros terrenos.

    Si crecimos hacia arriba con el estadio, el contrato con canal 7 –René Picado dejó una huella imborrable en todos nosotros– nos permitió crecer en forma horizontal por todo el país.

    Hasta aquel entonces éramos un equipo de la ciudad, pero con la televisión nos metimos en todo lado.

    No dependíamos de la prensa porque la gente nos veía y no necesitábamos que escribieran bien o mal de nosotros. Además, el dinero que el canal nos giraba mensualmente nos permitió salir a flote.

    Hay otro punto que me interesa destacar: el aporte de los checos.

    Con ellos cambiamos en lo deportivo y se empezó a trabajar en serio: se entrenaba dos veces al día, teníamos comedor en el estadio y nutricionista, se inició la clínica con el doctor Josué Chacón.

    Cuando llegamos a la directiva teníamos algo más que un club y algo menos que una institución deportiva, pero con la ayuda de mis compañeros ahora es la más grande del país.

    La tarea la continuaron las siguientes juntas directivas.

    Expresidente de LDA, 1979-1986.




    Trabajadores

    (El de 1984) fue un grupo muy especial , que siempre estaba dispuesto al trabajo, muy disciplinado en lo personal y en lo deportivo, nunca ponían caras largas para trabajar. Ya habían sido campeones (en 1983) pero tenían el hambre para seguir siendo campeones, fuimos conjuntando un grupo muy bonito, muy difícil de vencer, eran talentosos, con una gran estabilidad”.

    Álvaro Grant Mac Donald, técnico.


    Muy unidos

    “Fuimos un grupo muy unido , esa sería la característica más destacable de la Liga que fue bicampeona en los años 1983 y 1984.

    “Teníamos una mentalidad muy fuerte para ser campeones, queríamos ser los mejores y eso nos hizo estar muy bien en la parte física, técnica y de unión de grupo.

    “Ese deseo y esa unión , junto con la capacidad de cada uno, nos hizo campeones”.

    Raquel Ledezma, lateral.




    Columna Tinta rojinegra

    Rafael Ortiz Fábrega

    La Liga del tetra



    Alcanzar cuatro campeonatos, de manera consecutiva por primera vez en la historia de nuestra querida Liga, es algo muy especial para todos los alajuelenses a lo largo y ancho del país.

    Es, sin duda alguna, atribuible a la mística, al empeño y trabajo de un gran equipo, unido en la búsqueda de la excelencia.

    Los pilares sobre los que se ha cimentado este proyecto parten de la visión integral que se tiene en la Liga de empresa deportiva planificada y eficiente, que incorpora los instrumentos de la gerencia moderna al futbol.

    Las finanzas sanas nos han permitido lograr estabilidad al interior del club y un crecimiento económico. Los ingresos se incrementaron cuatro veces en relación con el de hace cuatro años.

    Las ligas menores han sido una prioridad y los resultados saltan a la vista.

    La esencia de nuestros triunfos ha sido el trabajo en equipo; la seriedad y responsabilidad de los administrativos; la calidad y profesionalismo de nuestros jugadores y cuerpo técnico; el apoyo incondicional de la afición; la entrega y amor a nuestra institución de los colaboradores de comisiones y ligas menores; de la junta directiva para innovar y romper paradigmas en pro de lo mejor para Liga Deportiva Alajuelense.

    La gran recompensa es escuchar el grito: “¡Liga, Liga Tetracampeón!”.

    Presidente, Liga Deportiva Alajuelense.


    Muy estable

    “Estos cuatro títulos son una gran satisfacción porque uno siente que pasa a la historia del club, eso es bonito.

    “Es un triunfo que se comparte con todos porque es un esfuerzo de todos por igual.

    “Los títulos han llegado porque hemos sido un grupo que en estos cuatro años ha tenido mucha estabilidad”.

    Wílmer López, volante


    Juega bien

    “Por encima de todo, esta Liga juega bien al futbol , sabe respetar el espectáculo. Es un buen grupo, que tiene una buena actitud, pero al que ha costado cambiar algunos conceptos tácticos y del entrenamiento. Ellos han sacado un mayor provecho en el campo de juego. Eso sí, me gustaría ver, de pronto, un equipo mucho más rápido”.

    Jorge Luis Pinto, técnico.


    Archivo y Ediciones
    anteriores
    Última hora por email
    Emails de Redacción
    Envíe un
    fax gratis
    Servicios
    Avisos
    Económicos
    Noticias en
    Agenda digital
    Chats

    Agenda
    Nacionales
    Ruta al TLC
    Consulta ganadores Alcaldes 2002
    Leyes e informes
    Lista leyes y proyectos
    Educación
    Fechas históricas
    Tribuna idioma
    Columna Raíces
    Deportes


    Mundial 2002
    Belleza, hogar y moda
    Especial Miss Costa Rica 2003
    Suplemento Salud
    Moda, decoración y belleza
    Pasatiempos
    Tiras cómicas
    Cinemanía
    Sitios de interés
    Sitios Costa Rica
    Libertad de prensa
    Sitio Libertad prensa y expresión



    © 2003. LA NACION S.A. El contenido de nacion.com no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com